🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Lesiones deportivas de tobillo en el fútbol

El tobillo es sin duda una de las articulaciones que más problemas da a los futbolistas debido a que en ellos se apoya todo el peso del cuerpo y es donde se acumula gran tensión por las arrancadas, carreras y sobre todo los golpeos de balón.

Por ello, como futbolista debes cuidar mucho tus tobillos pues podrían dejarte fuera de combate por varias semanas. En este artículo te presentamos las lesiones más comunes en la articulación del tobillo y cómo tratarlas con el método PRICE en los primeros instantes después de sufrirlas.

¿Cuáles son los tipos de lesiones de tobillos más comunes cuando jugamos al fútbol?

¿Cuáles son los tipos de lesiones de tobillos más comunes cuando jugamos al fútbol?

A continuación conocerás las principales dolencias que afectan a los futbolistas en esta articulación, de modo que sepas identificarlas cuando llegues a sufrir alguna de ellas.

Esguince de tobillo

Ocurre cuando se tuerce el tobillo de forma inusual, causando el estiramiento de los ligamentos hasta un punto de rotura, causar inflamación y dolor en la zona. Esta lesión es la más común para los jugadores fútbol, ya que sobrexponen la articulación a entradas de rivales que pueden llegar a ser muy agresivas.

Esta lesión tiene 3 niveles de gravedad:

  • Esguince de primer grado: es el estiramiento excesivo del ligamento causando pequeñas roturas microscópicas. El deportista suele presentar dolor, inflamación, hematomas y dificultad para mover la articulación.
  • Esguince de segundo grado: es la rotura parcial del ligamento, a su vez causar dolor leve e inflamación, impidiendo moviendo y dificultad para apoyar el pie, comprendiendo un periodo de recuperación de varias semanas.
  • Esguince de tercer grado: rotura completa del ligamento, esta es una de las lesiones más graves, con síntomas como dolor agudo, hematomas, inestabilidad del tobillo sin poder aguantar peso. Este tipo de lesión requiere de inmovilización del pie y también puede llegar a requerir de intervención quirúrgica y fisioterapia, siendo su periodo de recuperación entre seis a ocho semanas aproximadamente.

Lesión de tendones peroneos

Los tendones peroneos son tejidos que pasan por el tobillo y nos permiten mantenernos estabilizados y libres de torceduras. Las lesiones en estos tendones están relacionadas directamente con un esguince generados por fuertes entradas de los rivales que puede llegar a dañarlos haciendo que se desgarren parcial o totalmente.

Otra lesión común es una tendinitis, una lesión frecuente en jugadores de fútbol, que se caracteriza por la inflamación de uno o ambos tendones peroneos, que se sobrecargan debido al desgaste y estrés que acumulan por las constantes carreras y piques que realizan los jugadores en cada partido.

Tendinitis del tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles es el cordón grueso y fibroso que une los músculos de la pantorrilla con el calcáneo. Una tendinitis en él ocurre cuando se inflama o irrita, bien sea por un golpe de un rival o por acumular desgaste después de varios partidos en un lapso de tiempo relativamente corto.

El síntoma más claro es un dolor agudo y constante en la base de la pantorrilla que para sanar requiere mucho descanso antes de volver a tener actividad competitiva.

Fractura de tobillo

El tobillo como articulación está compuesto por un anillo que permite la conexión entre el astrágalo, la tibia y el peroné. Dentro de este anillo la estabilidad es proporcionada por 2 huesos; maléolo medial de la tibia y el maléolo lateral del peroné. Cuando uno de estos dos huesos se fractura, el tobillo pierde estabilidad y genera una inflamación y dolor agudo que no permite ni siquiera caminar.

Esta lesión es muy común en el fútbol y puede darse tanto por una entrada muy violenta del rival, como por un mal aterrizaje después de un salto para disputar un balón dividido. Según el grado de la lesión puede requerir inmovilización con yeso, o una cirugía de reconstrucción si la articulación se rompe por completo.

Mejores productos para la recuperación de lesiones de tobillo en futbolistas

Más vendidos

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de tobillo en jugadores de fútbol?

El método RICE es una serie de pasos que debe seguir una persona después de padecer una lesión. Con ellos se busca aliviar los primeros síntomas de la misma, de modo que la inflamación y el dolor sean tolerables. Este método recibió una actualización llamada PRICE que significa: Protección, Descanso, Hielo, Compresión y Elevación.

  • Protección: se procede a realizar un vendaje o incluso a entablillar el tobillo en caso de que se trate de una fractura. Con esto se evita que se reciba un nuevo golpe o movimiento brusco que agrave la lesión.
  • Reposo: detener la actividad física será esencial para evitar que un movimiento desafortunado empeore la condición del tobillo. Incluso caminar debe realizarse con asistencia de muletas.
  • Hielo: con el hielo se buscar reducir la inflamación aplicando una compresa fría en la cara del tobillo que se note más afectada e inflamada.
  • Compresión: la compresión es aplicada para que la inflamación no continúe avanzando y mantener la estabilidad de la articulación para que no se generen más daños. Se puede realizar tanto con un vendaje como con una tobillera de compresión.
  • Elevación: por último se eleva el pie del tobillo lesionado para que la irrigación sanguínea se reduzca y así la inflamación no continúe avanzando.

Este método debe ser usado solo como primeros auxilios o terapia para lesiones menores como esguinces de primer grado. Lo que debemos hacer es ir a nuestro médico para que analice la lesión y determine el tratamiento más efectivo posible.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00