¿Cómo hacer un saco de semillas térmico casero para aliviar todo tipo de dolores?

Muchas veces, antes de comprar un saco de semillas nos planteamos hacer uno nosotros mismos. Para todos aquellos que quieren fabricar un saco de forma casera, os dejamos a continuación una guía paso a paso para tener éxito en tu creación.

Te mostramos cuales son los mejores materiales para confeccionar tu saco, desde que relleno de semillas es el mejor, cual es la tela idónea o incluso que flores y hierbas aromáticas son las más adecuadas, vamos a ello.

Paso 1: ¿Qué tela elegimos para hacer un saco térmico de semillas casero?

Aunque en un principio pensaras que para hacer un cojín térmico para microondas podrías escoger cualquier tipo de tela, decirte que es mejor que nos detengamos un poco a analizar cuál va a ser la tela más resistente y más adecuada, pues el uso que le vas a dar a la almohada de semillas va a ser mayormente para aplicar calor, por tanto el material a usar debe ser resistente a altas temperaturas.

Bien pues, no todos los tejidos son aptos para ser calentados, ya que aquellos que son sintéticos y que proceden del petróleo tienen composiciones plásticas que pueden hacer que se derrita o se queme, dejando por un tiempo mal olor en la casa y el saco de semillas inutilizable.

Lo mejor es utilizar fibras naturales, que son más resistentes a las altas temperaturas y transpiran mejor, esta último, una cualidad a tener muy en cuenta ya que lo que queremos conseguir es que el calor de las semillas, que se encuentran en el interior del cojín térmico, pase hacia fuera, por tanto el factor de transpiración del tejido es importante.

Vamos a repasar una a una todas las opciones que tenemos para ver sus ventajas e inconvenientes antes de elegir la tela con la que confeccionarás uno, o incluso para tener en cuenta si lo que buscas es comprar unas almohadas de semillas.

Para hacer un resumen de toda la información, dejamos en 2 frases lo más destacado:

  • Las telas de fibras naturales: algodón, lino, muselina… son transpirables, aguantan altas temperaturas, libre de reacciones alérgicas y miles de usos más. Como inconveniente, suelen ser más caras que las sintéticas.
  • Las telas sintéticas (poliester): loneta, forro polar, coralina… No transpiran bien, mojan los cojines y los dejan fríos, se pueden quemar. La ventaja es que la tela es barata y con múltiples estampados.

Elaborarlo con telas de poliéster

Tela de poliester para hacer saco semillas terapeutico

Ventajas

  • El poliéster, hoy en día, tiene un papel protagonista junto con el algodón, por tanto hay que ser conscientes de que este tipo de tejido tiene algunas ventajas.
  • Se utiliza mucho en moda técnica y deportiva, sobre todo para textil de invierno, pues es un buen aislante y mantiene el calor.
  • La variabilidad de estampados, que constantemente renuevan y suelen ser con muchos colores llamativos.
  • El precio por metro que suele ser bastante económico

Inconvenientes

  • En las almohadas de semillas para microondas, lo que menos nos conviene es que el calor no se transmita y esto es lo que ocurre cuando utilizamos una tela de poliester 100%, que se queda todo el calor acumulado en el interior del saco y éste no traspasa hacia el exterior, hacia nuestro cuerpo, por tanto, se pierde toda la función y los beneficios de la termoterapia.
  • Además, corremos el riesgo de que esta tela, al acumular el calor, se prenda y pueda provocar un incendio, al ser un derivado del petróleo, concrétamente,de los elastómeros.

Usar mezcla de algodón y poliéster (loneta)

Tejido loneta confeccion cojines semillas

Ventajas

  • Existe un tipo de tejido que se conoce como “Loneta” que es una mezcla al 50% de algodón y poliéster. La loneta se utiliza mucho en fabricación de manteles, cortinas y para tapizar.
  • Al llevar la mitad de su composición en algodón, la hace más suave y confortable, y la otra mitad de poliéster le ofrece las cualidades de fácil lavado, no es necesario planchar porque no quedan arrugas en el tejido.

Inconvenientes

  • Si el saco que vamos a elaborar cuenta con 1 kg de semillas, la loneta no es la tela ideal ya que habría que calentar en el microondas por más de 2 minutos y corremos el riesgo de que se ennegrezca la tela, produzca malos olores o incluso se queme.
  • Cuando calentamos el cojín fabricado con loneta en el microondas y lo sacamos, nos da una sensación de que queda muy húmedo, el poliéster no transpira y el calor acaba condensando, produciendo este efecto de humedad que poco beneficia a la aplicación de calor seco.

Usar textil de forro polar o de “pelos”

Tela coralina forro polar hacer sacos semillas microondas

Ventajas

  • Seguro que te encantan las mantas que usamos en el sofá que son de pelo sintético, muchas veces con estampados de animales tipo cebra, tigre, vaca, etcétera… Tienen un tacto muy suave y además son muy calientes.
  • Este tipo de tela que tanto se utiliza en ropa de abrigo (mantas, batas, jerséis, pijamas…) nos mantiene muy calientes al instante, debido a que están hechas con poliéster 100%, tejido que no deja pasar el calor de nuestro cuerpo hacia fuera.
  • Las ventajas que tiene esta tela a la hora de hacer nuestra almohada de semillas para microondas son bien pocas, aunque suficientes para convencer a mucha gente: son muy suaves, a mucha gente le encantan los estampados animales y nos hace pensar que nos van a transmitir más calor que otras ya que nuestra bata hace que estemos calentitos en casa, pero para el caso que tratamos no nos sirven.

Inconvenientes

  • Pensar que con este tipo de tela vamos a notar más el calor del saco térmico es falso. Cuando el saco hecho con tela de forro polar o similar (de pelos) se calienta en el microondas durante 1:30 minutos, apenas se nota el calor, pero por dentro, las semillas están muy calientes.
  • Esto sucede porque el poliéster no es un tejido transpirable y resulta muy peligroso ya que puede llevarnos a pensar que hace falta calentarlo más tiempo y entonces las semillas se pueden quemar, dejando por varios días un olor insoportable en casa o incluso pasar a mayores si ocurre un incendio.

Utilizar tejido de algodón 100%

Tela de algodon para hacer funda saco semillas

Ventajas

El algodón es el tejido Rey, piensa en la sensación que te da ponerte una camisa o camiseta de algodón 100%, tumbarte en unas sábanas de algodón, los calcetines que más a gusto llevas, la ropa interior de algodón… Te encanta, ¿verdad?.

El tejido de algodón 100% es bueno tanto para verano como para invierno, le sienta a nuestro cuerpo como una segunda piel, pues se trata de una fibra totalmente natural, extraída directamente de una planta para pasar por diversos tratamientos hasta convertirse en la tela tan bonita que encontramos en las tiendas.

En cuanto a la fabricación de los cojines de semillas, la tela de algodón 100 % es la única que debería de estar permitida, pues al tratarse de un componente natural, resiste mucho más las altas temperatura, al contrario de los tejidos de poliéster que son altamente inflamables.

Otro punto a destacar es la propiedad transpirable de este tejido. Cuando lo calentemos el cojín en el microondas, lo vamos a notar tan caliente como lo estén las semillas del interior, así que no habrá un sobrecalentamiento y todo el calor de las semillas se nos transmitirá a nosotros a través de los poros de la tela.

Además de resistir las altas temperatura, la tela 100% de algodón también resiste los usos continuados, con lo cual, si elaboramos los sacos con este tipo de tejido, estamos asegurando que nos va a durar mucho tiempo nuestra almohada de semillas.

Las alergias que pueden producir ciertos tejidos sintéticos expuestos en nuestra piel, con el algodón 100% esto no pasará ya que al ser natural no produce ningún tipo de rojez ni alergias sobre la piel, por eso los utilizamos con nuestros cojines, incluso para bebés, ¿Qué hay más delicado que la piel de nuestro bebé? Para ellos lo mejor!

Inconvenientes

La tela de algodón que más nos gusta para hacer los sacos térmicos es la que tiene el estampado con dibujos pequeños, porque estos suelen tener un tamaño más reducido, sobre todo los destinados a bebés y lactantes, que se adaptan bien a muchas zonas de nuestro cuerpo, y un estampado con dibujos grandes no se apreciaría bien en todas la piezas.

¿ Y esto es un inconveniente? Sí, puede llegar a serlo ya que una tela de algodón con estampados pequeños es la que se utiliza en Patchwork y suele ser mucho más cara que las que hemos comentado de loneta o de poliéster, que al ser tejidos sintéticos, tienen un precio muy reducido.

De todas formas, que el precio no os eche para atrás en cuanto a la fabricación de un saco térmico en casa ya que una vez lo tengáis hecho, su vida media de al menos 10 años y con una calidad inigualable, ¿Has probado los nuestros?.

Paso 2: ¿Cuáles son las mejores semillas para rellenar los sacos térmicos?

¿Cuáles son las mejores semillas para rellenar los sacos térmicos?

Es normal que cuando pienses que hacer un saco de semillas casero te surjan muchas dudas sobre que tipo de relleno sería el más idóneo, tanto en semillas como en flores aromáticas. Cuando calentamos el saco en el microondas para aplicarlo como terapia de calor, algunas semillas y flores desprenden demasiado olor y en otros casos, casi ni se percibe la fragancia que en su interior lleva.

Cuando diseñas y fabricas de manera artesanal tus propios sacos térmicos de semillas quieres que sean los mejores del mundo, los de mayor calidad y los más bonitos, pero en el proceso te das cuenta que el camino para nada es de color de rosa. Cierto es que al llevar muchos años usando saquitos de semillas ya sabes lo que puede ser mejor o peor.

Vamos a ver una a una todos los tipos de semillas que puedes probar y con cual te quedes depende de ti, de tus gustos y usos:

Saquitos térmicos hechos de huesos de cereza

Quizás los huesos de cerezas para rellenar los sacos térmicos son los más comunes. A primera vista pueden ser una buena opción, ya que al ser más voluminosos parece que con menos cantidad vamos a llenar los cojines térmicos y también pensamos que guardarían más el calor, además, nos encantan las cerezas y su olor, así que nos lanzamos a probar.

Al hacer las primeras pruebas resultó que los huesos de cerezas no se acaba de adaptar bien a nuestro cuerpo en determinadas posturas llegando a ser molesto en zonas sensibles como cintura o espalda por su dureza, además el olor a calentar es bastante desagradable, nada que ver con la cereza, no cumplen con todas las condiciones de ergonomía que buscábamos para el relleno, quizás tienen mucha fama pero no son la mejor opción.

Sacos rellenos de huesos de aceituna

Seguimos con los huesos, y es que queríamos ver que tal se acoplaban al cuerpo los cojines rellenos de huesos de aceituna ya que habíamos escuchado hablar de ellos y siempre preferimos probarlos para asegurarnos, y efectivamente, son muy parecidos a los sacos térmicos con huesos de cerezas, no terminan de acomodarse bien a nuestro cuerpo y quizás son algo más molestos incluso que los anteriores.

Cojines rellenos de semillas de mijo

Vamos descartando posibles candidatos para el relleno de las almohadas térmicas caseras. En esta prueba optamos por las semillas de mijo, son pequeñas y redondas, se adaptan bastante bien al cuerpo y no resultan molestas, lo que las hace una excelente opción para ser las elegidas en los cojines térmicos, lo hubieran sido sino llega a ser porque pierden el calor rápidamente y es una pena. Lo ideal en un saco térmico es que aguante bastante más tiempo el calor al ser calentados en el microondas.

Bolsas para microondas hechas con relleno de arroz

Seguro que alguna vez, mientras paseabas por una feria Medieval, has podido ver algunos sacos térmicos con arroz, pueden ser extraños verlos pero al parecer son más comunes de lo que parece. Ya de primeras no nos pareció una buena elección para rellenar los sacos con arroz, y menos cuando hicimos la prueba y resultó que tras calentar el cojín en el microondas desprendía un olor algo desagradable, además habíamos leído que suelen crecer “bichitos” entre los granos de arroz, los llamados gorgojos, son poco frecuentes dentro de un saco térmico pero más vale prevenir que curar.

Almohadas térmicas fabricadas con semillas de lino

Puedes probar con el lino, pues alguna vez escuchamos que estas semilla para rellenar los cojines térmicos son una buena opción. Son de un tamaño muy pequeño y se adaptan muy bien a cualquier parte de nuestro cuerpo y son cómodas. La verdad es que nos gustó bastante y me nos costó decidir entre este y el relleno de trigo, tanto el lino dorado como el trigo que se utiliza en el relleno de las almohadillas térmicas, son semillas y pueden ser atacadas por los bichos si no se conservan debidamente.

Saquitos para microondas con semillas de trigo

Quizás el relleno perfecto para los cojines, el trigo cumple con todos los requisitos de calidad, las semillas de trigo son pequeñas, alargadas, se adaptan a cualquier parte del cuerpo, aguantan perfectamente el calor tras ser calentados en microondas, no desprenden un olor demasiado fuerte, conservan bien el frío por si queremos usar nuestro saco para tratar procesos inflamatorios y además no es de las semillas más caras, son las semillas ganadoras para hacer tu saco.

Otros tipos de semillas y rellenos

No queremos dejar de mencionar otras semillas que nos pueden valer para fabricar nuestro saco térmico casero como pudieran ser:

  • Lentejas.
  • Linaza.
  • Garbanzos.
  • Colza.
  • Alforfón.

Paso 3: ¿Cuáles son las mejores flores y hierbas aromáticas para hacer tu saco de semillas casero?

¿Cuáles son las mejores flores y hierbas aromáticas para hacer tu saco de semillas casero?

Las flores de lavanda por su uso tradicional en la aromaterapia son una de las mejores opciones debido a las propiedades medicinales del aceite esencial de esta planta. Es relajante, estimula y ayuda a desarrollar mucho el olfato. Las flores de lavanda huelen muy bien y combinan con las semillas de trigo ofreciendo una fragancia relajante y aportan bienestar.

Uno de los puntos fuertes de los sacos de semillas de trigo es que van acompañado de lavanda, la reina de la aromaterapia, la cual contiene en sus flores un aceite esencial usado para calmar y relajar. El aceite esencial, al ser volátil, hace que sea fácil de inhalar y nos podamos beneficiar de su aroma y principios activos.

Se ha demostrado que la aromaterapia, sobre todo con la lavanda, nos ayudarán a mejorar el humor y conseguir una relajación plena. Si lo prefieres puedes hacer un saco de semillas sin aroma, aunque aconsejamos incluir alguna de las plantas que a continuación listamos, ya que al principio el olor puede ser fuerte, a medida que vamos usándolo, este olor va desapareciendo.

A continuación te dejo una pequeña lista de otras hierbas y flores aromáticas que podemos usar:

  • Manzanilla: Alivia los cólicos del lactante, perfecto para tratar el insomnio, ansiedad y el estrés.
  • Hierbaluisa: Para reducir el estrés, angustia, depresión, insomnio, beneficios para la hipertensión arterial y taquicardias.
  • Romero: Ayuda a estimular la actividad mental y mejorar la concentración, puede mejorar la memoria, el estado de ánimo y los niveles de energía.
  • Azahar: Proporcionar relajación y reduce las arritmias en situaciones de estrés o nervios.
  • Menta: Inhalar aceite esencial de menta puede ayudar a destapar la congestión de la nariz y aliviar la garganta irritada.
  • Melisa: Es calmante, levanta el ánimo y puede ayudar al equilibrio de las emociones. Destaca sus propiedades relajantes y tonificantes del sistema nervioso, que se usa para tratar la ansiedad, la depresión, la tensión nerviosa y los malestares digestivos.
  • Canela: Con este aroma experimentarás una sensación de relajación total con un toque dulce.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00