Guía de compra: ¿Cómo elegir las mejores fajas lumbares deportivas para la espalda para todo tipo de lesiones? Lista 2021

A la hora de una lesión, elegir la mejor faja deportiva para lumbares es una tarea que no tiene que resultar complicada si empiezas a conocer todas las opciones que tienes a tu disposición. Hacer la elección adecuada te garantizará comodidad e incluso un buen costo del producto.

Las fajas lumbares son aquellas que funcionan como un apoyo de tipo ortésico, es decir, se usa para modificar los aspectos funcionales o estructurales del sistema neuromusculoesquelético. En el siguiente artículo te indicaremos cuándo es necesario usar esta prenda según su dolencia o lesión, los tipos de fajas y también sus beneficios.

¿En qué tipo de dolencias o lesiones son recomendables usar las fajas lumbares de compresión para dolores de espalda?

Es recomendable que se haga uso de una faja lumbar de compresión para dolores de espalda cuando se padece de una lumbalgia, para una hernia discal o algún tipo de dolor crónico en la zona lumbar, entre otros.

La siguiente lista de dolencias y lesiones te ayudará a definir cuáles son los casos donde se recomienda su uso:

  • Cervicalgias: Es un dolor hacia el área del brazo, pero también se puede sentir en la cabeza provocando cefaleas (dolor de cabeza intenso y persistente que va acompañado de sensación de pesadez).
  • Dorsalgias: Es una molestia que se puede sentir de un solo lado de la espalda, como también puede ser bilateral. Lo común es que el dolor se presente en la zona superior de la espalda (entre los omóplatos).
  • Ciática: Básicamente es un dolor que va desde la parte inferior de la espalda a través de las caderas y los glúteos y hacia abajo de cada pierna.
  • Contracturas musculares: Una forma simple de conceptualizar es explicando que se trata de una fuerte tensión constante donde el músculo se contrae de forma involuntaria.
  • Hernia inguinal: Los síntomas de esta pueden llegar a ser muy dolorosos, por lo que será fácil de reconocer. Se trata de un tejido que sobresale a través de un punto débil en los músculos abdominales. Ese bulto que sobresale es doloroso para actividades cotidianas como levantar algún objeto pesado, aunque no siempre representa un riesgo.
  • Lumbalgia: Es un dolor que suele molestar en la parte inferior o baja de la espalda.
  • Hernias discales: Es un problema en el disco cartilaginoso que está entre los huesos de la columna vertebral. En palabras más sencillas, ese mencionado disco se puede salir de su lugar (herniarse) o romperse a causa de una lesión. Lo que permiten estos discos es agacharse y estirarse.
  • Discopatía: Se refiere al desgaste de los discos espinales y está vinculado al envejecimiento. Los síntomas son un dolor en la parte inferior de la espalda.
  • Osteoporosis: Es una enfermedad en la que hay una disminución de la masa ósea. Los huesos se vuelven más débiles, frágiles y resisten menos los golpes o caídas.
  • Osteomalacia: Es otra afección, pero en este caso hay contracciones intermitentes y dolorosas de los músculos, temblores y espasmos musculares dolorosos.
  • Artrosis lumbar: Por lo general, produce dolor y pérdida de movilidad. Es cuando se produce el desgaste del cartílago (capa de un tejido más blando que el hueso que recubre la superficie de la articulación).

¿Qué beneficios para la salud tienen las fajas ortopédicas de compresión para hombre y mujer?

¿Qué beneficios para la salud tienen las fajas ortopédicas de compresión para hombre y mujer?

Lo bueno de las fajas lumbares es que tienen múltiples beneficios para la salud. Su uso puede ayudarte a aliviar el dolor, aumentar la movilidad, corregir la postura corporal y a prevenir futuras lesiones de la espalda baja.

Entre sus beneficios más resaltantes para la salud, tanto en hombres como mujeres, destacan:

  • Prevención: Ayudan a prevenir que se produzcan ciertos tipos de lesiones cuando se está realizando algún ejercicio, en el caso de que sea usada para deporte.
  • Mejora la higiene postural: Sirven como recordatorio para evitar que adoptemos posturas incorrectas, que además de una ventaja, también es beneficioso para la salud. Al evitar que el cuerpo se acostumbre a una forma que no es la natural del cuerpo, y que es muy común debido a la cantidades de personas que están constantemente en una computadora, o pasan largos lapsos de tiempo con la cabeza hacia abajo mirando el celular.
  • Protección: Si hay una lesión, la faja ortopédica de compresión ayuda a que la persona se pueda mover sin empeorar dicha lesión.
  • Termoterapia: Ofrecen calor y esto ayudará a que si hay una lesión exista una rápida recuperación.
  • Compresión: Ayudan a comprimir el abdomen, en el caso de querer una pérdida de peso. Esto acompañado de una alimentación balanceada y también ejercicio serán la combinación perfecta.
  • Alivio del dolor: No deja que la musculatura afectada realice esfuerzo, lo que alivia el dolor de forma casi inmediata.
  • Mejora de rendimiento deportivo: Ayudan con el entrenamiento deportivo a personas que levantan peso y trabajan la musculatura.
  • Para embarazadas: Las embarazadas también pueden usar fajas lumbares. Esto las ayuda con el dolor de espalda debido al peso de la barriga y a que durante el proceso puedan mantener una postura correcta.
  • Para lesiones laborales: Largas horas de trabajo y estrés generan malestares de espalda, la cual se puede ir agrandando con el pasar del tiempo. La faja ayuda a que en el transcurso de las horas laborales mantengan una buena postura y que por el contrario, no desarrollen una mala posición que lleve a una lesión.
  • Ayuda con la inflamación: Son beneficiosas porque el calor actúa sobre la zona y la fuerza de la faja ayudan a contrarrestar.

¿Qué características debes tener en cuenta antes de elegir la mejor faja lumbar deportiva para espalda baja?

Las fajas lumbares no son cualquier prenda, por esta razón se debe evaluar cada elemento antes de hacer la compra, empezando por cuál es el tipo de malestar por el que se está acudiendo o para qué actividad. Luego de conocer su uso, tendrás que pensar en el tamaño, diseño o el costo. Pero no te estreses,  porque aquí tenemos las respuestas a todas sus interrogantes.

Según su uso

Se debe destacar que existen distintos tipos de fajas, por eso es importante pensar en el empleo que se le dará.

  • Fajas para aliviar el dolor: El dolor de espalda es una de las peores aflicciones que podemos sentir en el cuerpo, logrando detener por completo las actividades diarias, ya sean deportivas, laborales o cualquier área. Las fajas lumbares son la mejor solución para estos problemas.
  • Fajas reforzadas: Funcionan para el dolor lumbar moderado o severo, postoperatorios e incluso para la ciática. Sujetan y contienen la zona lumbar y la región sacra, ayudan a mejorar la funcionalidad y reducir el dolor de la espalda. Se pueden utilizar en las recuperaciones de una cirugía en esa área, gracias a que ayuda a mantener una posición adecuada, aporta seguridad en los movimientos y mantiene la zona comprimida.
  • Fajas lumbares clásicas: Se usa para la reuma, lumbalgias, hernias y otros dolores agudos de espalda, debido a que el objetivo es contener la zona lumbar y la región sacra. Ayudan a recuperar la movilidad y alivian el dolor.
  • Fajas con férulas: Se reconocen porque tienen varillas en la zona de la espalda. La prenda ejerce mayor presión y soporte en la zona. Lo bueno de este tipo, es que se puede elegir entre varillas duras o blandas, según la magnitud del dolor. Estas se encargan de empujar la columna vertebral.
  • Fajas deportivas: Sujetan la zona baja de la espalda, son transpirables debido al exceso de sudor a la hora de ejercitarse. Aunque se usan para actividades deportivas relacionadas con la musculación y el levantamiento de peso, son las más eficientes para hernias discales. Ayudan a prevenir que se produzcan algunas lesiones, ofrecen restricciones de movimientos mientras se realizan actividades deportivas. También sirven como recordatorio para evitar que se adopten posturas incorrectas. Vienen fabricadas en materiales transpirables y también incluyen un refuerzo de sujeción. Son beneficiosas para quienes levantan grandes cantidades de peso gracias a que ayuda a la contención de la zona y evita el riesgo de lesiones.
  • Fajas postparto: Cubren toda la parte abdominal para dar firmeza a la zona. Se utilizan cuando la dama acaba de dar a luz y los cambios en el cuerpo necesitan un apoyo. Esta prenda no debe ser usada de forma inmediata tras un parto, debes dejar al cuerpo descansar y luego aprovechar sus beneficios. Nunca será lo mismo una faja creada para el aspecto estético, para verse mejor, que las diseñadas para recuperación por lesión o inconvenientes de salud.

Material

Las fajas lumbares pueden estar fabricadas de distintos materiales según el uso. Unas son de materiales blandos y otras duras.

  • Las fajas blandas son aquellas de materiales elásticos, se ajustan a la parte baja de la espalda y el abdomen para mayor comodidad y las actividades a practicar. Están ajustadas por medio de correas o tiras de velcro para brindar una mejor compresión.
  • Las duras están diseñadas con material robusto que suelen limitar el movimiento. Es importante que nos sintamos cómodos con la prenda que compremos. Se debe verificar que la tela sea transpirable y el material elástico para que la movilización del cuerpo sea con libertad.
  • Lo ideal es que la prenda no tenga costuras, de esta forma se pueden evitar lesiones o rozaduras en la zona abdominal.

Con o sin varillas de soporte

Las varillas de soporte se suman a las variaciones a la hora de elegir una faja. Las hay con y sin ellas. Los modelos que tienen refuerzos están más recomendados para personas que sufrieron algún tipo de fractura vertebral; es decir, que tienen limitaciones para realizar ciertos movimientos. En el caso de que sea una faja deportiva, se debe evaluar cómo se sentirá según el ejercicio que realiza. Se debe inspeccionar el material.

Talla

Evaluar la talla que se ajusta al cuerpo y no mentirse a sí mismos. Comprobar que existe comodidad al usarla es indispensable. Para elegir la faja lumbar deportiva sin fallar en el intento, deberás medir el contorno de la zona más ancha de la cintura con una cinta métrica. La cual indicará los resultados en centímetros (cm) y podrá realizar la comparación con la tabla que le facilitamos a continuación.

Diseño

Lo bueno de las fajas es que vienen en distintos colores y modelos, pero también materiales. Evalúa para qué la necesitas y si por ejemplo, es para hacer ejercicio, procura que sea un material beneficioso con la transpiración porque el sudor no es el mejor amigo del entrenamiento, al contrario, puede entorpecer pero es esencial y natural.

Sí será utilizada para salir, es conveniente que sea una diseño que no se note en la ropa para que puedas pasar desapercibida, te sientas cómoda y segura. Depende de la comodidad de cada quien. También existen modelos de fajas que son del tipo camiseta. Se adaptan a la espalda para evitar lesiones y son una buena opción para ir moldeando el abdomen. Son cómodas y al mejorar postura te da una mejor posición y lucirás diferente.

Sin duda alguna, gracias a la versatilidad, variedad de colores y diseños que se consiguen en el mercado, podremos usar las fajas sin ningún tipo de excusa “estético” y mejorar considerablemente la salud.

Precio

Los montos que podrás conseguir en el mercado de las fajas son muy fluctuantes. Pero eso sí, todo dependerá de la calidad del producto, ya que mientras mayor dinero inviertas en estas prendas, mejor serán los resultados y la duración será mucho más prologando que otros de muy bajos costos. Siendo las fajas deportivas de compresión, las más solicitadas y con la mejor recomendación en cuanto a especialistas y expertos en el área se trata.

¿Cómo usar las fajas deportivas para la espalda y aliviar el dolor lumbar?

¿Cómo usar las fajas deportivas para la espalda y aliviar el dolor lumbar?

Si es un dolor extremo o crees que pueda ser un caso peor, lo mejor es acudir primero al especialista para que recomiende la faja adecuada, sobre todo si se trata de una recuperación tras una fractura o cirugía.

En cambio, si es por dolencias comunes, ya sea por malas posiciones o duros entrenamientos, lo adecuado es utilizar la faja durante un máximo de 4 horas diarias. En ninguna de las situaciones es recomendado usarlas por mucho tiempo es decir, durante años. Esto puede cambiar bajo previa prescripción médica.

Estas prendas son útiles para múltiples situaciones ya sean deportivas, para lesiones, postparto, entre otros. También, es un gran apoyo para personas de la tercera edad por sus constantes dolencias o cualquier tipo de problema común que puedan presentar en esa área. Deportistas, embarazadas, niños, para golpes y contusiones y hasta distintas enfermedades pueden apoyarse de la faja para mejorar su día a día.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00