Guía de compra: ¿Cómo elegir los mejores calcetines y medias deportivas de compresión para running? Lista 2021

El running es una práctica deportiva que se distingue por su gran expansión de nivel mundial. Considerando que, mejora la salud, reduce los riesgos de contraer enfermedades y fortalece los huesos y músculos, gracias a ello, cada vez son más la cantidad de personas que se suman al running.

No obstante, también puede tener un impacto no deseado sobre la salud, ya que en ocasiones provoca lesiones. Motivo por el que, es imprescindible que los corredores usen un equipo de protección adecuado para eludir estas patologías. Lo cual, básicamente, hace referencia a las medias y pantorrilleras de compresión.

¿Cuáles son las lesiones más comunes cuando practicamos running?

Los deportistas que ejercen esta disciplina deportiva tienen que trabajar en su resistencia y velocidad para alcanzar su marca objetivo, sobre todo, cuando participan en carreras y campeonatos. Como consecuencia del entrenamiento diario y para poder prevenir los traumatismos que tiende a provocar dicha práctica, primero que todo es esencial conocer cuáles son las lesiones más frecuentes y aquí, destacamos una a una:

Rodilla de corredor

Es una patología que también se conoce como “síndrome de la cintilla iliotibial” y corresponde a una de las lesiones más comunes en los corredores. La cual, se desencadena cuando el talón sufre un impacto brusco directamente en el suelo mientras el paciente ejerce una carrera y así, genera un dolor punzante en la cara externa de la rodilla. De ese modo, básicamente, es una tendinitis en la cintilla iliotibial (una banda gruesa del tejido fibroso que se extiende desde la cadera hacia abajo).

En general, las causas de este tipo lesión durante el running, respecta a errores en el entrenamiento o en torno a una técnica de carrera. En el primer caso, se destaca el hecho de usar calzado inadecuado, cambiar de superficie y pendiente de entrenamiento, hacer un calentamiento deficiente, no realizar un trabajo paralelo de refuerzo de los grupos musculares grandes y no seguir un programa de entrenamiento progresivo. Mientras que, si es causado por errores en la técnica de carrera, hace referencia a un apoyo excesivo del talón o al intento de prolongar la zancada manteniendo el tronco rígido y vertical.

Tendinitis rotuliana

En general, la tendinitis es la inflamación de un tendón y se produce por un impacto repetitivo sobre cualquier superficie dura, en efecto, provoca un fuerte dolor y gran desequilibrio en la articulación. Así, la tendinitis rotuliana consiste en una lesión en el tendón que une la rótula con la tibia y en consecuencia, causa dolor en la zona ubicada entre la rótula y la parte superior-anterior de la tibia, al igual que dificultad para mover la rodilla y sensación de pérdida de fuerza.

Por su parte, este tipo de tendinitis es originada por una sobrecarga de trabajo que genera micro-impactos en la rodilla, a causa de una mala amortiguación del calzado que se utilizan para correr o por una técnica incorrecta de carrera. Siendo así, una patología frecuente en los deportistas que practican running y dado que, afecta la rótula que es la que actúa como palanca para realizar flexión y extensión en la parte delantera de la rodilla, se considera una lesión de carácter severo.

Fascitis plantar

Las carreras de larga distancia son actividades que ejercen mucha presión sobre el talón y los tejidos adheridos, por lo que pueden producir una afección conocida como “fascitis plantar”. Esta patología se desencadena cuando la membrana que recubre los músculos de la planta del pie y del talón se inflaman, como resultado, provoca un dolor agudo en dicha zona y este, tiende a empeorar con la actividad.

Por ende, la fascitis plantar se califica como un gran obstáculo para el runner. Valorando que, si no usa el calzado adecuado para correr, tiene una forma errónea de pisar, realiza el calentamiento de manera ineficiente y su estructura del pie es irregular, con frecuencia, puede padecer una lesión de tal categoría. Sobre todo, por el estrés o tensión que recibe el talón durante el lapso de tiempo de actividad.

Periostitis tibial

Se trata de una afección que suscita una notable inflamación del periostio y como consecuencia, afecta a la zona distal y medial de la tibia (o espinilla). Es por ello que, se puede detectar a partir de un intenso dolor en el área media y/o baja de la tibia que persiste durante la actividad y se agudiza al correr, en la mayoría de los casos. Esto, se debe a una inadaptación del periostio y el músculo ante un volumen de entrenamiento excesivo, es decir, por sobrecarga deportiva.

Por lo tanto, la periostitis tibial suele manifestarse durante los períodos en que los entrenamientos son más exigentes e intensos. Puesto que, cuando un atleta corre, impacta su pie contra el suelo y esto causa vibraciones que, al unirse con una técnica incorrecta o un sobreentrenamiento, provoca numerosos traumatismos en la cara anterior o posterior de la tibia. En efecto, usualmente, la lesión también puede aparecer por el aumento súbito de la distancia recorrida o la velocidad del entrenamiento.

Fracturas de estrés

Son pequeñas roturas o quebraduras de huesos que soportan peso, ya sea por la aplicación de fuerza repetitivamente, por un aumento de la cantidad o intensidad de una actividad de manera repentina, por un conjunto de micro-traumatismos constantes o por correr largas distancias. Razón por la cual, esta es una de las lesiones más temidas por los corredores o runners, sobre todo cuando su severidad se eleva al máximo nivel, ya que el dolor que causa se vuelve cada vez más incapacitante.

En ese sentido, específicamente, el running tiende a desencadenar fracturas por estrés debido a un exceso de carga de kilómetros sobre el cuerpo del atleta o por la falta de descanso sugerido. De tal manera, provocan una intensa fatiga o sobrecarga en la zona de mayor impacto que son los pies y como consecuencia, desgarran los fragmentos óseos ubicados en estas extremidades. Así, las más comunes que presentan los corredores son: fractura del segundo metatarsiano, fractura del quinto metatarsiano, fractura del astrágalo y fractura del calcáneo.

¿Cuáles son los beneficios de las medias y pantorrilleras de compresión para corredores?

¿Cuáles son los beneficios de las medias y pantorrilleras de compresión para corredores?

Para prevenir estas las lesiones deportivas en runners, se recomienda utilizar las famosas medias y pantorrilleras de compresión para resguardar las extremidades inferiores y ayuden a mejorar el rendimiento del deportista ya que se ocupan de mejorar la circulación venosa de las piernas.

De ese modo, las medias de compresión proporcionan los siguientes beneficios para los runners:

  • Minimizan el riesgo de sufrir lesiones, tales como: la periostitis tibial, la fascitis plantar, la tendinitis rotuliana, etc.
  • Disminuyen la manifestación de los dolores musculares, inflamación, micro roturas en las fibras musculares y fatiga.
  • Agilizan el calentamiento de los músculos.
  • Optimizan el rendimiento y la resistencia del deportista, a nivel aeróbico y anaeróbico.
  • Fomentan la restauración de la zona después de practicar entrenamientos.
  • Ayudan a recuperarse más rápidamente tras correr largas distancias.
  • Conservan el calor corporal en días de frío y lluvia.
  • Garantizan una mayor sujeción de las musculaturas.
  • Reducen el efecto del impacto que se origina con cada zancada.
  • Favorecen una menor vibración y oscilación lateral de las fibras musculares.
  • Mejoran el sistema circulatorio venoso para asistir el retorno de la sangre al corazón y eliminar toxinas.

¿Qué características debes tener en cuenta antes de elegir la mejor media compresiva para correr?

Aquí te especificamos las principales particularidades de una media compresiva óptima:

Según su función

Existen medias indicadas para entrenar, otras para el proceso de recuperación y demás que son ideales para las competiciones. En consecuencia, dependiendo de la actividad que realizarás, tienes que elegir una media apta para que cumpla con su función específica. Hay medias de compresión que se encargan de mejorar el rendimiento deportivo, minimizar los impactos en la zona, reducir la fatiga muscular, favorecer el drenaje de toxinas, transpirar el sudor, evitar la dilatación del pie, etc.

Material de fabricación

Se recomienda seleccionar calcetines de materiales sintéticos que faciliten la transpirabilidad, tales como: poliéster, nylon o elastano. Sumado a esto, apuesta por las medias que cuentan con refuerzos en regiones como la puntera o el talón, en vista de que permiten obtener mucha más amortiguación y una protección elevada. Es esencial que la prenda de compresión esté fabricada sin costuras.

Tipo de compresión

Para escoger tus calcetines compresivos, también es conveniente revisar el tipo de compresión que ofrece. Lo cual, específicamente, hace referencia al grado de compresión que ejerce la media sobre el pie y los gemelos.

Así, existen las siguientes:

  • Medias de compresión para entrenamiento y recuperación: Deben desempeñar una presión entre 15-30 mmHg.
  • Medias de compresión para competencias o graves problemas de circulación: Proporcionan 40 mmHg o más.

Talla

Aunque algunas marcas fabrican este tipo de medias en talla única, habitualmente, se encuentran diferentes tallas (S, M, L y XL) y por ello, según las instrucciones del fabricante, tienes que elegir la que se adapte mejor a tu anatomía para poder evitar que se deformen (si compras una talla incorrecta). Asimismo, ten en cuenta su longitud, ya sean pantorrilleras cortas, medias o largas.).

Precio

Por ahorrar dinero, muchos corredores prefieren comprar imitaciones o falsificaciones de medias de compresión de marcas reconocidas en el mundo atlético. Sin embargo, esto se considera una contraindicación, ya que dicho tipo de calcetines son confeccionados con un material de calidad pobre y por lo tanto, la efectividad será menor. Por lo general, los precios de estas se encuentran entre 25, 40 y 50 euros, dependiendo de las funciones que proveen.

¿Funcionan realmente las medias de compresión para mejorar el rendimiento y recuperación en corredores?

¿Funcionan realmente las medias de compresión para mejorar el rendimiento y recuperación en corredores?

Cada vez es más común toparse con runners que lucen medias o pantorrilleras de compresión, pero ¿en realidad son tan efectivas como lo aseguran? La respuesta es, sí. En virtud de que, ayudan a optimizar la circulación sanguínea y la oxigenación muscular que fomenta un mejor retorno venoso, aparte de que logran prevenir lesiones y acelerar la recuperación de estas.

De ese modo, son elementos que reducen la fatiga notablemente o los traumas post ejercicio, así como también aceleran el proceso de restablecimiento tras la ardua actividad de las articulaciones mientras el deportista corre por un largo tiempo. Sumado a eso, ofrecen comodidad, soporte muscular y una función termo-reguladora que permite elevar el rendimiento.

De modo que las medias deportivas de compresión, son la mejor prenda para aumentar el rendimiento deportivo en runners, y si tienes una lesión, podrás lograr una rápida cura con el uso de la terapia compresiva, cuyo trabajo es eficaz en el mejoramiento de los componentes internos del pie y la pantorrilla.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00