Guía de compra: ¿Cómo elegir las mejores hombreras de compresión para la tendinitis del manguito rotador? Lista 2021

El manguito rotador hace referencia a un grupo de músculos y tendones que rodean la articulación del hombro para cumplir con su función estabilizadora y motriz. No obstante, por diferentes motivos, estos tendones se pueden inflamar e irritar hasta producir una tendinitis del manguito rotador del hombro.

Si esta lesión no es tratada a tiempo, el paciente puede sufrir una rotura del tendón del hombro. Por esa razón, es preciso conocer en qué consiste este tipo de tendinitis en el hombro, cuáles son sus síntomas y cómo se puede mejorar con la ayuda de una hombrera de compresión, dado los beneficios que ofrecen dichos accesorios.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis del manguito rotador del hombro?

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis del manguito rotador del hombro?

También conocida como “Síndrome de pinzamiento del hombro”, la tendinitis del manguito rotador es una patología que consiste en la inflamación de los tendones que conectan los músculos y los huesos de la articulación del hombro entre sí.

Los tendones del manguito rotador pasan por debajo de una zona ósea en su traslado hasta fijarse en la parte superior del hueso del brazo y así, cuando se inflaman, provocan un dolor punzante en el hombro muy característico de esta afección. El manguito rotador se encarga de mantener la cabeza del húmero dentro de la cavidad glenoidea para facilitar su movilidad.

Para estabilizar al hombro, este está compuesto por un grupo de cuatro músculos que son:

  • Músculo subescapular: Es aquel que rota el húmero de forma interna.
  • Músculo supraespinoso: Interviene en el movimiento de abducción del brazo y por eso, realiza los primeros 15 o 20 grados.
  • Músculo infraespinoso: Ayuda a rotar el brazo, externamente.
  • Músculos redondo menor: Participa en la rotación externa del brazo.

Ahora bien, los tendones del manguito rotador pasan por un espacio que hay entre la articulación del hombro y el acromion (un hueso que se encuentra encima de la articulación). Estos, tienden a inflamarse cuando se manifiesta la tendinitis del manguito rotador y en ese caso, pueden quedar pellizcados contra una de las demás estructuras que componen la articulación del hombro; por lo cual, generan una alteración en la zona. Habitualmente, dicha enfermedad afecta a los tendones que se sitúan debajo del acromion.

Las principales causas y factores de riesgo que desencadenan este tipo de lesión en el hombro destacamos:

  • Dormir sobre el mismo brazo todas las noches.
  • Sufrir una lesión importante en el hombro.
  • Mantener el brazo en la misma posición durante largos períodos de tiempo.
  • Levantar objetos pesados durante un lapso prolongado.
  • Practicar deportes que requieren movimientos repetitivos del brazo por encima de la cabeza (natación, tenis, béisbol, levantamiento de pesas, etc.).
  • Tener un trabajo que requiere movimientos de brazos constantes (pintor o carpintereo).
  • La edad o el envejecimiento.
  • Por un componente genético (antecedentes familiares).

Las personas que sufren una tendinitis del manguito rotador desarrollan un cuadro clínico particular muestra los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor sordo irradiado en el hombro: En ocasiones, puede irradiarse hacia el codo (sin llegar hasta la mano).
  • Dificultad o limitación para levantar el brazo afectado: El hecho de alzar el brazo para hacer actividades en planos elevados (peinarse, secarse el cabello, levantar peso, tocarse la espalda, etc.), aumenta el dolor.
  • Insomnio o perturbación del sueño: Esto, debido a que la patología produce un tipo de dolor nocturno que altera el sueño, sobre todo, por acostarse encima del hombro lesionado.
  • Pérdida de fuerza: En los casos más graves de la tendinitis, el paciente muestra debilidad en el brazo o pérdida de la fuerza.
  • Si existen complicaciones en torno a la enfermedad, se presentarán los siguientes síntomas: déficit permanente de la capacidad de movimiento y degeneración paulatina de la articulación.

¿Cuáles son los beneficios de usar una hombrera de compresión para tratar la tendinitis del manguito rotador?

En la mayoría de los casos, un tratamiento conservador es suficiente para que un paciente con tendinitis del manguito rotador pueda recuperarse rápidamente de la lesión. El médico especialista deberá indicar la realización de ciertas terapias que ayuden a agilizar el proceso de recuperación. Uno de estos procedimientos, consiste en aplicar la terapia de compresión.

Este tipo de terapia no invasiva utiliza un elemento o dispositivo elástico para regular la función de la pared vascular, disminuir la presión venosa y optimizar el metabolismos en los tejidos, recuperando las articulaciones y los músculos de la zona afectada. Es apropiado hacer uso de una hombrera de compresión que logre ayudar este tipo de lesión de forma correcta.

Esta prenda de compresión se encarga de limitar el movimiento del hombro garantizando los siguientes beneficios:

  • Mitiga el dolor en la articulación del hombro.
  • Disminuye el proceso inflamatorio desarrollado por la tendinitis del manguito rotador.
  • Proporciona firmeza en la zona, para mantener centrada la cabeza humeral en la fosa glenoidea y el arco coracoacromial.
  • Favorece la rehabilitación de los pacientes para recobrar el funcionamiento normal de su hombro.
  • Protege el área afectada, con el objetivo de evitar que el paciente sufre otras lesiones o la patología empeore.
  • Brinda comodidad en el hombro afectado, durante y después de su recuperación.
  • Garantiza seguridad para que sus usuarios puedan realizar diversas movimientos o acciones, sin miedo a que se manifiesten nuevamente las molestias.

¿Qué tipo de hombrera es la más indicada para mejorar la tendinitis del hombro?

Se distinguen diferentes modelos de hombreras de compresión, dado que, estas prendas tienen definidas sus funciones específicas para así satisfacer los requerimientos de todo su público objetivo. Es ideal que los pacientes tengan en cuenta ciertas características antes de comprar una hombrera eficiente que no produzca efectos adversos.

Listamos las principales características a destacar antes de elegir tu hombrera:

  • Material: Es importante que la hombrera esté elaborada con un material resistente y transpirable para que facilite las actividades del día a día y no genere incomodidad. Al igual que, para evitar el rápido desgaste de la prenda (porque el proceso de recuperación de la enfermedad, requiere su uso continuo).
  • Talla o dimensión: Los pacientes deben escoger su tamaño adecuado para así obtener los beneficios que ofrece la terapia de compresión con el nivel de sujeción conveniente. De lo contrario, es probable que el accesorio estrangule el flujo sanguíneo y aumente el dolor o inflamación de la zona. Para ello, se aconseja medir el hombro y el brazo a fin de concretar las dimensiones específicas.
  • Compresión adecuada: Así como es fundamental escoger una talla indicada, también se aconseja elegir una hombrera que otorgue una compresión regulable para que estabilice adecuadamente la articulación. De tal modo, el usuario sentirá comodidad y seguridad.
  • Diseño confortable: Vale la pena analizar el diseño, con el fin de que aporte confort y no genere molestias en la parte del hombro o las zonas adyacentes durante el tratamiento.

Recomendamos comprar una hombrera deportiva de compresión, ya que este tipo cumple con todos los detalles mencionados anteriormente. Considerando que, son prendas que se caracterizan por su capacidad de reforzar la articulación del hombro y promover la movilidad de la articulación durante las prácticas deportivas. Asimismo, garantizan estabilidad, alivian el dolor, brindan comodidad y así, aceleran el restablecimiento del hombro lesionado.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00