¿Cómo usar los sacos de semillas para microondas en personas mayores con artritis?

Las enfermedades reumáticas son dolencias musculoesqueléticos muy frecuentes en personas mayores. Estas producen síntomas dolorosos a nivel de las articulaciones que resultan muy molestas. Entre los tipos de artritis en personas mayores más comunes se encuentran la artritis reumatoidea, artrosis y osteoartritis.

Estas patologías tienden a generar un mayor consumo de medicamentos para mejorar la inflamación y el dolor. En la búsqueda de alternativas de tratamientos que disminuyan el consumo de fármacos y evitar los efectos adversos y complicaciones médicas han surgido los sacos de semillas para microondas como una estupenda alternativa. A continuación, te hablaremos de sus beneficios y cómo usarlos correctamente.

¿Cuáles son los beneficios de aplicar calor para aliviar el dolor articular por artritis?

¿Cuáles son los beneficios de aplicar calor para aliviar el dolor articular por artritis?

El uso del calor es la forma más sencilla para aliviar los dolores e inflamación por artritis, osteoartritis y artrosis. Aunque estas patologías tienen orígenes diferentes, las manifestaciones clínicas suelen ser las mismas. Son padecimientos crónicos que responden muy bien a la aplicación de la termoterapia de forma local.

Para que entiendas mejor sobre la termoterapia, te explicaremos con más detalle los beneficios del calor en estas patologías:

Reduce la inflamación

La artritis, osteoartritis y artrosis pueden generar mucha rigidez y como consecuencia, las personas llegan a sentir mucho dolor e inflamación. Con la aplicación de calor de forma local se consigue un mejor aporte sanguíneo en la zona. Esto contribuye a una mejor oxigenación de los tejidos lo que garantiza una mejor función de ellos. El oxígeno logra una aceleración de los procesos de recuperación, por lo tanto, existe una mejoría en la reducción del dolor y la inflamación.

Mejora la elasticidad

Cuando se aplica calor en una articulación, los tejidos sufren una distención que mejora considerablemente la elasticidad de los tendones y ligamentos. Esto es un gran beneficio para las personas que sufren artritis, osteoartritis o artrosis porque, por lo general presentan mucha rigidez. Cuando se aplica el calor de forma correcta, la movilidad articular puede aumentar favorablemente y de forma gradual.

Existe recuperación de los tejidos

Se ha comprobado que el aporte de oxigeno que provoca el calor a nivel articular mejora muchas funciones de las estructuras articulares. Recordemos que en cualquiera de las formas de artritis existe un daño considerable a nivel del cartílago intraarticular. También los ligamentos y los tendones sufren daño debido al exceso de inflamación de forma recurrente.

Cuando se aplica calor de manera controlada en las zonas doloridas se aumenta el flujo de sangre y con esto llegan muchos micronutrientes. Esto permite que internamente el cartílago pueda regenerarse paulatinamente y la articulación mejore. También los tendones y ligamentos mejoran sus estructuras dañadas.

Efectos sedantes y analgésicos

El aumento del aporte de oxígeno que genera el calor a nivel del aparato neuromuscular inhibe algunas funciones de los nervios. De esta forma se mejora la sensación de dolor en las articulaciones, ya que funciona como un sedante y analgésico. Al disminuir la sensación de dolor, nuestro estado de ánimo mejora, se aumenta la movilidad en las articulaciones y en general, nos sentimos mejor.

¿Qué debemos tener en cuenta al usar sacos térmicos con personas mayores con enfermedades reumatoides?

¿Qué debemos tener en cuenta al usar sacos térmicos con personas mayores con enfermedades reumatoides?

Si bien es cierto que la aplicación del calor en personas mayores con enfermedades reumatoides es muy beneficiosa, hay que tener ciertos cuidados. Se deben seguir ciertas recomendaciones para evitar daños mayores o complicaciones del cuadro inflamatorio.

Nunca aplicar sobre piel inflamada

La artritis y la osteoartritis suelen generar crisis inflamatorias que pueden manifestarse a nivel de la piel circundante a la articulación. En este caso está contraindicada la aplicación de sacos térmicos calientes porque puede generar mucha más inflamación y complicar los síntomas.

Cuidado con la piel

Nuestros sacos térmicos pueden ser colocados directamente sobre la piel sin tener ningún peligro para el paciente, esto es debido a que están fabricados en tela de algodón 100%, este tipo de tejido es transpirable, natural y muy resistente a altas temperaturas, lo que lo hacen ideal para transmitir el calor sin producir quemaduras.

Si bien es cierto que la piel de los ancianos es mucho más delgada y frágil que en personas jóvenes y por lo tanto puede dañarse con más facilidad. Por eso debemos controlar la temperatura de los sacos térmicos una vez los hayamos calentado para comprobar que no estén demasiado calientes y puedan dañar la fina piel de las personas de edad avanzada.

Hay que mantenerlos más hidratados

Los ancianos no tienen buen manejo de los líquidos corporales, por lo tanto suelen tener menos sensación de sed. También pueden perder más líquidos por la piel cuando se aplica calor, por eso hay que mantenerlos muy bien hidratados. En caso de no prestar atención a esto, pueden llegar a deshidratarse con mayor facilidad.

Pueden producirse quemaduras

Aunque la mayoría de los ancianos presentan mayor sensibilidad al calor, en otros pueden ser todo lo contrario. Algunas personas mayores tienen menor sensibilidad al calor y si no hay control de la temperatura se pueden generar quemaduras.

¿Cuáles son los mejores sacos térmicos de semillas para la artritis en manos, muñecas, codos y rodillas?

En el mercado existen muchas opciones para realizar de forma más fácil y cómoda las terapias de calor a nivel articular. Los sacos térmicos de semillas son muy útiles y debido a sus amplias formas pueden usarse en manos, muñecas, codos y rodillas. Por eso hemos realizado una selección con los modelos que mejor se adaptan a estas patologías:

Cojín térmico de semillas para dolor de articulaciones

Este producto se trata de un cojín especialmente diseñado para articulaciones ya que tiene un diseño más anatómico. Gracias a su cinta elástica de sujeción puede adaptarse a cualquier parte, incluyendo hombros, codos, manos, rodillas y tobillos. En su interior tienen semillas de trigo y flores de lavanda que concentran el calor y garantizan una mejoría rápida del dolor.

Manoplas y guantes de artritis para calentar en microondas

Estos sacos de semillas son especialmente diseñados para usarse en las manos y por eso tienen forma de manoplas. Son ideales para articulaciones de la muñeca rígidas y dolorosas como en la artritis, artrosis y síndrome de túnel carpiano. Las semillas de trigo y flores de lavanda se reparten muy bien en la manopla para garantizar su efecto las manos.

Zapatillas térmicas para microondas

Se trata de un artículo revolucionario, muy novedoso y práctico para tratar afecciones artríticas en pies y muy útil para calentarlos. Las semillas de trigo y flores de lavanda le aportarán una sensación de bienestar y comodidad que permitirán un mejor descanso. Además, son talla única, por eso podrán usarlas las personas desde tallas 35 al 43, son muy sencillas de usar y muy eficiente para las dolencias.

Saquito térmico de semillas multiusos

Este producto está diseñado para aliviar el dolor y las molestias de la artritis en cualquier zona del cuerpo. Es útil para afecciones reumáticas en la zona cervical, lumbar, y extremidades superiores e inferiores, e incluso para dolores y cólicos abdominales. Sus componentes internos de trigo y flores de lavanda permiten realizar una termoterapia muy efectiva y sencilla que aliviará los dolores.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00