Guía de compra: ¿Cómo elegir las mejores rodilleras de compresión para artrosis de rodilla? Lista 2021

La rodilla está formada por la unión de dos huesos muy importantes: el fémur y la tibia, por lo que conecta el muslo y la pierna. Así, es la articulación central de los miembros inferiores que se encarga de soportar la mayor parte del peso corporal mientras la persona está de pie y de allí, su gran importancia.

No obstante, como es una articulación de “carga” y efectúa movimientos de flexo extensión y rotación; suele padecer diferentes lesiones. Una de las más frecuentes, es la artrosis de rodilla y por ende, es apropiado saber en qué consiste y qué beneficios garantiza una rodillera de compresión para tratar esta dolencia.

¿Qué es la artrosis de rodilla y cuáles son sus síntomas?

¿Qué es la artrosis de rodilla y cuáles son sus síntomas?

La articulación de la rodilla está compuesta por el fémur y la tibia, al igual que por el peroné que son superficies recubiertas por el cartílago articular. Este cartílago puede presentar desgaste debido a diferentes motivos y como resultado, provoca una artrosis en el área de la rodilla. En ese sentido, dicha patología se caracteriza por el deterioro gradual de este cartílago y por ello, con mayor frecuencia, se manifiesta en personas de edad avanzada.

No obstante, en los jóvenes que practican ciertos deportes o han sufrido lesiones previas en la zona, también puede aparecer. La artrosis de rodilla se debe al desgaste del cartílago articular que, con el paso del tiempo, reduce la protección de los huesos y, por tanto, es una enfermedad irreversible y degenerativa.

Sus principales causas o factores de riesgo destacamos los siguientes:

  • Sobrecarga por un arduo trabajo físico.
  • Trauma directo durante actividades deportivas o recreativas.
  • Sobrepeso.
  • Deformidad congénita de las articulaciones.
  • Trastornos metabólicos.
  • Resultado de otras enfermedades previas (lesiones de los meniscos, de los ligamentos, del hueso articular o fracturas ósea intraarticulares).

La artritis en la rodilla produce un cuadro clínico particular que permite diagnosticarla con exactitud, y sus principales signos y síntomas son:

  • Dolor en la rodilla, es el síntoma fundamental del paciente con artrosis de rodilla.
  • Rigidez de la articulación.
  • Inflamación en la región afectada e incluso, se puede presentar una deformidad progresiva.
  • Fallo de la pierna al tratar de hacer una carga sobre ella.
  • Reducción o pérdida de la funcionalidad por parte de la articulación central de la pierna.
  • Incapacidad para caminar o permanecer de pie.

¿Cuáles son los beneficios de usar una rodillera de compresión para tratar la artrosis en la rodilla?

Además de visitar a nuestro médico para un diagnóstico más exacto, recomendamos realizar terapias alternativas que logren atenuar los síntomas de la patología en el menor tiempo posible para favorecer su proceso rehabilitación. Unos de dichos métodos consiste en la terapia de compresión que es aquella que hace uso de una prenda elástica que ejerce una presión controlada en el área afectada con el fin de normalizar el funcionamiento de la pared vascular, optimizar el flujo sanguíneo y calmar el dolor.

Para mejorar la artrosis en la rodilla, es apropiado utilizar una rodillera compresiva que se ocupe de brindar soporte y protección a la articulación, con la elasticidad pertinente.  Este tipo de prendas son diseñadas para garantizar las ventajas que promueve la terapia de compresión y gracias a ello, proporciona los siguientes beneficios:

  • Disminuye el dolor: Gracias a que, mantiene la rodilla fija para evitar el movimiento continuo que provoca la molestia.
  • Minimiza la inflamación: Porque, al ejercer la sujeción adecuada, mejora el flujo de la sangre en la rodilla.
  • Mejora el proceso de rehabilitación: Dado que, reduce la fatiga existente en la zona de la rodilla y ayuda a recuperar su funcionamiento regular.
  • Ofrece protección en la zona: Pues, ayuda a evitar posibles recaídas al estabilizar la rodilla y sirve para eludir otras lesiones más severas.
  • Garantiza comodidad y seguridad: Con el uso de estas prendas de compresión, el paciente se sentirá más seguro para realizar cualquier actividad que implique el uso de su rodilla después de la recuperación.
  • Proporciona estabilidad para la rodilla dolorida: Con esto, existen escasas probabilidades de que aumente el dolor y la inflamación.
  • Eleva el rendimiento de los deportistas: Tras recuperarse de la artritis en la zona, estas rodilleras de compresión conducen a un mejor rendimiento en general, gracias a que, mejora las cargas e incrementa la confianza en las personas.

¿Qué tipo de rodilleras deportivas son las mejores para mejorar la artrosis de rodilla?

Al momento de comprar una rodillera de compresión es esencial que los pacientes con artrosis de rodilla se aseguren de de adquirir la más apta para calmar la molestia de la zona y así, evitar incrementar su agravación. Para esto, en general, se recomienda elegir una rodillera que aporte el tipo de sujeción correcto con el objetivo de aprovechar los beneficios que ofrece la terapia compresiva.

Durante el proceso de compra, resulta ideal evaluar la talla o las dimensiones de la rodillera a fin de seleccionar un ajuste correcto que permita regular el flujo sanguíneo para normalizar el funcionamiento de la articulación, en lugar de estrangular este proceso que manifieste otras patologías más agudas. Además, también es apropiado prestar atención a los detalles de fabricación (efecto transpirable, material de calidad, sin costuras, etc.).

Sugerimos las siguientes opciones disponibles para ayudarte a escoger tu rodillera de compresión:

Rodillera deportiva de compresión

Se trata de una rodillera de compresión perfecta para calmar el dolor asociado a la artrosis de rodilla (y otras lesiones en el área), razón por la cual, favorece su recuperación en poco tiempo. Sumado a ello, proporciona una notable estabilidad a las rodillas que muestran debilidad por la lesión o por otras causas, e inclusive, reduce el estrés y la tensión que se acumula en la zona a causa de la contusión recibida. Por si fuera poco, elimina la fatiga y brinda un soporte natural sin comprometer la flexibilidad o el movimiento de la articulación.

Cinta para tendinitis rotuliana

Así como su propio nombre lo indica, hace referencia a una cinta o cincha que se emplea para tratar la tendinitis rotuliana. No obstante, gracias a sus características y beneficios, también se indica para mejorar todo tipo de lesiones que afecten la rótula o la rodilla, en su defecto. Por dicho motivo, se puede usar durante el proceso de rehabilitación de la artritis, en vista de que aporta el nivel de sujeción suficiente para inmovilizar, estabilizar y mejorar la articulación afectada.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00