🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Lesiones deportivas de rodilla en el Crossfit

Creemos que sentir dolor en las articulaciones es sinónimo de que estamos haciendo una rutina perfecta, pero no es así. El cuerpo te indica que algo no va bien y debes revisar la técnica, el peso y las repeticiones cuando entrenas en Crossfit.

Como en el Crossfit las lesiones son frecuentes, te mostramos una lista de dolencias y molestias más frecuentes y que debes atacar a tiempo. Además sabrás cómo aplicar el método PRICE ante una lesión de tejidos blandos.

¿Cuáles son los tipos de lesiones de rodilla más comunes cuando hacemos Crossfit?

¿Cuáles son los tipos de lesiones de rodilla más comunes cuando hacemos Crossfit?

En el Crossfit debemos fijarnos en hacer correctamente los ejercicios, saber cuánto peso usar y no hacer repeticiones innecesarias que te dejan adolorido.

Revisa esta lista de lesiones en la rodilla que más afectan al practicante de crossfit:

Lesión de ligamento cruzado anterior

Puede estar relacionado a un esguince o desgarro. Este ligamento es uno de los principales tejidos de la rodilla que ofrecen estabilidad y equilibrio. Ocurre con frecuencia cuando se realizan sentadillas con peso en la espalda, pero también la dolencia está asociada con una flexión completa inadecuada y un mal aterrizaje del cuerpo, cuyo peso cae en gran parte en la rodilla.

Cuando esto ocurre, muchas personas sienten una especie de sonido o chasquido cuando se lesiona este ligamento, aunque inmediatamente no haya dolor, siempre es favorable detener la actividad y caminar para evaluar su evolución.

Lesión de meniscos

Cualquier circuito de ejercicios que involucre giros, saltos y torsión del cuerpo puede causar un daño en los meniscos de la rodilla. Una rotura de menisco es probable cuando cargamos mucho peso a cuestas.

Cada rodilla tiene dos meniscos que actúan como almohadillas entre los huesos. Cuando se rompe uno de ellos hay dolor, inflamación y rigidez. El tratamiento inicial siempre va a ser reposo y hielo, como parte del método PRICE que aprenderás en este artículo. La realización de una cirugía siempre debe ser la última opción.

Tendinitis de rodilla

La más común es la “rodilla de saltador” y se presenta por utilizar demasiado la rodilla para realizar saltos, lo que hace que el tendón rotuliano acumule desgaste y se vaya inflamando.

Este tendón es el primer tejido en recibir el impacto de los saltos, pues trabaja con los músculos frontales del muslo y su función es mantener el equilibrio. Si no calientas correctamente, es probable que las piernas no estén preparadas para la intensidad del Crossfit.

Inflamación articular

En las articulaciones hay revestimientos que pueden inflamarse y causar fuertes dolores si no hay un cuidado al hacer las rutinas. Se trata de la acumulación de líquido sinovial en los tejidos blandos de la bursa. La rodilla suele verse más grande y deformada, es la principal señal a la que debes prestar atención. Si continúas haciendo ejercicio puede que la fuerza ejercida cree fisuras en los huesos y entonces hablamos de fracturas.

Lesión en los cartílagos

Nuevamente el exceso de peso durante sesiones de crossfit hace que haya mucha presión o fricción en el cartílago detrás de la rótula. Es un síndrome de dolor femororrotuliano. En ejercicios como correr, saltar y acuclillarse la rodilla recibe todo el esfuerzo para lograr estos movimientos, pero no siempre reacciona de la mejor forma y con las repeticiones se presenta la lesión.

La rótula sirve de escudo, así que un fuerte golpe frontal también es razón suficiente para sentir esta dolencia que obliga a detener la actividad deportiva.

Subluxación de rodilla

Por lo general ocurre cuando una fuerza de alta intensidad empuja y flexiona la rodilla hasta más allá de sus límites. En una situación típica, la rodilla suele acoplarse mal a las caídas y movimientos, pero al agregar fuerza y peso a un circuito ocurre la subluxación.

Con una radiografía es más preciso el diagnóstico pues el médico verá si una arteria está afectada, y de ser positivo una cirugía es la opción más rápida y segura de abordaje.

Mejores productos para la recuperación de lesiones de rodilla en el Crossfit

Más vendidos

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de rodilla en el Crossfit?

Hay lesiones que no duelen, pero se inflaman, y hay dolencias que duelen y se inflaman en extremo. Ante una incomodidad o lesión se deben aplicar primeros auxilios. A finales de los años 70, se creó el método RICE y luego hubo una actualización a PRICE ¿Sabes aplicarlo?

Te enseñamos a hacerlo de inmediato:

  • Protección: Se debe detener cualquier movimiento de la pierna, esto mientras se revisa mejor de qué lesión se trata. Aunque haya una evaluación inicial, el abordaje de primeros auxilios no debe detenerse.
  • Reposo: Con el reposo se busca bajar la probabilidad de que la lesión se complique. En casos como esguinces de rodilla, se recomienda pisar de a poco hasta que la pierna quede extendida. Solo si el especialista lo indica, se realizan ejercicios leves que permiten dar movilidad a la rodilla.
  • Hielo: El hielo se aplica durante 20 minutos, y con un descanso de 10 minutos, esto ayudará a bajar la inflamación de la rodilla dañada. Recuerda que el frío no debe estar todo el tiempo en la lesión. Siempre debe haber un descanso.
  • Compresión: Con un vendaje elástico, se realiza una leve compresión que baje el flujo de sangre en el área, si el vendaje es muy fuerte cortará por completo la circulación. Se recomienda tener a la mano rodilleras de compresión para estos casos.
  • Elevación: Gracias al efecto de la gravedad, la sangre y las toxinas que se liberan en el entrenamiento circulan con menor frecuencia en la rodilla. Con ella se desea que siga bajando la inflamación, el dolor y el edema. Lo que debes hacer es rumbarte boca arriba y apoyar la pierna o rodilla sobre un banco mientras la inflamación cede
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00