Sacos Térmicos para Microondas

¿Aún no conoces los sacos térmicos para calentar en microondas? te los presento. Son unas pequeñas bolsas de tela que pueden estar rellenas de semillas de lino, trigo, aceituna, cereza, arroz, bolas de arcilla etc que al calentarlas en el microondas u horno, desprenden un suave calor muy beneficioso para ciertas dolencias y tipos de dolores. También se pueden usar en frío. En realidad no es nada nuevo, nuestras abuelas seguro que usaban un saco térmico ya que se considera un remedio de “toda la vida” que no pasa de moda, eso sí, en la actualidad están volviendo a popularizarse entre personas de todas las edades, y no es de extrañar ya que son fáciles de usar, cómodos, naturales y muy efectivas para aliviar el dolor.

Los mejores sacos térmicos para microondas

¿Qué son y para qué sirve los sacos térmicos de microondas?


¿Qué son?


Este producto sencillo pero a la vez muy práctico está cambiando la forma de tratar los dolores ya que resultan muy beneficiosos para la salud cuando aplicamos la termoterapia. El saco térmico relleno de semillas es el complemento ideal en nuestro día a día, evitando la toma de medicamentos químicos mientras no sean completamente necesarios.

Los saquitos térmicos de semillas y flores aromáticas son tan seguros que los podremos usar para dormir y ponerlos dentro de nuestra cama en noches frías de invierno, incluso en la cuna de tu bebé sin correr ningún tipo de riesgo siempre que respetemos la temperatura adecuada.


¿Para qué sirven?


Los sacos térmicos rellenos de semillas y plantas aromáticas sirven como analgésicos y antiinflamatorios naturales. Además, mejoran la circulación sanguínea, ayudando así a que las recuperaciones de lesiones sean más rápidas. Todo esto de una forma sencilla y sin efectos secundarios, salvo el de mejorar el estado de ánimo.

Este efecto analgésico esta probado científicamente, y a modo de gran resumen, decirte que, al aplicar sobre nuestro cuerpo calor a 40ºC o más, se activan los receptores de calor, que a su vez, inhiben los receptores del dolor. Si además esto lo acompañas con el suave y agradable aroma de lavanda, tu estado de ánimo mejorará y es bien sabido que, con buen humor uno mejora su salud mucho más rápido.

Para aliviar distintos tipos de dolores, ya sean musculares, articulares, de huesos, dolor de cabeza o menstrual, debemos conocer los saquitos térmicos rellenos de semillas, estos utilizan las terapias de frío o calor para aliviar y reducir distintos tipos de dolencias. Conocer las alternativas a los fármacos para tratar los dolores es una estupenda forma de cuidarnos de forma natural y libre de químicos que pueden ser perjudiciales para nuestro organismo a corto, medio o largo plazo.

Gracias a las terapias alternativas para el tratamiento del dolor basadas en la aplicación localizada de calor o de frío en la zona dolorida, podremos reducir e incluso hacer desaparecer por completo esas pequeñas molestias y dolores que no nos dejan continuar con nuestro día a día. Los sacos térmicos son una excelente opción como remedio natural para aliviar cientos de dolores, ya sean dolores agudos, crónicos o circunstanciales producidos por algún golpe, tirón o contractura muscular. Sin duda los cojines de semillas terapéuticos son un remedio eficaz para tratar cualquier dolor.


¿Qué usos tienen?


A continuación te mostramos cuando usar el saco térmico tanto para la terapia de calor como en frío:

En calor:

  • Mejorar la circulación sanguínea
  • Relaja los músculos
  • Prepara los músculos para la actividad física
  • Disminuye la transmisión del dolor
  • Calienta los músculos previo a un masaje
  • Reduce los dolores por cólicos

En frío:

  • Contusiones
  • Tendinitis
  • Esguinces
  • Aliviar dolores
  • Reducir procesos inflamatorios
  • Liberar tensión de músculos y articulaciones



Beneficios para la salud de los sacos térmicos de semillas

  • Dolor cervical: Si pasas horas delante del ordenador o leyendo y no mantienes una buena postura, las cervicales se resienten y producen dolor, aplicando el saquito térmico caliente sobre la zona cervical, el músculo se relaja y el dolor desaparece totalmente.
  • Ciática: Para tratar el dolor se recomienda aplicar calor seco, los saquitos térmicos son ideales para esto, el aporte de calor directamente en una zona localizada, hace fluir mejor la sangre y esto ayuda a reducir la inflamación y el dolor.
  • Lumbalgia: Aplicando calor mediante el saco térmico de semillas, el músculo se relaja, llega más sangre a la zona permitiendo rebajar la inflamación y anular los receptores del dolor, por tanto, también es muy recomendable y útil usarlos en dolores lumbares.
  • Dolores articulares: Debido a artrosis o artritis, las articulaciones se vuelven rígidas y causan dolores fuertes. La aplicación de calor mediante sacos térmicos de semillas rebaja el dolor y mejora la circulación de la zona, evitando ciertas tomas de medicamentos.
  • Contractura muscular: Al realizar una actividad física intensa o un mal gesto se pueden producir pequeñas contracturas musculares que llegan a ser muy doloras y molestas. Si aplicas calor con la bolsa térmica de semillas haces que el músculo se relaje y que alivie el dolor, siempre usar calor cuando la zona no esté inflamada.
  • Cólicos y gases del bebé: El calor actúa principalmente inhibiendo los receptores del dolor, pero además, hace que la sangre fluya mejor, ayudando así a disipar los aires y por consiguiente, el hinchazón y malestar que producen los cólicos y gases sobre todo en bebés.
  • Dolor menstrual: Aplicando calor sobre la zona de los ovarios o riñones, la sangre circula mejor y los receptores del dolor se anulan. Los sacos térmicos son una excelente opción para remediar los dolores de regla, además regula la temperatura corporal.
  • Pre-masaje: Antes de dar un masaje relajante, es muy conveniente calentar la zona a tratar, por eso debes aplicar el saquito térmico de semillas durante al menos 10 minutos previos al masaje para relajar los músculos, calentarlos y así poder lograr mayor placer.
  • Antiinflamatorio natural: Para rebajar la inflamación después de un golpe, contusión o debido a un desgaste muscular, los sacos o cojines de semillas son una gran opción, tienes que usarlos en frío en la zona dolorida durante 15 minutos y notarás como el hinchazón remite.
  • Reducir la fiebre: Para tratar procesos febriles en bien sabido que el frío es un buen remedio complementario, para ello coloca el saco en la frente y verás su efecto en pocos minutos, no es un frío agresivo y su diseño anatómico permite colocarlo sobre la cara.
  • Pies cansados: Después de una larga jornada o una actividad física prolongada, nuestros pies pueden verse doloridos, para esto un saco térmico en frío y colocar las piernas hacia arriba hará que la inflamación de nuestros pies se reduzca y nos alivie el dolor.
  • Dolores de cabeza: Coloca el saco de semillas en frío justo en la nuca y notarás como la sangre fluye mejor hacia tu cabeza y automáticamente las migrañas y jaquecas desaparecerán y harán que nos sintamos mucho mejor gracias a este tratamiento.

¿Cómo usar los sacos térmicos para aliviar el dolor?

Termoterapia

  • Paso 1: Calentamos nuestro saco de semillas en nuestro microondas a máxima potencia entre 1:30 y 2 minutos dependiendo el tamaño.
  • Paso 2: Colocamos el saquito en la zona dolorida durante 15 o 20 minutos, sentiremos como nuestra musculatura se relaja y el dolor desaparece.
  • Paso 3: ¡Increíble! Los dolores desaparecen y automáticamente nos sentiremos mejor, podremos repetir el proceso todas las veces que queramos.

Crioterapia

  • Paso 1: Enfriamos nuestro saquito de semillas dentro de una bolsa en el congelador durante 2 horas aproximadamente previas al tratamiento en frío.
  • Paso 2: Colocamos el saco de semillas en la zona a tratar durante unos 12 o 15 minutos, sentiremos como la zona se deshincha gracias a la terapia de frío.
  • Paso 3: ¡Enhorabuena! Gracias a los efectos de la terapia de frío nuestros dolores e inflamación desaparecen, para mayor efectividad aplicar 3-4 veces al día.

Mejores semillas para rellenar los sacos térmicos

  • Semillas de lino: Sin duda la mejor opción, al ser pequeñas se adaptan perfectamente a cualquier zona del cuerpo, soportan muy bien el calor a altas temperaturas y tienen una excelente conservacióin en largos periodos de tiempo aportando beneficios para la salud.
  • Bolas de arcilla: Una opción muy recomendada y además natural, ya que la arcilla tiene propiedades caloríficas muy interesantes y puede aguantar el calor durante bastante tiempo, su tamaño es variable y podemos elegir aquel que mejor se adapte a nuestro cuerpo.
  • Semillas de trigo: Casi a la par que las semillas de lino ya que tienen un buen tamaño tanto en longitud como grosor, se adaptan a cualquier zona del cuerpo y aguantan perfectamente el calor aunque menos recomendadas debido a la peor conservación.
  • Huesos de cereza: Al tener un tamaño relativamente grande no acaban de adaptarse bien al cuerpo, sobre todo en zonas más pequeñas como articulaciones etc, además son huesos bastante duros con lo cual pueden ejercer demasiada presión en la zona dolorida y dañarla aún más.
  • Huesos de aceituna: Al igual que ocurre con los huesos de cereza son bastante molestos si los usamos en la zona lumbar o en la espalda ya que los huesos de aceituna son bastante duros.
  • Semillas de mijo: Este tipo de semillas tienen la ventaja de que, al ser pequeñas, se adaptan muy bien a la zona corporal que queramos tratar, el problema es que pierden la calor rápidamente y debemos estar calentándolas repetidas veces para que hagan su efecto.
  • Arroz: Este tipo de semillas son bastante menos utilizadas que las anteriores aunque nunca viene mal mencionarlas, cabe decir que al usar el arroz como relleno, el saco desprende un olor bastante desagradable, además suelen crecer pequeños bichitos entre estos granos si no se utilizan con regularidad.

Alternativas a los sacos para calentar en microondas

  • Bolsas de gel frío/calor: Son el método para aplicar frío más utilizado por los deportistas. Tal vez sea por la comodidad de transportarlos de un lado a otro y también por su facilidad de uso y de mantenimiento, son fáciles de ver en instalaciones deportivas, campos de fútbol y de tenis, en gimnasios y farmacias. Estas bolsas están rellenas de gel no tóxico que impiden que se congele a bajas temperaturas para que nos pueda aportar frío sin quemarnos la piel. En cuanto a su uso en calor, cada ves son más comunes las que se pueden calentar en el microondas y esto le da un plus de versatilidad que hace que, junto a los sacos de semillas para microondas, sean una muy buena elección para aplicar las terapias de calor y frío.
  • Manta eléctrica: Como ya nos viene indicando su nombre, este tipo de producto para aplicar calor en el cuerpo tiene el aspecto de una manta. Los tamaños varían mucho, desde las más habituales que suelen ser de la medida de un trapo, hasta mantas que ocupan camas enteras. Las mantas de calor eléctricas gozan de su popularidad y se han hecho un hueco en muchas casas, pero si lo que vas buscando es alivio del dolor, más que bienestar, quizás el calor que proporcionan estas no sea suficiente. Además, si te quedas dormido, siempre es menos recomendable hacerlo enchufado a la red eléctrica.
  • Bolsa de agua: Seguro que te pasa que, aunque nunca hayas utilizado una ni la hayas visto en casa de tus familiares, si te dicen botella de agua caliente, te viene a la cabeza la misma imagen que a mí, y es que este producto usado para termoterapia, o más bien, para aportar calor, ha tenido mucha visualización en catálogos, películas, series etcétera y comúnmente se ha visto utilizándolo para calentar la cama, los pies y para dolores menstruales. El motivo por el cual el saco térmico ha reemplazado el uso de las botellas agua caliente, es porque en caso de fuga, existe riesgo de quemaduras por el derrame de agua muy caliente. Con el agua puedes sufrir graves quemaduras en la piel.

F.A.Q: Preguntas frecuentes


¿Se pueden lavar los sacos de semillas terapéuticos para microondas?


Por supuesto que sí se pueden lavar, pero sólo la funda exterior. Todos nuestros diseños llevan dos fundas, una interior y otra exterior, para que puedas lavar sin problema la funda exterior del saco térmico sin temor a mojar las semillas y flores que lleva en su funda interior. Simplemente sacando la funda exterior lo tendrás siempre limpio y listo para usar.

Al ser tela 100% algodón no tiene mucho misterio el lavado, ya que se trata de una fibra sencilla de tratar y muy resistente a los lavados, tanto a mano como a máquina. Puedes elegir entre agua caliente o fría cuando vayas a lavar la funda, pero si la temperatura que usas es muy alta (más de 60º) puede perder color y encoger un poco, se recomienda temperaturas no superiores a 40ºC.


¿Por qué el aroma a lavanda de los sacos de semillas es tan beneficioso?


Uno de los puntos fuertes de los sacos de semillas es que van acompañado de lavanda, la reina de la aromaterapia, la cual contiene en sus flores un aceite esencial usado para calmar y relajar. El aceite esencial, al ser volátil, hace que sea fácil de inhalar y nos podamos beneficiar de su aroma y principios activos.

Se ha demostrado que la aromaterapia, sobre todo con la lavanda, nos ayudará a mejorar el humor y conseguir una relajación plena. Gracias al cuidado en cada detalle en el proceso de fabricación de los sacos térmicos con flores aromáticas, conseguimos un producto de máxima calidad, artesanal y duradero, para que lo podamos disfrutar por años.


¿Qué riesgos y peligros existen al usar una bolsa de trigo para microondas?


Si comparamos los riesgos que puedan existir en un cojín de semillas, frente a los que pueden ocurrir en las alternativas que hemos mencionado arriba, los primeros tienen muy pocos riesgos, ya que al no tener componentes eléctricos ni líquidos a altas temperaturas, el riesgo de quemaduras es prácticamente cero, siempre que tu sensibilidad al frío y al calor te permita valorar la temperatura adecuada.

Pero, si por ejemplo estás pensando en una persona con diabetes que no tiene mucha sensibilidad en los pies y las manos, no tienes por qué preocuparte, ya que si se siguen las recomendaciones de uso, como son los tiempos de calentamiento que vienen definidos en cada producto, no habrá que preocuparse, ya que, el calor que guardarán las semillas será el adecuado para aportar calor y efecto analgésico, y este calor irá gradualmente disminuyendo hasta quedar a temperatura ambiente en torno a los 25-40 minutos.


¿Existen contraindicaciones en el uso de los sacos de semillas?


Siempre es interesante conocer cuándo no es recomendable utilizar el calor porque, si es cierto que es una terapia natural que sirve para múltiples afecciones, hay momentos en que está contraindicado su uso. El calor no está permitido aplicarlo, por ejemplo en heridas abiertas, en procesos inflamatorios agudas, como por ejemplo un esguince o un traumatismo, ya que en estos casos, lo indicado es el frío para reducir la presión sanguínea en la zona y que la inflamación se reduzca.

Si la persona que va a aplicarse calor en el cuerpo sufre de alteraciones en la sensibilidad, puede ser contraproducente ya que no notará si está demasiado caliente y podrá sufrir quemaduras. Para evitar todo esto, lo más recomendable es seguir las instrucciones de cada producto y utilizar las terapias de frío y calor por unos 20-25 minutos. Tampoco debe aplicarse calor sobre las barrigas de mujeres embarazadas, pero si es posible aplicar calor en la zona lumbar sin ningún inconveniente.


¿Qué alternativas hay a los sacos térmicos y cuál es la mejor opción?


Una de las finalidades del uso de los sacos térmicos de semillas es la del uso de la termoterapia, que no es más que aprovechar el calor con fines terapéuticos, en su mayoría, fines analgésicos. Para que el calor proporcione el alivio y la ayuda que necesitamos, y se considere como un remedio eficaz, debe de aplicarse a una temperatura superior a la que fisiológicamente o de manera natural tenemos en el cuerpo, que son 36-37ºC. Por tanto, para poder beneficiarnos de la termoterapia, el producto que empleemos para aplicar calor sobre nuestro cuerpo debería de estar como mínimo a 40ºC o más.

Mejores guías, tutoriales y trucos



Comprar sacos térmicos para microondas baratos

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00