🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Lesiones deportivas de pies y tobillos en la gimnasia

La gimnasia es un deporte de mucha disciplina, constancia y perfección en su técnica. Los saltos bruscos y aterrizajes de los atletas son las causas principales de las lesiones en pies y tobillos.

Como sabemos que la gimnasia es tu pasión, te invitamos a revisar esta lista de las lesiones de pies y tobillos más frecuentes en la gimnasia. Además aprenderás a usar el método PRICE en caso de una lesión leve y sabrás cuáles son los mejores productos comerciales para tener una mejor recuperación física

¿Cuáles son los tipos de lesiones en pies y tobillos más comunes cuando hacemos gimnasia?

¿Cuáles son los tipos de lesiones en pies y tobillos más comunes cuando hacemos gimnasia?

Ante una lesión, lo recomendable es bajar la intensidad del entrenamiento e intentar hacer ajustes en las técnicas de caídas y aterrizajes, que son los escenarios más probables donde haya alguna lesión en los pies y tobillos. Como estas partes del cuerpo reciben mucha carga de trabajo, debes conocer las lesiones más recurrentes en la gimnasia moderna.

Esguince de tobillo

Simplemente por apoyar mal el pie en una llegada puede haber un esguince de tobillo. Incluso correr y girar involuntariamente el pie hacia un lado es razón para tener una lesión de este tipo.

Cuando los tejidos del tobillo se distienden en exceso aparece una inflamación que debes controlar de inmediato con el método PRICE. Esta lesión abarca un 25% de todas las lesiones posibles en la gimnasia, así que el entrenamiento debe estar orientado a perfeccionar la técnica y bajar las probabilidades de resultar lesionado.

Tendinitis de tobillo

Los extensores de los dedos y el tendón de Aquiles son los tejidos que más sufren por el exceso de trabajo en los pies. Cuando esta ocurre, el dolor intenso e inflamación invaden el área afectada. La función central de los tendones es transmitir fuerza para lograr las maravillosas vueltas y tirabuzones que las gimnastas hacen en sus rutinas. Toda la articulación siente el impacto de una lesión, por lo que los atletas deben ser conscientes de la importancia de tener saludable el tren inferior.

Fractura de tobillo

Los pies soportan más del doble del peso corporal en las caídas. Una fractura va desde pequeñas fisuras en la estructura ósea hasta el quiebre en varias partes de los huesos del pie.

Los pasos en falso, las torsiones y traumatismos en los entrenamientos desencadenan una fractura que supone la baja durante varias semanas hasta comenzar la recuperación física. Cuando la fractura no afecta la integridad de otros tejidos blandos y es solo parcial el daño al hueso, la recuperación amerita más tiempo pero no requiere de cirugía, lo que es mejor para el gimnasta.

Contusiones

Los fuertes golpes hacen que la zona impactada, ya sea por un golpe contra el potro o las barras paralelas, quede adolorida y los vasos sanguíneos se rompan hasta permitir el paso de la sangre por debajo de la piel (hematomas).

Además de un tono azul y morado en la superficie, el dolor es moderado. Aunque no suponga una lesión grave, de igual modo se debe guardar reposo durante varios días hasta que el edema se vea menor. Los huesos y demás tejidos blandos de los pies sufren el golpe y quedan adoloridos, aunque sin roturas que lamentar.

Rotura de las falanges

Cuando los huesos de los dedos encajan luego de la lesión, no es necesario aplicar cirugía o manipulación de ellos para alinearlos. Sin embargo, cuando la fractura deja quebrado el hueso en varios pedazos, entonces sí es requerida una cirugía.

Puede haber una fractura pequeña sin dolor y complicarse posteriormente al pensar que es una torcedura leve. Las falanges son los huesos más frágiles de los dedos. Fuertes golpes o una mala posición del pie al caer luego de una acrobacia generan las roturas de estas.

Fascitis plantar

La fascia es la responsable de absorber y regresar la energía que recibe el pie luego de una pirueta increíble. Además mantiene el arco del pie durante un correcto caminar. Se trata de un tejido que va desde el talón hasta los dedos, en la zona metatarsal. Cuando se lesiona la fascia hay inflamación y dolor en el talón.

El dolor cuando la lesión es crónica puede durar seis meses y sentirse peor en las mañanas, luego de que el pie pase la noche en una sola posición al dormir.

Ampollas en dedos

Además de las manos, los pies también tienen ampollas por lo apretado de las zapatillas y la fuerza que recae sobre la punta de ellos. Es una lesión que todos los gimnastas han tenido en algún momento de su vida. Cuando las ampollas no se abordan con reposo y fármacos, pueden llegar a ser realmente molestas.

Mejores productos para la recuperación de lesiones de tobillos y pies en la gimnasia

Más vendidos

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de pies y tobillos en la gimnasia deportiva?

El método RICE no te hace un experto fisioterapeuta, solo te permite ganar tiempo en los primeros minutos de una lesión para luego ser examinado por un especialista. PRICE es una actualización importante del método que lo hace más efectivo.

  • Protección: Como hablamos de lesiones en los pies y tobillos, los atletas deben estar acostados preferiblemente hasta poder examinar el área dañada. Se debe cubrir el tobillo con una venda clásica o elástica, así evitaremos que haya movimientos bruscos.
  • Reposo: Hay formas de guardar reposo relativo, como usar muletas o bastón, pero en los primeros minutos no se debe mover la lesión, Los tejidos comenzarán a regenerarse cuando las fibras musculares, tendones y ligamentos comiencen a relajarse. Este reposo, de ser requerido, debe durar entre 48 y 72 horas hasta que la dolencia comience a bajar.
  • Hielo: Es recomendable aplicarlo con apoyo de un pañuelo o bolsa especial térmica. Permitirá reducir el umbral del dolor mientras la lesión se desinflama lo más posible. Comienza a usar hielo durante 10 minutos y luego amplía ese lapso hasta máximo 20 minutos, después debe haber un descanso obligatorio.
  • Compresión: El uso de tobilleras compresivas es recomendado en este paso, pues su función de mantener caliente los tejidos y controlar la irrigación de la sangre es lo que se busca. Además, evitamos el riesgo de apretar mucho la venda y cortar por completo la circulación.
  • Elevación: Subir el pie sobre un cojín por encima del nivel del corazón hará que la inflamación, el dolor y el edema bajen su ritmo de expansión. Esto debe durar al menos 72 horas mientras los tejidos se regeneran. La gravedad sirve de aliada para combatir las secuelas de la lesión.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00