¿Cómo usar las bolsas de gel para frío y calor para aliviar el dolor de espalda por ciática?

El dolor de espalda por ciática es uno de los más incomodos que puede experimentar una persona. Quienes lo han padecido, lo describen como un dolor que va desde la región lumbar extendiéndose posteriormente por los muslos, piernas y pies. Se le denomina “ciática” porque se debe a la inflamación del nervio ciático que tiene ese mismo recorrido.

Este padecimiento tiene diferentes orígenes y los tratamientos deben estar orientados a resolver la causa principal de la ciática. Sin embargo, existen soluciones simples y no quirúrgicas que mejoran el dolor como las terapias de frío y calor. ¡Acompáñanos a conocerlas mejor!

¿Cuáles son las causas y origen del dolor por inflamación del nervio ciático?

¿Cuáles son las causas y origen del dolor por inflamación del nervio ciático?

Lo primero que debemos tener claro es que el término ciática solo hace referencia a un conjunto de síntomas dolorosos. No se refiere a ninguna enfermedad en particular sino más bien a la inflamación de un nervio. Se trata del nervio ciático y es el más largo y de mayor grosor que tiene el cuerpo humano.

La ciática se expresa clínicamente como un dolor intenso, entumecimiento y hormigueo en todo el miembro inferior. La característica distintiva es que se extiende desde la región lumbar hasta la parte posterior del glúteo, muslo, pierna y pie. La intensidad del dolor puede variar y por lo general es unilateral, es decir, que se manifiesta de un solo lado del cuerpo.

Síntomas de la ciática

Entre los síntomas que suelen describir las personas podemos señalar:

  • Dolor constante: Se expresa como un dolor constante e intenso que se presenta en un solo glúteo o nalga, porque rara vez es en ambas. Este dolor puede agravarse al sentarse, toser o estornudar.
  • Hormigueo o sensación de quemazón: Muchas personas describen un hormigueo que desciende por toda la pierna.
  • Perdida de la sensibilidad: Suele percibirse cuando la persona se toca la región posterior de la pierna y se da cuenta que no tiene sensibilidad al tacto.
  • Espasmos musculares: Se sienten como una sacudida dolorosa a nivel de los músculos de la pierna.
  • Debilidad muscular: Cuando la inflamación del nervio se ha convertido en un problema crónico puede conllevar a una debilidad muscular.

Causas de la ciática

La aparición de dolores de espalda por ciática por lo general tiene múltiples factores. Sin embargo, las causas más comunes son las siguientes:

  • Hernias discales: Es la principal causa de aparición del dolor en el nervio ciático. Los discos son unos anillos gomosos que se encuentran entre vertebra y vertebra para amortiguar los movimientos de la columna. Cuando existe protrusión, desgarro o salida del disco genera inflamación a nivel de los nervios y tejidos adyacentes.
  • Estenosis espinal: Se produce cuando se reduce el canal espinal, que es el hueco por donde pasa la médula espinal. Esto provoca compresión de las raíces del nervio ciático y se debe por espolones óseos, hernias de disco, inflamación, entre otros.
  • Síndrome piriforme o piramidal: El nombre de deriva del músculo piramidal o piriforme. Aproximadamente en un 15% de la población el trayecto del nervio ciático atraviesa al musculo piriforme. Si existen espasmos, traumatismos o excesivo uso el musculo se acorta y provoca compresión o estrangulamiento del nervio ciático.
  • Traumatismos: Cualquier traumatismo puede provocar una compresión directa del nervio ciático. El impacto puede lesionar el trayecto del nervio o fracturar los huesos de la columna vertebral y causar mayor compresión nerviosa.
  • Tumores: Aunque es una de las causas menos frecuentes puede ser una de las causas de inflamación del nervio ciático. Los tumores son crecimientos anormales a nivel de la columna vertebral que pueden ser benignos o malignos. El crecimiento del tumor puede generar compresión en el nervio ciático.

También, existen factores de riesgos que condicionan la aparición o empeoran las causas directas de ciática:

  • Cambios propios de la edad: Con los años la columna vertebral sufre cambios producto de la edad. Están estrechamente relacionados con las actividades que realizo la persona gran parte de su vida. Los cambios se producen debido a osteoartritis, espolones y hernias discales, además de escoliosis o cifosis.
  • Obesidad: El exceso de peso aumenta la sobrecarga de las vértebras lumbares y provoca compresión a nivel de los nervios.
  • Hábitos laborales: Profesiones o labores que requieran levantar exceso de peso o mantenerse en posiciones viciosas condicionan a mayor daño en la columna vertebral.
  • Sedentarismo: Permanecer durante mucho tiempo sentado o no practicar algún deporte condiciona a padecer ciática. Se cree que la causa es que mientras menos se realice actividad física los músculos de la espalda son más débiles. Esta debilidad genera inestabilidad en las vértebras de la columna.
  • Diabetes: La diabetes provoca una patología llamada neuropatía periférica. Esta se origina por los niveles altos de glicemia en sangre provocando lesiones a nivel de los nervios.

¿Qué es mejor para reducir el dolor de espalda por ciática, frío o calor?

¿Qué es mejor para reducir el dolor de espalda por ciática, frío o calor?

Se ha comprobado que, tanto el calor como el frío son muy beneficiosos para mejorar el dolor de espalda por ciática. Algunas personas han conseguido muy buenos resultados con la aplicación del frío durante la primera semana. Otras han optado por el calor porque genera mayor relajación de los músculos, ligamentos y tendones.

Las terapias de frío y de calor son muy fáciles de aplicar y la mayoría de los terapeutas las recomiendan por su gran efectividad. Pueden ser usadas individualmente o alternarlas para lograr un mejor efecto a nivel de los nervios y tejidos blandos.

Beneficios de aplicar frío

Los fisioterapeutas recomiendan que el frío sea aplicado en las etapas iniciales del dolor de espalda por ciática. El frío es considerado uno de los mejores analgésicos y antiinflamatorios por eso es una de las mejores opciones.

Por eso, es importante conocer sus efectos sobre los tejidos y entender por qué genera los siguientes beneficios:

  • Efecto antiinflamatorio: Cuando existe inflamación en cualquier parte del cuerpo se genera un aumento del flujo sanguíneo como respuesta a la reparación del daño. El frío genera una vasoconstricción a nivel de los tejidos de la columna lumbar lo que provoca una reducción del flujo sanguíneo. De esta forma se retrasa el proceso de liberación de sustancias proinflamatorias y reparadoras evitando así la inflamación.
  • Efecto analgésico: El frío produce un efecto de disminución de la conducción nerviosa a nivel de los nervios periféricos sensitivos. De esta forma se reduce considerablemente el dolor intenso que produce la ciática.
  • Estimula la función muscular: Cuando la aplicación de frío es corta realiza una estimulación de la función muscular y reduce los reflejos osteotendinosos y la rigidez.

Hay que recordar que, la aplicación del frío sobre la zona de la columna vertebral debe ser con mucho cuidado. Se debe evitar lo tiempos de exposición al frío muy largos, porque se relaciona con problemas en el sistema nervioso. El frío en exceso disminuye la velocidad de conducción nerviosa y provoca un bajo rendimiento motor.

Beneficios de aplicar calor

El calor también ofrece muchos beneficios en el alivio del dolor de espalda por ciática. Al mejorar la circulación sanguínea en los tejidos produce una aceleramiento de la mejoría de los tejidos y el dolor. Al igual que el frío, es muy fácil de aplicar.

Entre los beneficios más resaltantes de la terapia de calor o termoterapia sobre el nervio ciático tenemos:

  • Efecto relajante muscular, ligamentos y tendones: El calor produce una alteración de las propiedades físicas de los tejidos musculares, tendones y ligamentos. Esto se traduce en que poseen una mayor capacidad de relajación y estiramiento en los espasmos que se producen en la ciática.
  • Efecto del alivio del dolor: El calor produce una vasodilatación en los tejidos que se traduce en un mayor flujo sanguíneo. Este flujo sanguíneo llena los tejidos de mayor oxígeno y nutrientes lo que permite una recuperación más acelerada. De esta forma se reduce considerablemente el dolor.
  • Efecto de reabsorción de edemas e infiltrados inflamatorios: Al igual que el alivio del dolor un mayor flujo sanguíneo permite una recuperación más rápida de los tejidos enfermos. Esto se traduce a una reabsorción de exudados, edemas e infiltrados inflamatorios.

La aplicación del calor también requiere cuidados y precauciones. La aplicación de compresas o bolsas de gel no deben superar una temperatura muy alta, es decir, que no debe quemar. Es muy fácil darse cuenta si la temperatura está excedida, si el calor produce incomodidad no es la adecuada.

¿Cómo usar las bolsas rellenas de gel frío/calor para reducir la inflamación del nervio ciático?

Como ya te habíamos explicado, las terapias de frío o calor pueden usarse en la ciática de forma individual o alternándolas. Pueden aplicarse mediante bolsas rellenas de gel, ya que es la forma más sencilla y fácil de realizarlas. Presta atención a estas recomendaciones para que su uso:

Aplicación en frío

Nuestras bolsas de gel son muy fáciles de enfriar, sigue estos sencillos pasos para su aplicación correcta:

  1. Introduce en el frigorífico o congelador por al menos 2 horas.
  2. Comprueba la temperatura de la bolsa de gel y si es la correcta retira.
  3. Aplica en la zona lumbar evitando el contacto directo con la columna vertebral y los huesos. Recuerda que el frío directo en los nervios de la columna puede generar problemas del sistema nervioso.
  4. Realiza tiempos de exposición durante 10 minutos cada 2 horas. Deben realizarse durante los primeros 7 días del inicio del dolor.
  5. También pueden realizarse tiempos de exposición de 15 minutos cada 15 minutos hasta completar 75 o 100 minutos. Cualquiera de las dos opciones de tiempos de exposición es muy válida.
  6. Al terminar el tiempo de exposición regresar la bolsa al congelador para esperar el nuevo tiempo de exposición.

Aplicación en calor

Calentar nuestras bolsas de gel es muy sencillo siempre y cuando se respeten los tiempos y el procedimiento. Te recordamos que nuestras bolsas del gel no son aptas para ser usadas en calor, sin embargo funcionan perfectamente. La forma más fácil es realizarlo es con microondas o con baño de María:

Si decides calentar la compresa de gel en el microondas, debes seguir estas recomendaciones:

  1. Coloca la bolsa de gel en el interior del microondas y coloca la potencia en 800W durante 30 segundos.
  2. Culminado este tiempo retira y masajea la bolsa para lograr que todo el gel tenga la misma temperatura.
  3. Si después de masajearlo percibes al tacto que le falta calor regrésala al microondas por un lapso de tiempo de 10 segundos más. En caso de excederse la temperatura puedes dejarla reposar unos minutos antes de usarla.
  4. Luego de reposar puedes comenzar a realizar los tiempos de exposición por un lapso de tiempo de 10 a 15 minutos.
  5. Pueden realizarse tiempos de exposición cada 1 a 2 horas durante los primeros 7 días del inicio del dolor.

En el caso de que optes por Baño de María, sigue este procedimiento:

  1. Coloca una olla en el fuego con 3,5 litros de agua.
  2. Cuando haya hervido, apágala e introduce la bolsa de gel durante 8 minutos.
  3. Luego retírala con mucho cuidado de no romperla con una pinza que no sea cortante.
  4. Sécala con una toalla y empieza a realizar los tiempos de exposición que te explicamos anteriormente.

Terapias de contraste frío/calor

En caso de que las terapias individuales no hayan surtido el efecto deseado se pueden utilizar las terapias de contraste. Para eso es necesario contar con dos bolsas de gel, una para el frío y otra para el calor.

  1. Primero se coloca la bolsa de gel caliente durante aproximadamente 5 a 8 minutos.
  2. Luego se coloca la bolsa de gel fría durante aproximadamente 2 a 4 minutos.
  3. Se deben repetir estos ciclos durante al menos 20 a 30 minutos y dejar reposar por un lapso de 1 a 2 horas.

Estos ciclos deben repetirse por lo menos 7 días sobre todo si la ciática se ha vuelto crónica. Las terapias de contraste estimulan el sistema cardiovascular, el sistema nervioso autónomo y son ideales para la rehabilitación de los tejidos. También, purifican y reducen el edema de los tejidos ayudando a su recuperación más rápida.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00