🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Tratamiento de lesiones deportivas en Crossfit

El Crossfit es una disciplina que ha aumentado en los últimos años la cantidad de personas que lo practican. Este deporte hace que la persona lleve su cuerpo a una intensidad alta y a un gran esfuerzo físico debido a lo exigente que suele ser cada sesión, por lo que no está recomendado para novatos o personas con una condición física baja.

Las lesiones en este tipo de prácticas suelen aparecer con facilidad. Muchas de las cuales, como la escoliosis se da por tener una mala técnica o adoptar una mala posición en la zona lumbar, mientras que otras como la tendinitis que puede aparecer por el uso de calzado inadecuado. Por lo que en este artículo te mostraremos cuales son las lesiones que afectan en el Crossfit y cómo podemos tratarlas.

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando hacemos Crossfit?

¿Cuáles son los tipos de lesiones más comunes cuando hacemos Crossfit?

Si practicas Crossfit debes saber que para alcanzar un mayor rendimiento debes darlo todo. Pero el dar más significa que debes llevar a tu cuerpo a su límite. Por lo que practicar esta disciplina a un alto nivel, representa estar expuesto a lesiones que comúnmente suelen aparecer.

Y es que cuando practicamos este deporte no estamos exentos a lesionarnos, de hecho, estudios realizados revelan que las zonas con más tendencia a lesionarse son: hombros, espalda baja, rodillas, además de otras que ocurren con menos frecuencia como lesión en los gemelos o muñecas.

Aquí te mostraremos cuales son los tipos de dolor entre las personas que practican Crossfit:

  • Dolor Lumbar: Los dolores lumbares son muy frecuentes en el crossfit sobre todo cuando levantamos peso de una forma incorrecta. Una mala posición en el levantamiento de peso puede acarrear serias consecuencias en nuestra espalda como hernias discales. Para evitar este tipo de lesiones, es mejor calentar por aproximadamente 10 minutos, además no debemos exagerar en el peso que levantaremos.
  • Lesión en los hombros: Usar una mala técnica al momento de levantar mucho peso puede ser una razón por la que comúnmente nos lesionamos los hombros, pues estos no están diseñados para cargar tanto peso, como si otras áreas del cuerpo. Por eso es importante siempre mantener una técnica correcta y mantener los hombros fortalecidos con una serie de rutinas que irán fortaleciendo nuestro maguito rotador y posteriormente prevenir lesiones.
  • Lesiones en las rodillas: Aunque es una articulación muy estable, debemos mantenerlas siempre sanas, pues la práctica del Crossfit que requiere una exigencia total de nuestro cuerpo puede hacer que nuestra rodilla sufra de algún daño, por ejemplo, al hacer sentadillas, correr o saltar la cuerda ya que el punto de impacto se da en esa articulación. Las dolencias más comunes en ellas son la tendinitis rotuliana, esguinces y daños en meniscos y ligamentos.
  • Dolor de muñeca: La muñeca es una articulación pequeña compuesta por huesos, tejidos y tendones. Y muchas veces solemos sobre esforzarlas cuando estamos entrenando, por lo que es normal que aparezcan dolores y molestias por sobreuso. Esto se presenta muchas veces por un mal agarre en la barra o por comenzar a ejercitarnos si previamente calentar el área a trabajar. Debido a que las muñecas se utilizan en los ejercicios de agarre, es importante contar con una buena técnica que no dañe nuestros tejidos ni tendones en las muñecas.

Mejores productos para recuperación de lesiones en Crossfit

Más vendidos

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de primeros auxilios en el Crossfit?

El Crossfit como cualquier otra disciplina, requiere una alta concentración. Aunado a esto, se emplea una cantidad de energía y esfuerzo físico que llevan nuestro cuerpo al límite. Por lo que contar con un buen método para tratar algunas lesiones que pueden aparecer, sería lo ideal.

Es por eso que uno de los mejores métodos para tratar lesiones que no requieran métodos invasivos es el “método RICE”. El método RICE, que actualmente se conoce como el método PRICE (aunque el primero es el más conocido) es una técnica para tratar las lesiones en los deportistas.

  • Protección: con esto nos referimos a “blindar” la zona lesionada ya sea con vendaje o algún otro implemento que proteja la articulación o músculo de modo que evitemos volver a padecer un golpe que pueda agravar la lesión.
  • Reposo: se debe reposar la lesión de 36 a 48 horas para la que la inflamación pueda bajar y tener una visión más clara del golpe.
  • Hielo: haz visto como los deportistas luego de un golpe, torcedura, esguince o alguna contusión se les aplica una bolsa de hielo. Esto se debe al beneficio que trae a la lesión. Es importante aplicar hielo, pues este ayuda con la inflamación que aparece luego de la lesión.
  • Compresión: se debe cubrir la lesión con vendas elásticas o alguna prenda de compresión para la zona lesionada, pero no debemos presionarla mucho para que no corte la circulación.
  • Elevación: se debe elevar la zona afectada por encima del nivel del corazón, evitando así que la sangre no circule bien en esa área y puedan ir reduciendo los hematomas. También nos ayuda eliminar un poco el dolor y las punzadas.

Tratamientos quirúrgicos para curar las lesiones graves o crónicas en Crossfit y deportes de fuerza

Tratamientos quirúrgicos para curar las lesiones graves o crónicas en Crossfit y deportes de fuerza

Las lesiones pueden aparecer en cualquier área de nuestro cuerpo, sea que realizamos o no algún deporte. Y aunque muchas de ellas solemos tratarlas con diferentes métodos muy funcionales como el método RICE, muchas de ellas pueden llegar a complicarse por lo que es necesario aplicar una cirugía para tratarlas.

Aquí algunos tratamientos quirúrgicos para las diferentes lesiones:

Lesiones en hombros

Cuando las lesiones en el hombro se convierten en un problema crónico, no nos quedará más opción que la de pasar por el quirófano para solucionarlo. Entre los casos más comunes tenemos los siguientes:

  • Cirugía para la bursitis: Para la cirugía de bursitis de hombro es necesario aplicar anestesia general. Esta cirugía se puede hacer de dos formas. La primera es una cirugía cerrada, donde se utiliza un instrumental llamado artroscopio, el cual tiene insertado una cámara que permitirá ver la zona dañada para repararla. Se harán dos incisiones pequeñas, una para insertar el artroscopio y la otra para insertar los instrumentos que se va a utilizar. La segunda opción es una cirugía abierta donde se realiza una inserción de 5cm en el cual se extirpa la bolsa subacromial, ampliando ese espacio de la zona y teniendo una mejor visión del manguito rotador que se va a reparar.
  • Reparación del manguito rotador: Para la operación de tendinitis es necesario colocar anestesia, general o local. Dependiendo del grado de gravedad de la lesión, se utilizará el artroscopio o no. En caso de una cirugía grave, el cirujano procederá a hacer una incisión donde desplazará con mucho cuidado los músculos para reparar el hombro. La cirugía abierta se realiza cuando el desgarro es más grande y mucho más grave

Lesiones en la espalda

La espalda es la parte central del cuerpo, por lo que suele acumular mucha tensión a lo largo de los años. Hoy existen métodos efectivos para evitar pasar por el quirófano, pero en casos puntuales debemos hacerlo para evitar que se generen males mayores.

  • Extracción de hernias discales: La cirugía para las hernias discales es la disectomía, y es necesaria la hospitalización. El cirujano aplica anestesia general o espinal, luego realiza una incisión en la espalda y procede a quitar los discos dañados, ubicando la zona con un microscopio. Una vez extirpado los discos los sutura o los cierra con grapas. La recuperación suele ser bastante rápida y a veces puedes irte a tu casa el mismo día de la operación.

Lesiones en la rodilla

La rodilla es la articulación que más problema da a cualquier persona que practique crossfit y cualquier otro deporte. Afortunadamente la mayoría de ellas puede tratarse sin operación, pero hay casos en los que la cirugía es obligatoria.

  • Reparación de meniscos: La operación que se realiza en esos casos es la artroscopia de meniscos, que consiste en hacer pequeñas incisiones en la rodilla e introducir el artroscopio (el cual contiene una pequeña cámara liviana que permite ver la zona dañada a través de un monitor) y los instrumentos necesarios para reparar los meniscos. El tiempo de recuperación puede variar entre los 2 a 4 meses, dependiendo de la persona y lo grave de la ruptura.
  • Reparación de ligamentos cruzados: Para reparar esta ruptura, los cirujanos introducen tornos quirúrgicos por pequeñas incisiones hechas y se procede a retirar los tejidos dañados y se colocaran injertos que sujeten los ligamentos y posteriormente procederá a cerrarle la herida y a vendarla.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00