¿Cómo utilizar los rodillos de masaje eléctricos para aliviar el dolor y mejorar la recuperación muscular?

Como muchas de las dolencias musculares están más relacionadas con tensiones en la fascia, los rodillos masajeadores son herramientas muy efectivas para tratar las alteraciones en la elasticidad en este tejido que recubre cada órgano y músculo. Ayuda a proteger la integridad de cada parte del cuerpo con un buen masaje miofascial.

Te mostraremos los tipos de dolores y lesiones que puedes tratar con el Foam Roller eléctrico, en cuáles partes de la complexión es más efectivo y los tipos de lesiones que no debes tratar debido a contraindicaciones. Por último, sabrás cuáles son las mejores alternativas para tener beneficios similares.

¿Qué tipo de dolores y lesiones se pueden tratar con rodillos de masaje eléctricos?

¿Qué tipo de dolores y lesiones se pueden tratar con rodillos de masaje eléctricos?

Bien sea por razones deportivas o de trabajo, quizás por lesiones crónicas que hayas tenido, son muchas las dolencias que puedes aliviar con el rodillo masajeador:

  • Tendinitis: las lesiones de este tipo no deben ser tratadas de inmediato, pero el uso del rodillo masajeador es recomendado cuando se quiere acelerar la recuperación que ya ha tomado varias semanas en sanar. La lesión tendinosa más frecuente es la tendinitis aquilea, que es de fácil acceso para el Foam Roller.
  • Hombros dolorosos: la combinación de deslizamientos y vibraciones, hace que la rigidez en el manguito rotador sea menor. El dolor en el hombro se debe a contracturas que deben ser tratadas con masajes constantes para tener un alivio duradero Los tendones y ligamentos quedan protegidos cuando el funcionamiento muscular es el adecuado.
  • Cervicalgias o dolor en el cuello: para resolver los males en la cervical, solo requieres encender el producto y permitir que las estimulaciones lleguen a tejidos cercanos a las vértebras, que también se ven afectadas por la rigidez muscular, pero no deben recibir una estimulación directa del Foam Roller.
  • Dorsalgias o dolor de espalda: dependiendo del tipo de ejercicios, es posible que con el rodillo masajeador puedas relajar los músculos dorsales de la espalda, que a veces son de difícil acceso para este producto. La dorsalgia es de las dolencias menos frecuentes en la espalda, está más presente en deportistas de disciplinas en las que se requiere fuerza.
  • Lumbalgias o dolor de lumbar: las personas con dolores en la zona baja de la espalda, prefieren la versatilidad del rodillo masajeador para realizar rutinas a diario y mantener saludables la estructura muscular en la espalda baja. Y como este producto ofrece vibraciones, para los usuarios sin experiencia resulta una opción segura, con mínimas indicaciones para que haya un masaje efectivo.
  • Ciáticas: como este mal va a afectar la integridad de la espalda, los glúteos y las piernas, con una sola sesión puedes ofrecer beneficios a estas tres partes del cuerpo donde la ciática tiene incidencia. Mediante vibraciones o deslizamientos, podrás obtener alivio de los dolores agudos que deja este mal neuronal.
  • Adherencias en los tejidos: hay lesiones, heridas y reposo postoperatorios que requieren de un proceso de cicatrización interna y externa que a menudo no se cumple correctamente, entonces se forman adherencias que son uniones de tejidos que no deben estar fusionados de forma natural. El rodillo masajeador ofrece estiramientos en la piel y la fascia que impiden este proceso irregular de cicatrización.
  • Migrañas: a menudo, el origen de las migrañas no se debe a dificultades neuronales o químicas, se trata de lesiones musculares en el cuello y la espalda. Es aquí donde el rodillo tiene un verdadero efecto relajante del dolor en la cabeza. Cuando tengas cefalea constante y punzante, considera y evalúa si procesos de estrés han estado dejando tensiones molestas.
  • Fascitis plantar: el uso del rodillo en los pies es muy sencillo y efectivo, solo requieres de pisar el producto y hacer deslizamientos suaves, así liberas la fascia en el arco plantar y evitas que ese tejido denso, pero sensible, se irrite por una frecuente sobrecarga de trabajo y peso corporal.

¿Cómo utilizar los rodillos de masaje con vibración para aliviar dolencias y acelerar la recuperación de lesiones?

¿Cómo utilizar los rodillos de masaje con vibración para aliviar dolencias y acelerar la recuperación de lesiones?

Acelerar la recuperación muscular y miofascial es lo que toda persona desea, pero este beneficio se logra cuando hay una correcta técnica de uso y un tiempo ajustado a cada parte del cuerpo.

Tipo de masaje

Con el uso de este único aparato estimulador, consigues varios tipos de masajes que van a ser útiles para tratar distintos males, todo al alcance de tu bolsillo y con mínimas condiciones de uso:

  • Masaje de percusión: las vibraciones están dentro de este tipo de terapias, pero a una menor escala debido a que son movimientos rítmicos y repetidos que buscan relajar los tejidos en cualquier parte de la musculatura y la fascia.
  • Masajes miofasciales: la fascia y las fibras están tan conectadas que es imposible estimular las fibras sin que haya efectos positivos en este tejido, que recubre todos los órganos del cuerpo. Hay contracturas en las fibras y tensiones en la fascia, por lo que ambas señales se deben tratar.
  • Masajes de puntos gatillos: además de hacer deslizamientos con este producto, también puedes hacer presión con el aparato encendido para que haya una mejor estimulación de los puntos gatillos en partes del cuerpo donde el rodillo pueda acceder.

Intensidad de la vibración

Cada parte del cuerpo va a requerir una intensidad distinta de las vibraciones, por eso este tipo de productos ofrece la posibilidad de ajustar la frecuencia e intensidad en los movimientos, así no habrá riesgos de que haya lesiones nuevas y asociadas al uso de este producto:

  • Vibraciones suaves: las partes del cuerpo donde es recomendable comenzar con poca presión e intensidad son el cuello, la planta de los pies, los gemelos y antebrazos, son tejidos y grupos musculares más sensibles al tacto.
  • Vibraciones intermedias: en zonas como las pantorrillas y los brazos, puedes aumentar las vibraciones para llegar a puntos gatillos más profundos, siempre que tengas tolerancia. A excepción de los pies y el cuello, puede ejecutar masajes con esta intensidad en cualquier parte del cuerpo.
  • Vibraciones intensas: ideal para puntos calientes en la espalda y las piernas, donde los grupos musculares son más densos, resistentes y profundos. Es la última fase de toda sesión masajeadora que va a buscar desagrupar los nudos más cercanos a la estructura ósea.

Tiempo de uso

  • Cuando la presión y la intensidad es poca, las sesiones pueden durar hasta 10 minutos sin necesidad de hacer pausas.
  • Cada grupo muscular puede recibir entre uno y dos minutos de estimulaciones.
  • En los músculos más sensibles, las vibraciones deben permanecer durante 30 segundos.
  • Luego de cada sesión, debe haber un descanso de una hora.
  • Repite la sesión completa dos o tres veces al día.
  • Siempre va a ser recomendable ofrecer un día de descanso antes de seguir masajeando.

Regularidad de uso

El principal indicador de la regularidad va a hacer tu tolerancia al dolor y la incomodidad que puedas soportar. Cabe aclarar que este dolor es “agradable”, así lo definen los especialistas que suelen tener al Foam Roller como un aliado práctico.

Exceder el uso del producto genera una sobre estimulación motora que suele afectar el rendimiento muscular, por lo que a pesar de que puedes emplear el Foam Roller a diario, no es recomendable durar más de 15 días con estimulaciones.

Lo que menos se desea es que el cuerpo tenga dependencias con este tipo de productos, y es factible que eso suceda cuando sientas que tienes un mejor rendimiento solo y exclusivamente cuando masajeas con el rodillo.

¿Qué tipo de lesiones no deben ser tratadas con un rodillo de masaje con vibración?

Hay algunos tipos de dolores que no deben ser tratados con masajes de liberación miofascial, principalmente no son dolores relacionados con lesiones físicas:

  • Dolores y malestar por embarazo, en especial los tres primeros meses.
  • Dolores crónicos por inflamaciones localizadas.
  • Dolores por zonas varicosas y demás patologías circulatorias crónicas.
  • Fractura, esguinces y luxaciones.
  • Dolores por heridas abiertas.
  • Dolores fuertes por lesiones graves como desgarros.
  • Dolor por tumoraciones.
  • Dolores por reumatismo agudo.
  • Aneurismas.

¿Cuáles son los beneficios de usar terapia de masajes para aliviar dolores en lugar de fármacos?

Todo en exceso es perjudicial para la salud, incluso el consumo de fármacos que suelen hacer bien, pero se crean adicciones por el exceso de uso de personas que no logran medir el uso de fármacos para calmar dolores crónicos y permanentes.

Siempre que haya alternativas, como los masajes miofasciales, para tratar lesiones sin tener que acudir a medicamentos, será una mejor opción para que el cuerpo tenga oportunidad de regenerarse por cuenta propia, con apoyo de agentes químicos externos que pueden dejar efectos secundarios.

¿Cuáles son las alternativas a los rodillos de masaje para aliviar el dolor?

Como a menudo una misma dolencia puede ser atendida con distintas técnicas de masajes, te mostramos una lista de los mejores productos en el mercado y que encuentras en nuestra web de salud física:

  • Bolas de masaje con vibración: tienen un tamaño perfecto que cabe en la palma de tu mano, ofrecen masaje mediante vibraciones que relaja la musculatura superficial y es estupendo para reducir el estrés físico y mental de personas constantemente estresadas.
  • Masajeadores Roll On: son similares a las pelotas masajeadoras, pero no se requiere hacer rutinas adicionales para conseguir los mismos beneficios que los rodillos masajeadores en su modo de vibración.
  • Pack de pelotas de masaje: vienen con varios tamaños y texturas que permiten a las personas hacer masajes profesionales, con distintas herramientas para tratar todas las partes del cuerpo donde haya tensiones musculares.
  • Ganchos de masaje: estos usan el tipo de masaje por acupresión, como si se tratara de una sesión de acupuntura, pero sin el uso de agujas. Solo requieres de la fuerza de tus manos y la detección de zonas tensas para comenzar a dar masajes.
  • Masajeadores para pies: estos usan los cambios de temperatura y las fricciones para lograr que lesiones como las fascitis plantar sean pasajeras. En cada uso de este producto, aumenta la irrigación de la sangre lo que provee de beneficios adicionales para el aparato circulatorio.
  • Masajeadores para el cuello y los hombros: aunque está enfocado en conseguir alivio para el cuello y los hombros, también es útil para la relajación de la espalda alta y la zona lumbar. Usa las fricciones y el calor para hacer que la sangre fluya mejor y aumente la cantidad de endorfinas en el organismo.
  • Pistola de masaje de percusión: estas vienen con un diseño para uso profesional y otro para aplicaciones más domésticas. Emplea golpes suaves y certeros en los tejidos para bloquear la labor de los receptores sensoriales que mandan información al cerebro y la médula espinal.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00