🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Lesiones deportivas de cadera y pubis en el fútbol

La cadera es una de las articulaciones más necesarias para un futbolista, en espacial para aquellos amantes de los regates ya que en ella se encuentra el secreto de las fintas para engañar al rival y forzarlo a dar ese movimiento milimétrico que permite marcar diferencias para superarle.

Por tal motivo, tanto la cadera como los músculos abductores deben fortalecerse al máximo pues de lo contrario, no podrá soportar las exigencias propias de este deporte. Aquí te mostraremos cuáles son los tipos de lesiones más comunes a nivel de la cadera en los jugadores de fútbol.

¿Cuáles son los tipos de lesiones de cadera más comunes cuando jugamos al fútbol?

¿Cuáles son los tipos de lesiones de cadera más comunes cuando jugamos al fútbol?

La cadera es una articulación formada por el hueso fémur y la pelvis, que ésta última, a su vez, se encuentra formada por tres huesos: El ilion, isquion y pubis. La cabeza de fémur se articula en la fosa acetabular que se encuentra en el hueso coxal. Nos permite realizar movimientos de flexión, extensión, aducción, rotación interna y externa.

Entre las lesiones más comunes que suelen presentarse en futbolistas están:

Pubalgia

También llamada osteopatía dinámica de pubis, es una dolencia localizado en la zona inguino-púbica o en el abdomen bajo del deportista. Se presenta como un dolor severo que suele irradiar hacia la región de los abdominales y los músculos abductores.

Suele presentarse debido al sobre-esfuerzo muscular por movimientos repetitivos asociados a los entrenamientos de fútbol, causando una sobrecarga en este conjunto de músculos que forman el pubis, así como también ante situaciones de desequilibrios biomecánicos y estructurales, inadecuada práctica, cambios seguidos de terrenos y terrenos duros o inadecuados para realizar este tipo de práctica deportiva.

Lesiones de Labrum

Son un conjunto de lesiones que pueden ir desde tirones hasta desgarros en la articulación entre el coxal y el fémur, limitando así la estabilidad de la cadera. Su síntoma más específico es dolor inguinal que puede irradiarse hacia la pierna. Es muy poco común que se presente en futbolistas, pero la posibilidad de sufrirla durante un partido siempre estará latente.

Pueden ocurrir por traumatismos generados por una fuerte entrada del rival,  por patologías de base que afecten la cadera tal como artrosis u osteoporosis, o por una caída después de un salto para disputar un balón aéreo. Este tipo de lesiones serán tratadas de acuerdo a la fase en la que se encuentre, ya que en una fase inicial suele haber recuperación rápida con fisioterapia y manejando el dolor con analgésicos o antiinflamatorios, pero en lesiones más graves o más avanzadas suele tratarse de forma quirúrgica donde se procede a realizar una artroscopia de cadera.

Bursitis de cadera

Cuando ocurren traumatismos causados por caídas durante el juego o constantes choques para disputar balones divididos contra un rival, a nivel de la cadera puede ocurrir inflamación de la bolsa que rodea la articulación coxofemoral, este tipo de lesión se conoce como bursitis del trocante o trocanteritis. Este tipo de lesiones es bastante común en porteros, ya que en sus voladas para realizar paradas suelen caer al piso y acumulando desgaste y estrés en la articulación.

Suele producirse dolor en la parte lateral de la cadera. El tratamiento se basa en antiinflamatorios, pero si la molestia se hace permanente suele recomendarse la aplicación de plasma rico en plaquetas en la zona o a realizarse una intervención quirúrgica.

Artrosis de cadera en jóvenes

Se presenta como una deformación por desgaste de uno de los huesos de la articulación, esto le suele ocurrir a personas jóvenes como consecuencia de algún traumatismo durante un partido, aunque la realidad es que es bastante inusual que ocurra, a menos que sea una persona de edad avanzada que supere los 40 años, algo perfectamente posible en aficionados donde la exigencia es menor.

Se manifiesta con dolor en la ingle, pero esta molestia puede progresar a la pérdida de la flexibilidad y funcionalidad de la articulación en la cadera, y llegados a este punto se hace necesaria una intervención quirúrgica para la implantación de prótesis.

Mejores productos para la recuperación de lesiones de cadera y pubis en futbolistas

Más vendidos

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de pubis y cadera en jugadores de fútbol?

Cuando ocurre una lesión en un deportista se estipula el uso del método RICE, el cual se trata de una serie de acciones de primeros auxilios a realizar de forma oportuna y específica. El método PRICE es la actualización del método RICE, pero este último es más conocido.

  • Protección: en este paso se procede a inmovilizar la cadera, cosa que solo puede hacerse manteniendo al jugador acostado boca arriba o boca abajo si el dolor se presenta en la región lumbar.
  • Reposo: después de sufrir un traumatismo en la cadera lo mejor es no moverse durante un tiempo hasta que el dolor haya pasado o un médico lo indique.
  • Hielo: con este paso se busca reducir y detener el proceso inflamatorio después de sufrir una lesión por traumatismo, o incluso para calmar el dolor que genere la misma. Se debe colocar en la zona de la cadera donde el dolor sea más agudo o en su defecto donde la inflamación se note más pronunciada.
  • Compresión: la compresión tiene la intensión de evitar que la inflamación avance, pero nunca reducirla ya que si se comprime demasiado se pueden generar desde daños en los tejidos hasta daños en ligamentos. Para esta zona se suelen usar también prendas como cinturones o fajas.
  • Elevación: la elevación de la extremidad favorece el retorno venoso de la zona, para evitar así la formación de edema y disminuir incluso el dolor. Lo que debes hacer es acostarte boca abajo y poner una almohada en tu pelvis de modo que la cadera se eleve por encima del nivel del corazón.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00