🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Lesiones en el baloncesto

A nivel profesional, un jugador de baloncesto puede perderse en promedio siete partidos en una temporada debido a lesiones leves. La intensidad con la que se juega el baloncesto hace que el riesgo sea similar al de un jugador de fútbol.

En este artículo vamos a enseñarte todo sobre las lesiones en uno de los deportes más exigentes del mundo, desde sus tipos y principales causas hasta su tratamiento y prevención, así como guiarte para que aprendas a practicar los primeros auxilios del método RICE.

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando jugamos al baloncesto?

El registro oficial de la NBA, Injury Reporting System, ofrece datos interesantes sobre las incidencias en jugadores. Lo que más llama la atención es que la probabilidad de lesión en un jugador novato son bajas en comparación a la probabilidad de lesión en un jugador con seis temporadas o más.

En las canchas de los barrios, donde se puede ver la esencia del juego, seguramente será mucho más elevador este factor. A continuación te comentamos algunas de las lesiones más comunes en el básquet.

Tendinitis del tendón de Aquiles

Cuando el tendón de Aquiles se estira en más de 10% sobre su capacidad, se inflama y genera un fuerte dolor en el jugador. Lo que ocurre es que se rompen las fibras del tendón y esto hace que el mismo pierda fuerza para realizar los movimientos que debe realizar. Los esfuerzos repetitivos y el poco descanso en los jugadores fuera de la cancha suelen ser los factores que más inciden en esta dolencia.

Sin embargo, es también un problema bastante común en personas adultas de más de 40 años que practican el deporte como aficionados y juegan solo los fines de semana. Los síntomas comunes son dolor y rigidez para levantar el talón del piso, y un signo más grave que indica una rotura completa es que la persona no puede ponerse de puntillas.

Rodilla del saltador

Su nombre clínico es tendinopatía rotuliana. Es una lesión que ocurre en la unión del tendón con el polo inferior de la rótula. De inmediato se registra una fuerte inflamación y dolor. La principal causa es la continua fuerza de tracción y contracción que sufre este tendón en los constantes saltos de los jugadores para anotar, aunque también puede ser causado por un movimiento no natural de la rodilla.

Esta es una lesión leve ya que se trata de una simple inflamación y con reposo y una aplicación diaria del método RICE se puede volver a la cancha en poco tiempo. Si la hinchazón es muy pronunciada se puede recomendar el uso de antiinflamatorios.

Fascitis plantar

La fascia plantar es importante en la fase de despegue y aterrizaje durante el salto de los jugadores. Es una estructura de tendones que está en la planta del pie. En raras ocasiones se llega a romper la fascia, sin embargo se puede inflamar cuando la persona tiene sobrepeso o si se pierde el centro de gravedad y hay una caída estrepitosa sobre el pie al regresar al suelo después de un salto.

Otro motivo por el cual se inflama este tejido es por el desgaste por usarlo constantemente, con el tiempo se va debilitando y la fascitis se convierte en un problema crónico.

Esguince de tobillo

Un esguince ocurre cuando un tendón o ligamento de una articulación es estirado a causa de un movimiento no natural de la misma, lo que hace que los tejidos de estos se rompan de forma parcial o completa. En este sentido existen tres grados de esguinces, siendo el primero una simple torcedura, el segundo una distención más pronunciada que genera que el ligamento se inflame, y la rotura completa de este que sería el tercer grado de intensidad.

Los síntomas de un esguince son una hinchazón inmediata de la zona afectada, seguido de un fuerte dolor al intentar utilizar la articulación. Siempre es necesario que un especialista revise la lesión para identificar el grado de la misma, ya que muchas veces una rotura puede iniciar con síntomas leves que hacen que sea confundida con una simple torcedura.

Torcedura en los dedos

Aunque un dedo se tuerce o fractura por fuertes golpes, en el baloncesto es común que ocurra por recibir mal un pase. El cerebro y la memoria muscular a veces se equivocan y hacen que recibas mal el balón con la mano completamente extendida. A gran velocidad, es fácil que los dedos se tuerzan y genere dolor.

Esta es una lesión similar a un esguince, con la diferencia de que se debe examinar a detalle para descartar que el daño no haya sido suficiente como para fracturar el metatarsiano del dedo afectado. También puede ocurrir una dislocación del dedo, que ocurre cuando una articulación del mismo se sale de su lugar, lo que debe ser tratado de forma especializada por un médico de competencia.

Traumatismos musculares

Son producto de golpes, caídas o resbalones que tienen a los jugadores contra una superficie dura o choques accidentales entre los propios jugadores. En estos casos, basta con aplicar el método PRICE de protección, reposo, hielo, compresión y elevación, que más adelante verás en este mismo artículo. Un traumatismo puede generar varias lesiones musculares, desde una simple contusión, hasta una rotura fibrilar, lo cual es una lesión más grave que ocurre cuando el tejido del músculo se rompe y debilita y limita las funciones del mismo.

Dislocaciones

En un deporte en el que se usa tanta fuerza y explosividad es normal que las articulaciones reciban golpes que hagan que los huesos se salgan de su posición, una afección que se conoce como dislocación. En el baloncesto es común tanto en dedos como en hombros y los síntomas son una limitación extrema al intentar mover la articulación, así como fuerte dolor al hacerlo.

Se debe colocar la articulación de inmediato en su lugar para evitar que avance y se convierta en un problema más grave. Después de eso los ligamentos de la misma suelen sufrir tendinitis, por lo que no se podrá regresar a la cancha hasta recuperarse por completo de la misma.

Fracturas

Una fractura ocurre cuando el hueso recibe un golpe contundente o la inercia de un movimiento brusco lo llevan al límite, causando que este se fisure de forma parcial o completa. Cuando ocurre lo segundo se suele llamar rotura ósea, siendo la forma más grave de las dos.

En el baloncesto hemos visto muchas veces lesiones de este tipo, siendo de las más comunes por la intensidad del deporte, que en especial los profesionales suelen llevar al límite de lo posible. El caso es que representa una de las más graves ya que el tiempo de recuperación suele sacar de la pista por al menos un mes al jugador. Dependiendo de su es parcial o completa se decide el tratamiento a seguir, que va desde simples vendajes e inmovilización acompañada de analgésicos y antiinflamatorios, hasta cirugías abiertas.

Mejores productos para recuperación de lesiones en baloncesto

Más vendidos

¿Cómo prevenir las lesiones cuando practicamos baloncesto?

¿Cómo prevenir las lesiones cuando practicamos baloncesto?

Antes de que ocurra una lesión, un jugador debe tomar en cuenta que la nutrición e hidratación son importantes, tanto como un buen entrenamiento. Sin embargo, después de una lesión hay terapias y prácticas importantes a tomar en cuenta para una rápida recuperación y regreso a la cancha.

Calentamiento

Una buena sesión de calentamiento para este deporte consiste en cuatro partes: activación, movilidad articulada, estiramientos y calentamiento con el balón. Hay momentos en los que se pueden combinar ejercicios, como “skipping” en el que mientras se trota o se corre se levantan las rodillas lo más alto posible.

La intensidad del calentamiento depende de las recomendaciones del entrenador y las sugerencias del médico deportivo que cada equipo provee para saber cómo reacciona el cuerpo de sus jugadores. Por otra parte, el calentamiento con el balón es de suma importancia, pues le permites a tu cuerpo registrar en su memoria cómo maniobrar las manos, el torso y las piernas mientras driblas.

Enfriamiento

Si piensas que el calentamiento es importante, el enfriamiento también lo es. De esto depende que tu cuerpo regrese a un estado cardíaco y sanguíneo óptimo luego de estar agitado. Está comprobado que es más efectivo movimientos suaves después de entrenar que terapias de hielo para enfriar correctamente tu cuerpo.

¿Qué buscamos con el enfriamiento? Que los músculos se destensen lo mejor posible. Siempre busca la forma de terminar tu entrenamiento con una buena caminata, evitar sentarte o acostarte de golpe mientras tu organismo siga agitado. De este modo tu musculatura será mucho más resistente a las lesiones.

Equipamiento adecuado

De toda la indumentaria que requiere un jugador de baloncesto, las camisetas y el calzado es lo más importante. Las camisetas eran de algodón hasta hace 10 años, cuando comenzaron a fabricarlas de material sintético y transpirable. Estas ayudan a canalizar el sudor y evita que una ropa empapada sea obstáculo para el jugador al hacerse más pesada.

A su vez, el calzado tiene forma de bota para dar más protección al tobillo, y cuentan con las famosas cámaras de aire para proteger la planta del pie de las caídas. Las suelas tienen un diseño antideslizante para acelerar y desacelerar mejor. En cuanto al pantalón debe ser corto, también de material sintético. No puede tener bolsillo por lineamientos de la NBA.

Los calcetines o medias suelen ser blancos, aunque la NBA permite que se usen colores alusivos al uniforme. Estos son de algodón para un mejor agarre con la bota. Y como ya debes saber, no se permite que los atletas lleven cadenas, anillos, pulseras o cualquier otra prenda que pueda causar un daño a otros jugadores.

Nutrición e hidratación

En los partidos, e incluso en los entrenamientos, se recomienda ingerir hidratos de carbono y electrolitos antes, durante y después. Así se gana potencia y energía. Aunque el baloncesto no es un deporte de choque, la intensidad en cada partido es elevada y cuerpo quema energía que debe ser respaldadas en todo instante.

Se debe ingerir la última comida a tres o cuatro horas del partido, igual en los entrenamientos. La avena, el arroz, la quínoa, y la pasta integral son buena fuente de energía. Incluye a tu dieta proteína magra y grasa, son favorables para maximizar la fuerza y potencia de tus movimientos.

Después de un partido, lo mejor es recargar los depósitos de glucógenos y promover el crecimiento y reparación de las células musculares. Sobre la hidratación, el agua siempre es una opción, pero las bebidas hidratantes funcionan excelentes durante y después del ejercicio o los partidos. Un galón de agua diario es lo que recomiendan los entrenadores para el ritmo que lleva un jugador de baloncesto.

Estado de forma

Un jugador recorre la cancha unas 3 veces por minuto ya sea para anotar o defender su aro, esto sumado a la gran fuerza que se debe emplear en cada choque y penetración, exige que un basquetbolista amateur o profesional tenga una excelente resistencia aeróbica.

También es importante que te enfoques en distintos ejercicios que ejercitará la memoria muscular del mismo ¿Un ejemplo? Ejercicios de bote de balón. Juega con el baló, haz maniobras distintas, practica los diferentes movimientos que se pudieran ejecutar en un partido.

También debes hacer ejercicios de pase de balón, pues un error afecta puntuaciones y la estrategia de todo el equipo. Así como estos, hay ejercicios puntuales para un bien tiro, para los pivotes, paradas, salidas y un buen balance de tu cuerpo en la defensa. Este es el estado de forma que debes buscar como jugador profesional de la NBA.

Terapias de recuperación

Previo a una lesión, es importante que conozcas tus puntos fuetes y débiles, así sabrás cuáles movimientos puedes repetir con confianza y cuáles evitar. Una lesión afecta la capacidad neuromuscular, por lo que en una terapia se requiere aumentar la coordinación, especialmente la intramuscular en el trabajo de fuerza y agilidad. Las metas en una recuperación van de la mano con la dolencia, esta no se basa en posibilidades, más bien en hechos concretos.

A continuación te comentamos las principales terapias de recuperación usadas en el baloncesto:

  • Masaje deportivo: un buen masaje mejora el flujo sanguíneo y mejora la circulación linfática del músculo. Es importante aclarar que no todas las lesiones deben recibir masajes, eso solo lo decide el médico deportivo de turno. Lo que siempre deberías hacer, es recibir un masaje al finalizar una práctica intensa para recuperarte de la fatiga muscular y comenzar la relajación.
  • Terapia frío y calor: depende de lo que queramos abordar ante una lesión, un especialista puede optar por el frío o el calor. El calor combate la rigidez muscular, por algo antes de un partido vemos a jugadores con bolsas térmicas si detectan alguna debilidad en articulaciones, por ejemplo. Aplicar calor, incluso, puede ser con un baño tibio, una frazada eléctrica y compresas calientes.
    Sobre el frío, se emplea para bajar inflamaciones, aliviar espasmos musculares y reducir el dolor. Siempre se debe tener cuidado, pues ni el frío ni el calor deben ser aplicados por más de 20 o 30 minutos. Siempre debe haber un descanso.
  • Uso de prendas de compresión: hace décadas, comenzaron a utilizarse como tratamiento postoperatorio, pero hoy se emplean para mejor el rendimiento corporal, entre otros beneficios. Con ellos buscamos la regeneración de tejidos musculares y la activación de la circulación sanguínea. Comenzó a ser utilizada en el atletismo y la gimnasia. Ahora, es común ver estas prendas de compresión en el baloncesto, desde camisetas, rodilleras, musleras hasta cubre brazos y gemeleras. Reduce la fatiga muscular durante los ejercicios, baja la vibración de los músculos al correr y a su vez el riesgo de padecer lesiones.
  • Uso de terapia de acupresión: cuando un terapeuta se enfoca en los puntos correctos, logra drenar la energía cumulada en un solo lugar. Esa energía acumulada genera dolencias o molestias en los deportistas y se traduce en tensión muscular, por lo que es importante que todo el cuerpo esté libre de ella.
    Los puntos y sus uniones constituyen una red que atraviesa todo el cuerpo y al abordarlos se acomodan desórdenes y se atacan enfermedades en los pacientes. La acupresión es similar a la acupuntura, la única diferencia está en que se utilizan los dedos y las palmas de la mano en la primera y agujas en la segunda.
  • Uso de termoterapia y crioterapia: Solo los médicos deportivos saben qué tipo de aplicación es la ideal para tu cuerpo, según tu dolencia. La termoterapia es el uso del calor y la crioterapia es la aplicación de frío en el cuerpo, así de simple. Ambas coinciden en que alivian el dolor agudo en un lapso de 48 a 72 horas, cuando la lesión es grave. Sin embargo se suele emplear el frío pues reduce la inflamación de la parte afectada.

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de primeros auxilios en el baloncesto?

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de primeros auxilios en el baloncesto?

PRICE es un acrónimo del significado en inglés para protección, reposo, hielo, compresión y elevación. PRICE es la actualización del método inicial RICE. Es un procedimiento que atiende a un jugador de baloncesto en los primeros instantes después de una lesión, sin embargo, se extiende durante 48 o 72 horas depende de la lesión:

  • Protección: Esta fase fue la última en ser agregada, peor la primera en aplicar. Se procede proteger la articulación afectada con protectores o un vendaje, sin presionar por el momento.
  • Reposo: En los primeros instantes, se da oportunidad al área dañada para que se recupere. No debe haber intentos de levantarse de inmediato si la lesión está en las extremidades inferiores.
  • Hielo: Se aplica frío y no calor porque buscamos bajar la inflamación y bajar la intensidad del dolor, que se espera sea pasajero. Cuando el dolor permanece, lo mejor es una radiografía para ver cuál es la dificultad.
  • Compresión: Este paso consiste en usar un vendaje para dar mayor presión sobre la lesión, pero no debe ser excesiva pues seguro habrá complicaciones.
  • Elevación: Si la lesión está en las extremidades inferiores, el jugador debe estar acostado y la pierna debe ser levantada a la altura del corazón. Cuando la lesión está en las extremidades superiores, es posible estar sentado con el brazo por encima del nivel del hombro.

¿Cuándo debemos acudir a un especialista para el tratamiento de lesiones en el baloncesto?

Algunas lesiones son leves, pero es tiempo de hablar con cuáles lesiones debe haber asistencia médica o quirúrgica inmediata:

  • Esguinces: hay alta posibilidad de que requieras una inmovilización de la pierna o brazo. En los esguinces hay una rotura de los ligamentos que dan estabilidad. Un desgarro genera un fuerte dolor y puede ser parcial o total.
  • Dislocación total: el hueso se sale de su lugar típico ante una caída del jugador al suelo. Es la única causa registrada de dislocación en el hombro o en la muñeca. Las dislocaciones en los dedos se generan por el golpe del balón a gran velocidad en la mano extendida.
  • Fracturas: puede ocurrir en las muñecas y tobillo, con mayor frecuencia. En el baloncesto solo ocurren en caídas aparatosas de los jugadores al suelo.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00