Bolsa de Gel Frío Reutilizable para Cuello y Hombros

24,95

Envío en solo 24-48H
Compra Segura
Garantía de 2 años
Devolución Asegurada
Atención Especializada

Los clientes que vieron este producto también compraron

Características de la bolsa de gel fría para dolor cervical




¿Qué usos y beneficios tiene la bolsa de gel frío para cuello y hombros?

¿Para qué sirve?

  • Fatiga muscular: en términos clínicos, la fatiga de las fibras musculares es la dificultad que ellas tienen para contraer y volver a estirar el músculo debido a una sobrecarga de trabajo durante varias horas al día. Los músculos permanecen tensos y se hace casi imposible su movilidad, por eso las bolsas de frío que deseamos que conozcas sirven como analgésico y antiinflamatorio, permitiendo que las fibras se relajen y se recuperen de la exigencia física. Es una herramienta clave para todo deportista profesional.
  • Latigazo cervical: su nombre médico es hiperextensión cervical y consiste en la lesión del cuello por movimientos rápidos y explosivos, típicos de un accidente de tránsito y por el placaje de un jugador de rugby. Es como un esguince leve en el cuello, donde los ligamentos se alargan demasiado y causan tensión que requiere de una inmovilización. La bolsa de gel sirve para aliviar el dolor intenso y localizado, además controla la inflamación que deja este latigazo en los costados de la cervical.
  • Hernia discal: se trata del desplazamiento o deformación, en los peores casos, de los discos intervertebrales que están ubicados entre cada vértebra de la columna. Tanto la espalda baja, como la cervical, son susceptibles a esta lesión producto del desgaste de los discos que están a lo largo de la base del cráneo y llegan a la cadera. Cuando el disco genera inflamación, la bolsa fría otorgará alivio y controlará que no haya una mayor expansión del exceso de líquido en la piel.
  • Tortícolis: se trata de la contractura de los tejidos musculares ubicados en uno de los costados del cuello, se sabe que hay varias razones por las que se genera esta contractura, pero la mayoría se puede evitar al colocar frío en el lado afectado cuando se ha pasado un día ajetreado por mucho trabajo en la oficina, estar sentado largas horas frente a un ordenador o como consecuencia de un movimiento brusco al hacer deporte. La bolsa de gel aliviará este síntoma en el primer instante solo si la contractura es leve. En caso contrario, se debe aplicar calor para relajar las fibras.
  • Hematomas: es la rotura de los vasos sanguíneos ubicados debajo de la primera capa de la piel, este sangrado ocasiona dolor localizado e hinchazón. El frío, aplicado con la bolsa de gel, permitirá que el dolor vaya cediendo y la inflamación no se expanda. La regeneración de los vasos puede durar varias semanas, mientras eso ocurre, los moretones en la piel irán desapareciendo a los pocos días. El frío debe ser aplicado con cuidado debido a que la piel ya está sensible por la hemorragia interna.
  • Luxaciones: cuando el hueso del húmero se sale de la articulación, esto genera un dolor intenso, deformación del hombro, rigidez e inflamación. Estos son síntomas que perfectamente pueden ser controlados con la bolsa de gel frío, por sus propiedades de analgésico y porque hace que los receptores de dolor en el organismo perciban menos la molestia por esta lesión. Como la bolsa no cuenta con una cinta para un mejor agarre, se recomienda emplear la mano para dar presión en el hombro.
  • Tendinitis: si lo que te gusta es el deporte, entonces ya debes saber que la tendinitis es un factor de riesgo en cualquier disciplina, por eso es excelente idea que tengas a la mano una bolsa de gel frío como la de este modelo, que ayudará a controlar los síntomas severos que deja la irritación de tendones en el hombro y el cuello. Lo peor que puede ocurrir es el desgarro de tendones, de igual forma el frío hará que el dolor disminuya y la inflamación no se extienda más en la cervical o en el hombro.
  • Rotura del manguito rotador: esta es una lesión en el grupo muscular que ofrece la mayor movilidad al hombro, son cuatro músculos que se rompen en sus fibras en los excesos de actividad física, bien sea en casa, en el trabajo o el área deportiva. El músculo que más sufre es el supraespinoso, por eso gran parte de la terapia de frío se debe concentrar en este músculo en particular. Con las manos se debe colocar la bolsa de gel frío para que haga efecto de tranquilizante del dolor y la inflamación mientras se administran fármacos, también puedes usar un vendaje para sujetar la bolsa al hombro.
  • Bursitis: las bursas son sacos llenos de líquido sinovial que se inflaman cuando un esfuerzo adicional en el hombro, debido a movimientos bruscos, levantar mucho peso o recibir un golpe seco y directo. Estas bursas sirven de almohadilla para evitar el roce de las estructuras que componen la compleja articulación del hombro durante los movimientos. La bolsa permite un alivio del dolor y reduce las probabilidades de que la hinchazón sea un problema a corto plazo, limitando más la movilidad del brazo.
  • Desgarros musculares: estos desgarros son roturas de las pequeñas fibras que componen los músculos de todo el cuerpo, incluso los del hombro y el cuello. Cuando haya un desgarro parcial o total, es importante aplicar de inmediato la bolsa de gel frío porque el dolor será localizado e insoportable para la persona. Además, el frío hará que no haya complicaciones en el músculo afectado debido a los efectos positivos que la reducción de sangre tiene para este tipo de lesiones. Cuando un desgarro es total, será necesaria una cirugía para reparar el daño.

¿Qué beneficios tiene?

  • Alivio del dolor: el frío en el cuerpo tiene un efecto similar al de los relajantes musculares, de alivio ante dolores leves y moderados cuando se trata de lesiones en los músculos, ligamentos y tendones. Casi todas las lesiones en la cervical y el hombro se pueden abordar desde el instante del incidente con esta bolsa de gel frío. Solo debes tener en cuenta el tiempo de uso sobre la piel para que no haya complicaciones debido a quemaduras de primer grado.
  • Reducir la inflamación: la inflamación es parte de un proceso natural del organismo para comenzar la recuperación del daño ocasionado en los tejidos. Las células generan un líquido que permite la hinchazón en el hombro y la cervical, donde persista la lesión. El frío ayudará a que no haya exceso de líquido en la zona afectada y ayudará a que este proceso sea menos doloroso. La bolsa de gel contribuye a que el proceso inflamatorio transcurra rápido y sin mayores complicaciones para los tejidos.
  • Acelera la recuperación: cuando el frío se combina con el calor, mediante terapias de contraste, es posible y resulta muy efectivo el tratamiento de lesiones crónicas en la que estimulan las células, y en dificultades circulatorias en las que se entrenan los vasos, venas y arterias para que haya un mayor flujo de sangre en el cuerpo. Este tipo de terapias combinadas deben ser supervisadas por un fisioterapeuta, pero en el caso de frío, puedes emplear la bolsa de gel que tenemos para ti.
  • Prevención de lesiones: luego de un trabajo en exceso, o un entrenamiento intenso, colocar la bolsa fría en el hombro hará que no haya lesiones debido a desgaste muscular y fatiga en las articulaciones. Pero toma en cuenta que no es una medida a aplicar siempre, solo debes hacerlo si sabes que habrá reincidencia de lesiones en el hombro y la cervical, quizás por debilitamiento en esas zonas o porque hubo un cambio en el ritmo de trabajo.
  • Mejora el rendimiento deportivo: esta bolsa es estupenda para los deportistas profesionales, resulta una herramienta práctica, portátil y de fácil utilización para cuando haya dolencias y molestias en el hombro o el cuello. Recuerda que cuando evitas lesiones, podrás estar más tiempo activo en las competiciones, así podrás avanzar en tu carrera. Por eso deseamos que conozcas este producto que te ayudará en tu crecimiento como profesional.
  • Reducción de jaquecas y dolores de cabeza: cualquier malestar en la cervical hará que tengas dolor de cabeza constante. Además, la jaqueca puede ser consecuencia de una lesión que no ha sanado del todo, como las hernias discales, que comprometen la integridad de los nervios. Tanto para la cabeza como para el cuello, la bolsa de gel hará su trabajo al reducir los síntomas que llevan al organismo a reaccionar con dolor en la cabeza. Siempre debes ser consciente del tiempo de uso de este producto, para evitar el efecto de congelamiento en los tejidos blandos.
  • Contracturas musculares: este es un mal bastante recurrente y que te hará pasar momentos molestos porque deberás descansar varios días antes de que la contractura desaparezca. Como al inicio de esta lesión hay dolor, la bolsa calmará este síntoma y evitará que tengas que estar de baja varios días. Si la contractura persiste, entonces al emplear calor lograrás un mejor efecto de alivio en el músculo afectado.
  • Regulador circulatorio: la clave de los beneficios del frío está en su cualidad de estrechar los vasos sanguíneos para eliminar la mayoría de todos los síntomas molestos que acompañan una lesión. Además, cuando se combina con el calor, el frío también tiene un efecto positivo en las enfermedades crónicas como las varices y las úlceras, en las que hay una dificultad en la irrigación de la sangre que genera dolor e inflamación de las piernas.

¿Cuándo usar?

¿Cuándo aplicar frío?

Las bajas temperaturas están recomendadas a modo de primeros auxilios en caso de lesiones leves y de tejidos como músculos, tendones y ligamentos. Sin duda el frío es el mejor aliado para reducir la inflamación. Por eso, el hielo es empleado en el famoso método PRICE, que se utilizado desde finales de la década de los años 70.

¿Cómo usar en frío?

Solo debes enfriar la bolsa en el congelador durante dos horas antes de aplicar. Al sacar la bolsa del congelador, debes esperar a que repose unos minutos y luego colocar la bolsa donde esté el dolor. Solo debes prestar atención a que no haya adormecimiento de la piel. La bolsa es reusable y el ciclo de aplicación y descanso puedes realizarlo tres veces al día durante máximo 15 minutos en cada ocasión.

F.A.Q: Preguntas frecuentes

¿Existen contraindicaciones en el uso de bolsas de gel reutilizables para cuello y hombros?

Siempre pensando en tu seguridad, preparamos una serie de recomendaciones y contraindicaciones en el uso de la bolsa de gel frío para el tratamiento de lesiones en el cuello y hombros.

Recuerda que no habrá daños ni reacciones en la piel, siempre que cuides el tiempo en el que la bolsa debe ser aplicada y debes prestar especial atención cuando se trata de tratar de hematomas, cuando la piel está más sensible de lo habitual.

  • No aplicar en una herida abierta o que se ha infectado.
  • No aplicar en pacientes con trastornos vasculares, salvo supervisión médica.
  • No aplicar si padeces algún trastorno circulatorio o nervioso, salvo supervisión que un médico.
  • No aplicar sobre una zona donde la piel sea sensible o esté irritada.

¿Qué riesgos existen al usar compresas rellenas de gel de frío para dolor cervical?

Como te comentamos, el único riesgo va a depender del uso que le des a este producto y el cuidado que tengas con ella. Recuerda que no debe haber frío ni calor extremo para que la bolsa surta un efecto real y positivo.

  • ¿Pueden quemar tu piel?: Solamente cuando la persona sobrepasa el tiempo de aplicación de la bolsa en la parte del cuerpo afectada. Por eso te hemos detallado que para el frío solo se usa por máximo 15 minutos y para el calor, solo por 20 minutos. Luego, siempre debe haber un descanso de la piel. Al usar baños de maría, ten cuidado de no quemar tus manos durante la manipulación del gel.
  • ¿Pueden ser tóxicas?: hasta el momento no hay indicios de que el nylon con el que es fabricada esta prenda genere reacciones sobre la dermis. Solo debes revisar que la bolsa no tenga filtraciones para que, cuando uses calor, el gel no caiga en la piel y ocasione quemaduras. No hay registro de que el gel tenga reacción alérgica. Procura no utilizar lociones ni fármacos tópicos antes de aplicar la bolsa.

¿Cómo saber si la bolsa de gel fría para dolor de cuello y hombros es buena para mi?

Siempre que tengas rigidez, lleves una vida muy ajetreada o practiques algún deporte, esta bolsa rellena de gel frío es ideal para ti. Puedes utilizarla en cualquier parte del cuerpo, además del cuello y los hombros. Te hemos dejado una serie de recomendaciones y posibles usos que te darán más pistas sobre cómo usar el producto en tu caso particular. Y si aún tienes dudas, es recomendable tener la opinión de un especialista.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.