🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Tipos de lesiones deportivas más comunes en el tenis

En la práctica de cualquier deporte existe la probabilidad de causar lesiones deportivas. El tenis es un deporte tan completo físicamente, donde se utilizan la mayoría de los músculos que es fácil lesionar cualquier parte. Por eso, se hace tan importante conocer los tipos de lesiones deportivas más comunes en el tenis.

Si eres deportista y quieres conocer las principales lesiones deportivas em jugadores de tenis, cómo prevenirlas y tratarlas continúa leyendo esta entrada. También, te hablaremos acerca del método RICE y su importancia en la práctica deportiva. ¡comencemos!

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando jugamos al tenis?

La forma en cómo se producen las lesiones en el tenis se deben a los fuertes entrenamientos y los movimientos repetitivos. Lo que desencadena las lesiones en los jugadores de tenis es el alto impacto en los hombros, codos, muñecas, rodillas y tobillos. En un menor porcentaje se deben a contacto directo con otros jugadores, heridas y contusiones.

Lesiones en los hombros

El hombro es la articulación que más sufre durante la práctica del tenis, debido a la aceleración y movimientos anormales. Entre los movimientos más frecuentes encontramos el de rotación eterna y abducción que se convierten en movimientos extremos para esta articulación. Suelen realizarse en movimientos de servicios y remates, sobre todo cuando se quiere conseguir la máxima amplitud de movimiento.

Entre las lesiones más comunes en esta articulación están:

  • Luxaciones: Se trata de la separación o salida de la cabeza del húmero de la cavidad glenoidea de la escápula. Ocurren comúnmente por realizar movimientos en rotación externa del brazo, por no utilizar las técnicas adecuadas y por caídas o traumatismos directos. Genera dolor, imposibilidad para mover el brazo y si no es resuelta lo más pronto posible aumento de volumen.
  • Subluxaciones: En este caso la salida de la cabeza del húmero no llega a completarse y se regresa a su posición espontáneamente. Suele producirse por constantes lesiones a nivel de esta articulación que provocan una alteración anatómica de la misma. Genera mucho dolor y su característica es el signo de brazo muerto.
  • Lesión SLAP: Se produce por la lesión directa del fibrocartílago labrum. Este puede desgarrarse parcial o totalmente debido a caídas sobre el brazo extendido o por movimientos repetitivos. Principalmente ocasiona debilidad, rigidez, chasquidos e inestabilidad al mover la articulación.

Lesiones en el codo

La principal causa de las lesiones a nivel del codo en la práctica deportiva del tenis involucra la degeneración progresiva. Además, existe una mayor demanda de rotación interna del codo, combinada con fuerzas de extensión rápida que genera compresión en la articulación. Es mucho más común en principiantes o por tener mala técnica como el golpe de revés y flexión rápida de la muñeca.

La lesión típica en esta articulación es:

  • Epicondilitis lateral: Se genera por una sobrecarga de las fibras musculares extensoras del brazo cuando no se realizan las técnicas correctas. Es lesión muy dolorosa debido a la inflamación que se genera en el codo, por eso genera también ardor. El dolor y el ardor suele empeorar con el aumento de la actividad de la zona.

Lesiones en muñecas y manos

La mayoría de las lesiones en las muñecas y las manos pueden deberse a movimientos repetitivos o traumatismos directos. Por lo general, las estructuras que se ven afectadas son los ligamentos, tendones, nervios y huesos. Las lesiones se originan debido a giros al golpear las bolas y a los movimientos de revés de dos manos. También se producen por el impacto y traumatismos que generan las pelotas en las raquetas afectando a las articulaciones.

Las lesiones más comunes son:

  • Tendinitis de muñeca: La muñeca sufre grandemente por el impacto que generan los golpes y movimientos con la raqueta. Al ser una zona conformada mayormente con tendones se generan procesos degenerativos por sobrecarga y traumatismos repetidos. Esta condición genera inflamación, enrojecimiento, debilidad, crujido y chasquido al mover la mano.
  • Capsulitis en los dedos de la mano: Esta lesión es frecuente en las manos y se debe al impacto en las articulaciones de las falanges de los dedos. El traumatismo genera inflamación o ruptura de la capsula articular provocando dolor, ardor e inflamación acentuada.

Lesiones en la espalda

Las lesiones deportivas en los tenistas a nivel de la columna se producen generalmente por causas mecánicas. Se deben por la naturaleza de los movimientos del deporte donde se realizan giros y bruscos cambios de velocidad. Esto genera una compresión discal producto de la continua contracción de los músculos de la columna.

Esta zona tiende a lesionarse con frecuencia debido a que absorbe los continuos sobreesfuerzos, y la patología más frecuente es:

  • Lumbalgias: En su mayoría las lumbalgias se originan por contracturas y desgarros musculares o lesión a nivel de los discos vertebrales y nervios. Estas lesiones se suelen producir debido a los movimientos rotatorios de amplio rango en el tronco para tomar impulso. Generan dolor a nivel de la espalda baja que puede extenderse hacia los glúteos y la región posterior de la pierna.

Lesiones en la rodilla

Las lesiones a nivel de la rodilla en la práctica del tenis se deben comúnmente por microtraumatismos a repetición en esa articulación. Se originan por el impacto de los giros, movimientos bruscos, cambios de dirección abruptos y frenadas. La articulación puede sufrir a nivel de los tendones, ligamentos o internamente en los meniscos.

Entre las patologías más frecuentes encontramos las siguientes:

  • Tendinitis rotuliana: Es una de las lesiones más frecuentes en la práctica del tenis, comprende el desgarro o inflamación del tendón rotuliano. Este se encarga de unir la rótula con la tibia y es el encargado de permitir correr, saltar y patear. Su lesión se produce por movimientos frecuentes y repetitivos que generan sobrecarga a nivel de la articulación de la rodilla. Esta lesión provoca dolor intenso al estirar la pierna, sentarse, saltar y agacharse, generando mayor rigidez.
  • Roturas o desgaste de meniscos: La rotura o desgaste de los meniscos se producen por giros bruscos y extensiones bruscas o caídas con rodillas extendidas. Esto provoca fisuras y roturas parciales o totales que generan un dolor difuso, aumento de volumen y limitación funcional.
  • Lesión de ligamentos cruzado anterior: Esta lesión a nivel de la rodilla se produce por estiramiento excesivo, desgarro o rotura total de este ligamento. Es producto de paradas bruscas, repentinas variaciones de dirección o saltos y caer de pie. Cuando se produce genera un fuerte chasquido acompañado de dolor intenso, rápido aumento de volumen, inestabilidad e imposibilidad de mover la rodilla.

Lesiones en tobillos y pies

La articulación del tobillo siempre tiene mayor probabilidad de presentar lesiones, sobre todo en jugadores de tenis. Se deben con mayor frecuencia a los cambios rápidos de dirección y los saltos que deben realizarse en el deporte.

Las lesiones más frecuentes que se producen en el tobillo y los pies son las siguientes:

  • Esguince de tobillo: Este tipo de lesiones se producen por lo esfuerzos excesivos de esta articulación producto de los giros que realizan los tenistas. Esto puede genera perdida de equilibrio y causar estiramientos de los ligamentos que pueden ser leves moderados y muy graves. Esta lesión provoca dolor al mover la articulación, aumento de volumen, hematomas. Crujido e inestabilidad.
  • Tendinitis de Aquiles: Es una inflamación a nivel del tendón de Aquiles que se genera por prácticas deportivas intensas muy intermitentes. Produce un dolor a nivel de la zona posterior del tobillo que puede extenderse hasta la pierna. La característica de esta lesión es que genera mucha rigidez a nivel del tobillo, sobre todo en las mañanas.
  • Fascitis plantar: Se trata de la inflamación de la fascia plantar se genera por excesiva tensión por correr o saltar sin el entrenamiento adecuado. Genera un dolor intenso al apoyar el pie, andar descalzo, o saltar acompañado de mucha sensibilidad en la planta del pie.

Mejores productos para recuperación de lesiones en tenis

Más vendidos

¿Cómo prevenir las lesiones en jugadores de tenis?

¿Cómo prevenir las lesiones en jugadores de tenis?

El tenis puede provocar lesiones corporales producto del desgaste físico, sobre todo cuando no existe una preparación adecuada. Para evitar las lesiones es recomendable llevar un control adecuado de los entrenamientos y mantenerse en las mejores condiciones físicas.

Lo más recomendable es seguir las siguientes recomendaciones:

  • Realizar un buen calentamiento: Es muy importante realizar ejercicios de calentamiento durante por lo menos 15 minutos. Se debe iniciar con un trote suave, combinado con ejercicios de resistencia estiramientos. En el tenis es necesario ejercitar hombros, brazos, manos, rodillas, tobillos y pies para prepararlos a la actividad física que se realizará.
  • Acabar los entrenamientos con un enfriamiento: Después de una rutina de entrenamientos o después de un partido es necesario realizar un enfriamiento durante 20 minutos. Los ejercicios de enfriamiento combinan una caminata suave alrededor de la cancha con respiraciones profundas, y estiramientos musculares. Los enfriamientos proveen una óptima recuperación a los tejidos llevándole más oxígeno y desechando sustancias tóxicas del organismo.
  • Buena nutrición e hidratación: Antes, durante y después de cada entrenamiento y partido es necesario mantener una buena nutrición e hidratación. La alimentación debe incluir una buena porción de carbohidratos, una de proteínas y en menos cantidad grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas. En cuanto a la hidratación es necesario reponer los líquidos y los electrolitos con abundante agua y bebidas isotónicas.
  • Mejorar tu estado físico: La forma más fácil de prevenir las lesiones en la práctica del tenis es manteniendo un adecuado estado físico. No es necesario contar con un estereotipo de medidas antropométricas. Se trata más bien de mantener en forma los miembros superiores, inferiores y músculos del tronco.
  • Masaje deportivo: Los masajes deportivos están diseñados para acondicionar a los músculos para esfuerzos en futuros entrenamientos de tenis. Además, previene las lesiones, ayudan a mejorar las condiciones de los tejidos y recupera más rápidamente a los músculos. Pueden usarse antes de cada entrenamiento o partido y como método de mantenimiento en las rutinas de tenis.
  • Uso de terapias de frío/calor: Las terapias de contraste de frio y calor son una excelente opción para la rehabilitación muscular en el tenis. La combinación del frio y del calor ofrecen grandes beneficios a los tejidos. El calor causa una vasodilatación que permite mayor flujo sanguíneo en los tejidos musculares garantizando oxigenación y relajación de los tejidos. El frío por su parte disminuye el dolor y la inflamación provocada por los fuertes entrenamientos.
  • Uso de prendas de compresión: Usar prendas de compresión es ideal para prácticas de tenis porque garantizan el flujo sanguíneo durante el ejercicio. En proporción generan un 40% más durante el entrenamiento y 30% durante el reposo. Esto reduce significativamente la fatiga y el riesgo de padecer futuras lesiones.
  • Uso de terapias de acupresión: La acupresión es una terapia alternativa basada en la acupuntura, una práctica médica china. En ella se aplica presión en lugares muy específicos de todo el cuerpo humano para calmar la tensión muscular. También aumentan el flujo sanguíneo para aliviar las dolencias de los extenuantes ejercicios del tenis.
  • Uso de termoterapia y crioterapia: La termoterapia es una de las terapias más útiles para evitar las lesiones deportivas del tenis. El calor favorece la circulación de los tejidos, generando mayor oxigenación y nutrición y aportando relajación a los tejidos. En cambio, la crioterapia genera una vasoconstricción a nivel de los tejidos que genera una disminución del flujo sanguíneo. Esto se traduce en una reducción del dolor y la inflamación después de las prácticas deportivas.
  • Uso de equipamiento adecuado: Por último, es importante contar con un equipamiento adecuado en la práctica deportiva del tenis. El uso de ropa y calzado adecuado favorecen un entrenamiento cómodo y evitan las lesiones futuras. También, se deben elegir buenos equipos como raquetas ergonómicas y pelotas de calidad, adaptadas al nivel de entrenamiento del deportista.

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de primeros auxilios en tenistas?

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de primeros auxilios en tenistas?

El método RICE conforma una serie de pasos especialmente diseñados para la atención temprana de lesiones deportivas. Sirve como un tratamiento inicial antes de acudir a un centro asistencial más especializado. Actualmente se utiliza el método PRICE, una actualización del método RICE, aunque, este último sigue siendo el más conocido.

Estos son los pasos que se deben seguir a la hora de tratar lesiones deportivas en tenistas:

  • Protección (P): Lo primero que se debe realizar es proteger la zona que ha sido lesionada evitando que se realicen movimientos de esfuerzos. Esto se realiza colocando órtesis o soportes de articulación que no permitan la flexión y la extensión. Entre las más comunes se utilizan las rodilleras, tobillera, entre otros.
  • Reposo (R): Posteriormente se deben iniciar la etapa de reposo que se basa en disminuir la carga de actividad de la articulación o zona lesionada. Debe ser un reposo relativo y no debe exceder de las 48 horas para evitar que la zona quede totalmente inmóvil. Lo mejor para esta etapa es realizar un vendaje funcional para permitir realizar movimientos seguros.
  • Hielo (I): Además se debe aplicar frio en la zona, que favorece la disminución de la inflamación y el dolor. Su aplicación debe realizarse haciendo tiempos de exposición que no excedan los 20 minutos, entre 6 y 8 veces al día. Se pueden utilizar compresas o bolsas de gel frio para que la aplicación sea más sencilla y fácil.
  • Compresión (C): Además se debe utilizar un vendaje elástico que evite mayor inflamación en nivel de los tejidos. Este vendaje elástico permitirá un mejor retorno venoso y mayor estabilidad en la zona lesionada. Debe aplicarse la presión justa, de modo que los tejidos queden firmes y permitan realizar las actividades cotidianas.
  • Elevación (E): Por último, es importante elevar la zona afectada o lesionada para ayudar a reducir la presión sanguínea localmente. Cuando existe inflamación se aumenta el flujo sanguíneo en la zona aumentado el dolor, con la elevación solo evitaremos esta respuesta fisiológica. Para que la elevación sea efectiva, el sitio de la lesión debe quedar por encima del corazón.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00