Guía de compra: ¿Cómo elegir las mejores rodilleras de compresión para bursitis de rodilla? Lista 2021

Las bursas de la rodilla son bolsas que amortiguan los puntos de presión entre los huesos y los tendones, los músculos y la piel. Las cuales, por diferentes razones, tienden a llenarse de líquido hasta inflamarse y en efecto, producen la bursitis en la rodilla.

Aunque dicha patología es leve, lo cierto es que se manifiesta en numerosas personas, con frecuencia; en vista de que son múltiples los factores de riesgo que motivan este tipo de enfermedad en las rodillas. En consecuencia, dada su asiduidad, es interesante saber en qué consiste y cuáles son sus síntomas, así como también, la forma de tratarla mediante una rodillera de compresión.

¿Qué es la bursitis de rodilla y cuáles son sus síntomas?

¿Qué es la bursitis de rodilla y cuáles son sus síntomas?

La bursitis hace referencia a un doloroso trastorno que a través de un proceso inflamatorio, afecta las bolsas sinoviales que son pequeñas bolsas de líquido con la función de amortiguar los huesos, tendones y músculos alrededor de las articulaciones.

En tal sentido, la bursitis de rodilla consiste en una afección común que se define como la inflamación de una bolsa llena de líquido que está localizada en la articulación de la rodilla y, básicamente, es conocida como bursa. Ese tipo de lesión ocurre con frecuencia debido a que la rodilla aloja diferentes tipos de bursas y como consecuencia, cualquiera de ellas puede inflamarse hasta generar la bursitis en el área.

Destacamos cuáles son las bolsas sinoviales de la rodilla que se pueden inflamar:

  • Bursa prerrotuliana: Se sitúa en la parte delantera de la cara anterior de la rótulo y es una de las más propensas o vulnerables a inflamarse.
  • Bursa de la pata de ganso: Está en la superficie interna de la rodilla.
  • Bursa del semimembranoso: Es aquella que se localiza en el lado medial de la rodilla, específicamente, a un nivel superior al de la pata de ganso.
  • Bursa infrarrotuliana superficial: Consiste en la bolsa que está ubicada en la parte de adelante del tendón rotuliano.
  • Bursa infrarrotuliana profunda: Se encuentra confinada entre el tendón rotuliano y la grasa corporal infrapatelar.

Las causas que suelen desarrollar una bursitis en la rodilla son los siguientes:

  • Sobrecarga por la repetición de movimientos repetitivos.
  • Actividades de alta intensidad que implican el uso de la rodilla.
  • Traumas o golpes directos en el área.
  • Infección bacteriana de la bolsa sinovial.
  • Presiones frecuentes y constante (como arrodillarse en superficies duras).
  • Complicaciones de la artrosis o artritis reumatoide en la rodilla.

Los factores de riesgo son:

  • Obesidad o sobrepeso.
  • Ciertos deportes como el fútbol, vóleibol, halterofilia, baloncesto, etc.
  • Sufrir una enfermedad tiroidea o diabetes.

Los siguientes signos y síntomas para ayudar a diagnosticar la bursitis son:

  • Dolor articular intenso, aumenta con el movimiento y persiste estando en reposo.
  • Rigidez en el área impactada.
  • Inflamación o hinchazón en la rodilla.
  • Percepción de calor y sensibilidad.
  • Limitación del movimiento por parte de la articulación.
  • Sensibilidad al tacto o al hacer una presión en ella.
  • En algunos casos, es posible que aparezcan hematomas.
  • Si el paciente sufre una bursitis séptica o infecciosa, presentará fiebre.

¿Cuáles son los beneficios de usar una rodillera de compresión para tratar la bursitis en la rodilla?

Para tratar la bursitis en la rodilla, por defecto, el médico especialista que pueda estudiar el caso más de cerca prescribirá un tratamiento personalizado para agilizar el proceso de rehabilitación de la persona afectada.  Con el objetivo de estimular una recuperación más rápida, es posible que sugiera la realización de ciertas terapias complementarias.

Un de las terapias más efectivas en este caso es la terapia de compresión que se basa en utilizar una prenda elástica a fin de ejercer una compresión controlada en el área lesionada para regular el funcionamiento de la pared vascular, optimizar el flujo de la sangre, aliviar el dolor y minimizar la inflamación. Es conveniente emplear una rodillera de compresión para mejorar los síntomas que provoca una bursitis en la rodilla.

Los siguientes beneficios que aportan las rodilleras son:

  • Calma el dolor: Gracias a que, mantiene la rodilla fija para evitar el movimiento continuo que provoca dicha aflicción.
  • Reduce la inflamación de la rodilla: Pues, como aplica la compresión o sujeción adecuada, puede mejorar el flujo de la sangre en la rodilla.
  • Favorece el proceso de recuperación: Porque es capaz de disminuir la fatiga existente en la zona y también ayuda a recobrar su funcionamiento regular.
  • Ofrece protección en la zona: En vista de que, evita la manifestación de posibles recaídas con el hecho de estabilizar la rodilla y asimismo, sirve para prevenir otras patologías más graves.
  • Aporta comodidad y seguridad: Con el uso de estas prendas de compresión, el paciente se sentirá más seguro para realizar cualquier actividad que implique el uso de su rodilla tras cumplir con su rehabilitación pertinente.
  • Potencia el rendimiento de los deportistas: Después de recuperarse de una bursitis en la rodilla u otra patología similar, estas rodilleras compresivas conducen a un mejor rendimiento en general, gracias a que, eleva la confianza del atleta y optimiza la distribución de las cargas corporales.

¿Qué tipo de rodilleras deportivas son las mejores para mejorar la bursitis de la rodilla?

Cuando alguien opta por adquirir una de estas prendas de compresión, se aconseja elegir la rodillera apta para atenuar los efectos de la lesión y asimismo, evitar que su nivel de gravedad aumente. Es esencial comprar una rodillera que aporte el tipo de compresión apropiada en el área para así aprovechar los beneficios que ofrece la terapia de compresión en beneficio de tratar la bursitis.

Se sugiere verificar la talla o las dimensiones de la rodillera apropiada para ti con el fin de obtener un ajuste efectivo que permita regular el flujo sanguíneo y normalizar el funcionamiento de la rodilla, en lugar de perjudicar este proceso. Es importante prestar atención a los detalles de fabricación, ya sea si es transpirable, material de fabricación, y si no tiene costuras, ya que la confección de estas prendas debe ser sin costuras.

Recomendamos algunos modelos óptimos:

Rodillera deportiva de compresión

Es una rodillera de compresión ideal para tratar el dolor asociado a la bursitis de rodilla (y otras lesiones en la zona), motivo por la que, ampara su recuperación en el menor tiempo posible (con todos los cuidados recomendados). Sumado a esto, proporciona gran estabilidad a las rodillas que muestran debilidad por los efectos de la patología, aparte de que, reduce el estrés o la tensión que se aglomera en la zona a causa de la alteración experimentada.

Cinta para tendinitis rotuliana

Principalmente, consiste en una cinta o cincha que se usa para tratar la tendinitis rotuliana (como su nombre lo indica). Pero, en vista de los beneficios que aporta, también se recomienda para mejorar diferentes tipos de lesiones que impacten la rodilla o la rótula. En efecto, es una prenda de compresión efectiva a la hora de tratar una bursitis en esta zona del cuerpo y acelerar su proceso de rehabilitación, gracias a que aporta el nivel de compresión suficiente para estabilizar y mejorar la articulación afligida.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00