🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Prevención de lesiones deportivas en el golf

Estar de baja por una lesión es algo que ningún golfista del mundo desea, pero no solo por el hecho de no poder jugar, sino por las limitaciones que ocasionarán también a tu vida cotidiana debido al dolor y a las molestias en la zona lesionada.

Es por esta razón que te dejamos una lista de los métodos de prevención más eficaces que existen para evitar lesiones en golf de modo que practicar tu deporte favorito no te traiga consecuencias negativas en ningún sentido.

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando jugamos al golf?

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando jugamos al golf?

Un estudio reciente en el Reino Unido calcula que los jugadores de golf tienen un 66% de probabilidad de resultar lesionados, en comparación con un jugador de rugby, que tiene un 61% de posibilidad.

  • Epicondilitis: Esta es una inflamación de los tendones ubicados en el brazo que lo conectan al codo. Es conocida como “codo de tenista”, pero afecta también a jugadores de golf. Cuando la lesión ocurre, solo con tocar el área habrá un fuerte dolor.
  • Subluxación de dedos: Hablamos de subluxación cuando se produce la salida parcial de los huesos de los dedos y que generalmente no requiere cirugías. Casi todas las dislocaciones se generan en la articulación media por la fuerza y mala técnica al tomar el palo durante el swing.
  • Tendinitis en la muñeca: Cuando hay movimientos repetitivos, los tendones suelen chocar fuertemente contra el resto de los tejidos blandos de la muñeca, lo que genera inflamación y dolor. Al haber una tendinitis en la muñeca, aparece un enrojecimiento, debilidad y un sonido de roce moderado cuando mueves la articulación. La sobrecarga de trabajo es la razón de esta dolencia.
  • Síndrome de túnel carpiano: Es la inflamación del nervio mediano que atraviesa la muñeca. Comienza con un hormigueo y después avanza a dolores leves hasta que afecta tu vida diaria. Si la molestia se aborda a tiempo, es probable que no requiera de cirugía correctiva.
  • Ganglioma de muñeca: Los repetidos esfuerzos hacen que la articulación de la muñeca tenga sobrecarga de tensión, esto genera bultos de tejido lo que se conoce como ganglios. Incluso aparecen en los tobillos y pies. Es una lesión por estrés debido a que se usa tanto esa parte de la mano que no hay oportunidad de una buena recuperación y el cuerpo libera un líquido para evitar que se irrite.
  • Artropatía acromioclavicular: Es un daño ocasionado por la repetición de un mismo movimiento como los “swings” en el golf. Es una lesión temporal en la articulación del hombro. Tanto el desgaste articular como golpes intensos afecta el correcto funcionamiento de la articulación, que es la de mayor movilidad del cuerpo humano.
  • Hernia discal: Con las repetidas torsiones en la espalda, los discos de la zona lumbar comienzan a salir de su sitio y presionar los nervios. Esto genera dolores en la parte baja de la espalda. No todas estas hernias requieren cirugía y por lo general se buscan métodos no invasivos para solventarlas.
  • Lesión del ligamento cruzado anterior: La articulación de la rodilla tiene dos ligamentos que se cruzan y dan estabilidad. Pese a que son resistentes, ellos se rasgan por el exceso de trabajo en las torsiones. En cada golpe a la pelota hay una demanda de esfuerzo en la rodilla y estos ligamentos son los primeros que reaccionan.
  • Tendinitis del tendón de Aquiles: Es un dolor localizado por encima del talón, se genera por la sobrecarga de energía en los movimientos explosivos del golf. El tendón se inflama y hay dificultad para caminar. Este tendón conecta el talón con los músculos de la pantorrilla por lo que la molestia se expande hasta el pie.

Mejores productos para recuperación de lesiones en golf

Más vendidos

Lista de métodos de prevención de lesiones en golfistas

Lista de métodos de prevención de lesiones en golfistas

Aunque el golf es una práctica social, también es un deporte con exigencias puntuales que desencadenan lesiones en cualquier parte del cuerpo. Como deseamos que nunca estés de baja por una lesión, te mostramos los métodos de prevención más eficaces en el golf.

Realizar un buen calentamiento

Cuando los músculos, tendones y ligamentos no han calentado, aumenta el riesgo de tener molestias que te obligarán a descansar varios días. Las caminatas son una buena opción para preparar el cuerpo antes de jugar, recuerda que el golpe a la pelota se logra exitosamente con apoyo de todas las articulaciones.

Además de eso se debe realizar estiramientos de todos tus músculos, además de movilidad articular, primero realizando movimientos de brazos hacia adelante y hacia atrás, después círculos con los hombros y finalmente darle movilidad al tronco balanceándonos de un lado a otro. Con una sesión de estos sencillos ejercicios 10 minutos antes de comenzar estaremos casi listos.

Si no somos expertos y aun no dominamos una buena técnica, hacer simulaciones de swing será esencial ya que la principal causa de lesiones en el golf es realizar golpeos con mala técnica. De este modo evitarás una gran cantidad de dolencias.

Acabar los entrenamientos con un enfriamiento

Al finalizar una jornada de varios hoyos, nuestro cuerpo habrá acumulado una enorme cantidad de tensión a lo largo del día, por lo que lo último que podemos hacer es sentarnos a descansar justo al terminar ya que esto será contraproducente. Lo correcto es proceder a hacer un enfriamiento para llevar al cuerpo a un estado de reposo de forma progresiva.

Lo que se suele hacer en los clubes de golf es realizar un estiramiento similar al de las sesiones de calentamiento en el que liberemos tensión en las articulaciones de los hombros, cadera, rodillas y codos dándole movilidad a los brazos hacia adelante y hacia atrás y otros sencillos ejercicios para estirar los ligamentos y músculos.

Después podemos regresar caminando desde el hoyo en el que finalizamos el partido hasta la zona de recreación del club y sentarnos a tomar una bebida que nos rehidrate mientras conversamos sobre nuestro juego con nuestros amigos.

Buena nutrición e hidratación

La alimentación es esencial para cualquier golfista profesional o amateur. Aunque no es un deporte tan exigente como el fútbol o baloncesto, lo cierto es que en un partido recreativo de más de 10 hoyos se pueden llegar a quemar casi 1000 calorías.

Por ende, un golfista debería tener un consumo calórico de al menos 2200 calorías al día, aunque esto dependerán de su complexión y peso corporal, eso sí, la dieta debe ser equilibrada en los macronutrientes principales que son las grasas, hidratos de carbono y proteínas.

Además, para que los músculos y articulaciones estén fuertes se puede consumir alimentos ricos en proteínas, vitaminas y minerales (hierro, zinc y magnesio) que son excelentes para este objetivo y podemos encontrarlos en legumbres y leguminosas.

En cuanto a la hidratación debemos tomar un vaso de agua de forma constante a lo largo del día sin dejar que nos de sed, ya que esto es el primer signo de deshidratación y esto hará perdamos concentración en nuestro juego y nos sintamos más cansados.

Mejorar tu estado físico

No hay un estándar físico para el golfista y en principio es más importante la técnica que la complexión, pero es importante tener hábitos de vida saludable y realizar otras actividades deportivas para que nuestros músculos y articulaciones soporten el estrés generado en un juego de 18 hoyos en el que podríamos llegar a realizar el swing hasta 70 veces.

Es recomendable practicar otros deportes como natación y salir a correr para mejorar nuestra capacidad aeróbica. Ambos son ejercicios que dan movilidad a todas las articulaciones del cuerpo. Tener sobrepeso no es saludable en ningún caso, ya que perjudicará a tus articulaciones y tu salud en general.

Masaje deportivo

Un buen masaje deportivo busca drenar toxinas acumuladas en un partido de golf, evita que los músculos se contraigan y genera una sensación de relajación en los golfistas. Su empleo no es recomendado cuando hay fracturas en las que los tejidos deben sanar por su cuenta con inmovilización.

Las técnicas de masaje deportivo más usadas son el amasamiento y la percusión, que son movimientos ideales para drenar el estrés acumulado en músculos y articulaciones. Si bien no siempre es necesario que sean aplicados por un experto, si es mejor que lo haga un tercero ya que esto genera una sensación más placentera.

Uso de terapias de frío y calor

El hielo y el calor tienen efectos distintos sobre los tejidos dañados. El hielo hace que la irrigación sanguínea baje y hace que la inflamación comience a ceder, así como el dolor y los moretones que aparecen en la piel.

El calor permite que los nutrientes se asimilen mejor en el organismo, acelera la recuperación muscular y mantienen los tejidos preparados para actividades intensas

Uso de prendas de compresión

Estas prendas compresivas son poco frecuentes en golf, sin embargo son válidas para aumentar el rendimiento deportivo, mantener una temperatura corporal óptima sin sudar y reducir la posibilidad de lesión al proteger las articulaciones.

Estas siempre deben estar a la mano para el uso de primeros auxilios, pues la compresión es una forma de controlar la inflamación. Las mejores prendas en ese sentido serán férulas, coderas, muñequeras y rodilleras compresivas.

Uso de terapias de acupresión

El cuerpo tiene puntos específicos que permiten drenar tensión acumulada en los partidos de golf. Un terapeuta certificado podrá hacer que te sientas mejor con el uso de los dedos y las palmas de sus manos.

La acupresión se parece a la acupuntura, pero no utiliza agujas para ser aplicada, aunque comparten los mismos principios técnicos y holísticos de drenar energía y estrés mediante puntos específicos distribuidos en todo el cuerpo.

Uso de termoterapia y crioterapia

Es el empleo del frío y calor de forma más avanzada y en busca de resultados a largo plazo. Ambas abordan lesiones crónicas para así evitar posibles cirugías. La termoterapia llega a los 50 °C para aliviar dolores, mejorar la resistencia muscular y abrir los capilares de la piel. La crioterapia mata las células dañinas en el cuerpo con temperaturas de -130 °C. Ambas terapias deben ser aplicadas por expertos fisioterapeutas.

Uso de equipamiento adecuado

Aunque el vestuario en el golf pareciera haber sido creado para verse elegante, son prendas que cumplen funciones 100% deportivas. Tanto la camiseta como el pantalón deben favorecer la transferencia de energía con movimientos de torsión explosivos. El calzado tiene tacos, así se permite que los pies tengan mejor adherencia con la superficie, estos brindan comodidad, impermeabilidad y estabilidad.

Aunque parezca evidente, también es importante contar con todos los palos necesarios para realizar diversos tiros y saber escoger los adecuados ya que si, por ejemplo, se usa una madera o un hierro para realizar un tiro Putt, podemos llegar a lesionarnos además de que el tiro no será bueno.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00