🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Tratamiento de lesiones deportivas en la gimnasia

Los gimnastas siempre han de preferir los tratamientos fisioterapéuticos no invasivos para tratar cualquier lesión. Sin embargo, hay lesiones que no pueden ser solucionadas con estos, siendo la cirugía la única opción viable para conseguir una recuperación en el menor tiempo posible.

En este artículo vamos a profundizar sobre los procedimientos quirúrgicos más utilizados para tratar lesiones graves en gimnastas, de modo que conozcas bien cómo se procede en ellos y cuándo será el mejor camino para favorecer tu integridad.

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando practicamos gimnasia deportiva?

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando practicamos gimnasia deportiva?

Aunque se realice de la forma más profesional, este deporte implica ciertos riesgos específicos de sufrir lesiones en diferentes partes del cuerpo, siendo las más comunes las que te exponemos a continuación:

  • Desgarros del labruM: puede presentarse en cualquier ejercicio de gimnasia, pero son más vulnerables aquellos gimnastas especializados en anillos o barras. La misma genera mucho dolor y requiere de guardar reposo o de lo contrario se agravará la misma y podría conllevar a una cirugía.
  • Esguinces de muñeca: al estar sometida a fuerzas que superan el doble de nuestro peso corporal, es común que por una mala técnica pueda torcerse y sufrir esta lesión. Por lo general no pasa de ocasionar un simple microdesgarro en los ligamentos de la articulación, pero en algunos casos es necesario es uso de muñequeras o yesos para inmovilizar.
  • Epicondilitis o codo de tenista: se produce a nivel de la parte externa del codo, en su inserción con el epicóndilo o el hueso externo del codo y ocurre por un desgaste o inflamación en el tendón que conecta el músculo del antebrazo con el codo.
  • Rotura de ligamento cruzado anterior: este es un ligamento que se encuentra a nivel de la rodilla que suele romperse o desgarrarse parcialmente por una caída o una sobregiro al momento de una caída, un desmonte o bóveda. Puede ser escuchado incluso el sonido del ligamento desgarrándose como un chasquido seguido de inflamación en la articulación.
  • Espondilosis: la lesión que más preocupa en la espalda es esta, que ocurre por un desgaste progresivo y degenerativo de los discos vertebrales y las almohadillas cartilaginosas, provocando un adelgazamiento de los mismos (L4 y L5 con mayor frecuencia). Esto se traduce en un roce de vertebra con vertebra que genera dolores intensos con daño en la medular espinal y compresiones en las raíces nerviosas.

Mejores productos para recuperación de lesiones en gimnasia

Más vendidos

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de primeros auxilios en la gimnasia?

Una vez que se ha padecido una lesión, los primeros minutos son cruciales, y es ahí cuando el método RICE, actualizado a PRICE, cobra vital importancia. Este método consiste en una serie de primeros auxilios para tratar, aliviar los síntomas de dolor y sobre todo evitar que la lesión se agrave.

  • Protección: lo primero es asegurar la zona lesionada sea una extremidad o parte del core para que no sufra un nuevo daño que genere más problemas, y que sobre todo no hagan que la dolencia sea más difícil de tratar.
  • Reposo: al no conocer el alcance de la lesión es indispensable dejar de mover la articulación o músculo afectado hasta comprobar cómo evoluciona y conocer su alcance y cómo limitará la actividad del gimnasta.
  • Hielo: con la aplicación de frío se busca reducir la inflamación que aparece los primeros minutos gracias al efecto de vasoconstricción que este genera. Además, también sirve como analgésico, por lo que aliviará el dolor y dará una sensación de alivio al gimnasta.
  • Compresión: con la compresión se busca que con el paso de los minutos la articulación no vuelva a inflamarse, por lo que se aplica un vendaje o se utiliza una prenda de compresión como rodilleras, férulas o tobilleras.
  • Elevación: una vez la inflamación y el dolor sean controlados, se procede a elevar la zona de la lesión por encima del nivel del corazón controlar el riego sanguíneo.

Tratamientos quirúrgicos para curar las lesiones graves o crónicas en gimnastas y atletas

Tratamientos quirúrgicos para curar las lesiones graves o crónicas en gimnastas y atletas

Cuando se emplearon todos los mecanismos no invasivos para el tratamiento de estas lesiones deportivas, llámese medicamentos antiinflamatorio y analgésicos, inmovilizaciones, masajes, crioterapia, termoterapia o reposo, es momento de tomar la resolución de dicha lesión por la vía quirúrgica.

Lesiones en manos y muñecas

Las cirugías en las manos y muñecas suelen ser fáciles de realizar, pero para poder volver a la actividad acrobática del gimnasta se necesitará de un tiempo prudencial de recuperación. Las más comunes en esta extremidad son:

  • Cirugía para desgarros del labrum acetabular: se conoce también como reparación del manguito rotador que rodea la articulación del hombro. Este procedimiento comienza con una incisión abierta o con una artroscopia del hombro (incisión más pequeña) después de aplicar anestesia general para que el paciente se encuentre totalmente dormido mientras se repara este conjunto de músculos y ligamentos.
  • Artroscopia de muñeca: en esta cirugía utiliza un artroscopio e instrumentos quirúrgicos muy pequeños para poder examinar o reparar los tejidos desgarrados dentro o alrededor de la articulación. Es un procedimiento que le permitirá al médico determinar los problemas a solucionar en la muñeca del paciente sin realizar grandes cortes y lesionar otros tejidos. Generalmente el paciente siente poco dolor y se recupera mucho más rápido que en cirugías abiertas.
  • Artroscopia de codo: es una cirugía que consiste en 2 o 4 incisiones en la articulación para insertar el artroscopio que permite ver completamente el daño sufrido y reparar los tendones afectados

Lesiones en la espalda

La espalda es una zona sumamente delicada en la que se suele evitar la cirugía a toda costa ya que siempre supone muchos riesgos por la gran cantidad de nervios que se alojan en ella. Los procedimientos más comunes son:

  • Cirugía para la espondilolistesis degenerativa: usualmente se lleva a cabo en dos partes, una descompresión o laminectomía y una fusión de la columna vertebral a través de tornillos pediculares. En ambos casos se emplea anestesia general y se realiza una operación abierta de extremo cuidado.
  • Extirpación de hernia discal: otra lesión muy delicada en la que se duerme al paciente por completo para proceder a extraer la hernia alojada en uno de los discos de la columna. Se debe tener extremo cuidado de no dañar los nervios del disco o el paciente podría quedar padeciendo lumbagos y otros dolores en la espalda al regresar a la práctica de la gimnasia.

Lesiones en tobillos y pies

Al resistir todo el peso e impacto generado por los aterrizajes es normal que los pies y tobillos puedan padecer lesiones que conlleven a una cirugía. Estas son relativamente sencillas y sin riesgos, pero se deben seguir las instrucciones postoperatorias del médico ya que es una zona propensa a infectarse y de una cicatrización muy lenta.

  • Cirugía de fascitis plantar: cuando la fascia se inflama y es imposible aliviar el dolor con fisioterapia se procede a realizar una cirugía ambulatoria bajo anestesia local en la que se corta el tejido de la planta del pie para liberar tensión acumulada y conseguir que el dolor desaparezca.
  • Reparación del tendón de Aquiles: si este tendón se rompe por completo se procede a realizar una cirugía abierta bajo anestesia local en la que se realizan suturas en el mismo para que posteriormente se regenere de forma natural. El proceso de rehabilitación suele durar varias semanas.
  • Reparación del quinto metatarsiano: cuando este hueso se rompe de forma total se procede a realizar una cirugía abierta en la que se posiciona de nuevo en su lugar y se fija con clavos o tornillos para que posteriormente proceda a soldarse de forma natural.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00