Guía de compra: ¿Cómo elegir los mejores calcetines y medias deportivas de compresión para fútbol? Lista 2021

El fútbol es uno de los deportes en equipo más famosos a nivel mundial y por ello, reúne aficionados de todas las edades en la mayoría de los países. Siendo así, un fenómeno de masas que tiene un impacto social notable. El cual, en términos de salud, mejora el estado mental y emocional, previene diferentes enfermedades como la obesidad, la diabetes y la hipertensión.

Sin embargo, también puede ser el principal factor de riesgo para sufrir diferentes lesiones que debilitan el bienestar físico de los jugadores. Pero, actualmente, existe la posibilidad de prevenirlas gracias a la utilización de medias compresivas y en este post, te enseñaremos por qué.

¿Cuáles son las lesiones más comunes cuando jugamos al fútbol?

De forma inherente, el fútbol se destaca por ser un deporte muy exigente, independientemente si se practica de manera profesional o lúdica. Dado que, los jugadores tienen que cumplir con la exigencia eminente de llevar a cabo numerosos gestos deportivos, así como también hacer saltos, choques, carreras continuas y cambios bruscos de dirección. Sumándole a esto, el tipo de terreno que puede ser muy irregular.

Por dichos motivos, se trata de una destreza que aumenta los riesgos de contraer diferentes lesiones, a causa de diversos móviles presentes durante el desarrollo de un partido. Por tanto, para tener un mayor impulso a fin de utilizar una herramienta de prevención útil, es valioso conocer las lesiones más frecuentes en este popular deporte:

Rotura de menisco

El menisco es una estructura de fibrocartílago que se sitúa en la rodilla, tanto en la parte medial como en la lateral, así funciona como un amortiguador entre el fémur y la tibia para resguardar la articulación al disipar cargas. Por ende, una actividad que incite la ejecución de giros o movimientos de rotación bruscos en posición de cuclillas o con el pie fijo sobre el suelo (como el fútbol), produce la fractura de menisco.

Así, en general, este tipo de lesión es muy común en el fútbol y desencadena el siguiente cuadro sintomatológico en los deportistas: Sensación de ruptura, rigidez, dolor al girar la rodilla, percepción de que la articulación está débil y dificultad para enderezar la rodilla. Considerando que, la acentuación de todos estos síntomas dependerá de la gravedad de la lesión que es determinada por el tipo y la ubicación de la rotura.

Tendinitis de Aquiles

Hace referencia a una patología deportiva muy habitual que, casi siempre, es desarrollada a causa de la sobrecarga del tendón de Aquiles. El cual, consiste en un fuerte y fibroso cordón que une los músculo de la parte posterior de la pantorrilla con el hueso del talón. Frecuentemente, la tendinitis de Aquiles en los futbolistas se manifiesta por el aumento de duración o intensidad de sus carreras de forma repentina, al igual que por realizar movimientos bruscos y entrenar sobre una superficie irregular.

Respecto a los síntomas propios de esta afección, destacamos los siguientes: Un dolor leve tras la lesión que, mientras transcurre el tiempo, va empeorando en la zona superior al talón y la parte baja de la pierna. Asimismo, genera inflamación o nódulos duros de tejido sobre el tendón, debilidad en la pierna, rigidez y sensibilidad inusual. Si se trata a tiempo, un plan de medicación y fisioterapéutico puede garantizar la sanación total, antes de que se convierta en una afección crónica.

Esguinces rodilla

En el fútbol, las rodillas suelen lesionarse con mucha frecuencia y entre estas lesiones, una de las más habituales, son los esguinces o torceduras. Siendo así, una patología que afecta directamente los ligamentos de la rodilla debido al estiramiento excesivo de uno de ellos. Ya sea por sufrir una caída con la rodilla mal posicionada después de una pisada o salto, por experimentar golpes directos en la zona, por micro traumatismo o por sobrecarga.

Ahora bien, dependiendo del ligamentos afectado, se distinguen varios tipos que son: Esguince del ligamento cruzado anterior (LCA), esguince del ligamento cruzado posterior (LCP), esguince del ligamento colateral lateral (LCL) y esguince colateral medial (LCM). En líneas generales, los síntomas que provoca son: Dolor en el sitio que se ha producido el desgarro, molesto crujido, hinchazón, rigidez, enrojecimiento e incapacidad para estar de pie.

Esguinces de tobillo

Consiste en una lesión que aflige los ligamentos que componen la articulación, debido a un estiramiento que sobrepasa su límite de elasticidad regular. Así, además de los esguinces en la rodilla, en el fútbol también son comunes las torceduras a nivel del tobillo a causa de la intensidad con la que se juega, los cambios de ritmo súbitos y los golpes que pueden propinar los rivales.

Por si fuera poco, los saltos, las gambetas, los giros y el tipo de terreno de juego, también pueden incrementar las probabilidades de padecer un esguince en el tobillo. Razón por la cual, es peculiar que un futbolista no haya sufrido una lesión de este tipo durante su carrera, alguna vez. Normalmente, el cuadro sintomatológico que produce, es el siguiente: Intenso dolor en la articulación, equimosis o hematomas en la zona, elevación de la sensibilidad en el área y sensación de calor localizado.

Tríada

Sin duda, es una de las lesiones más temidas por los futbolistas, en vista del nivel de gravedad que concierne y que, en numerosos casos, puede suponer la retirada definitiva del atleta de la práctica deportiva. Puesto que, la tríada se compone de tres lesiones individuales, tales como: Desgarro del ligamento cruzado anterior, desgarro del ligamento lateral medial y lesión del menisco interno, es decir que, en realidad son tres afecciones en una.

Por lo general, esta enfermedad se origina cuando el pie se clava en el suelo durante una acción de desaceleración brusca y con ello, causa una fuerte rotación de la tibia que la rodilla no es capaz de resistir. Por lo tanto, las arrancadas y frenadas de forma violenta, son actos de riesgo para padecer este tipo de lesión en la cual, la solución se basa en un tratamiento quirúrgico y un proceso de rehabilitación que demora hasta un año. Su principal síntoma es un fuerte dolor en la rodilla que produce inestabilidad.

¿Cuáles son los beneficios de las medias de compresión para futbolistas?

Básicamente, las medias compresivas son aquellas que se encargan de ejercer una presión sobre los músculos para facilitar el bombeo de sangre en dirección ascendente y evitar que las venas se dilaten excesivamente. Hoy en día, en el mundo del deporte, son muy usadas para obtener los diferentes beneficios que ofrecen y por ello, los futbolista se han sumado al empleo de este tipo de prenda textil.

Tomando en cuenta que, en dicha destreza, garantizan los siguientes pros:

  • Aumentan el flujo de circulación de la sangre y contribuyen a la optimización del sistema circulatorio.
  • Garantizan una mayor sujeción a los músculos.
  • Reducen los dolores y la fatiga muscular, al igual que la posibilidad de dolor e inflamación.
  • Minimizan el efecto del impacto que se produce con cada zancada.
  • Resguardan a las extremidades de padecer numerosas lesiones deportivas.
  • Mejoran la resistencia y el rendimiento del futbolista durante el juego.
  • Aceleran el proceso de recuperación tras el partido y/o entrenamiento.
  • Eluden la pérdida de calor corporal durante la actuación.
  • Proporcionan gran estabilidad que también se traduce en comodidad.

¿Qué características debes tener en cuenta antes de elegir la mejor media compresiva para jugar al fútbol?

¿Qué características debes tener en cuenta antes de elegir la mejor media compresiva para jugar al fútbol?

En vista de que, actualmente, existen numerosas opciones en referencia a las medias de compresión, es importante saber elegir la más idónea para jugar fútbol y exprimir todos los beneficios que brinda. Es por ello que, basados en los aspectos más relevantes, te proporcionamos una guía de compra que te ayudará a encontrar el accesorio textil más adecuado para tus necesidades en torno a dicha práctica deportiva:

Según su función

Una de las características más vitales a valorar, es la función de la media en cuestión. Pues, debes seleccionar un tipo de accesorio que esté completamente adaptado a tu modalidad deportiva, es decir, el fútbol. De lo contrario, es probable que compres una media diseñada para otras destrezas y como consecuencia, no será útil para tus partidos. Asimismo, verifica que cumpla con los siguientes cometidos: Favorecer el retorno venoso, fomentar la rápida recuperación de la zona, liberar las cargas musculares, atenuar posibles dolores e inflamación y prevenir lesiones.

Material de fabricación

A la hora de elegir una de estas prendas de compresión, asegúrate de que esté fabricada en con un componente sintético (poliésteres, nylon o spandex) que ayude a transpirar el sudor rápidamente.

Tipo de compresión

El grado de compresión también es un detalle esencial a considerar. Ya que, este revelará la cantidad de sujeción que ofrece el elemento textil para así cumplir con la función que promueve.

En general, existen los siguientes tipos:

  • Ligera (ejerce una presión de 18 a 24 mmHg)
  • Moderada (de 22 a 29 mmHg)
  • Fuerte (de 30 a 40 mmHg)
  • Extrafuerte (de 37 a 49 mmHg)

Según estudios, en promedio, se recomienda usar una media que aporte una compresión entre 15 y 30 mmHg para prácticas deportivas.

Talla

Muchos fabricantes han diseñado medias compresivas de talla única y, aunque prometen beneficios, lo cierto es que está contraindicado. Ya que, según la anatomía de cada atleta, este tipo de medias pueden ser muy pequeñas y causar un estrangulamiento del flujo sanguíneo, mientras que, para otros pueden ser muy grandes a tal punto de efectuar una compresión deficiente. Por ello, el futbolista debe comprar una media con su talla exacta (S, M, L o XL), dependiendo de su relación altura-peso o del perímetro de su gemelo.

Diseño

Es apropiado elegir un diseño que cubra la piel hasta la altura que el deportista lo requiere. Dado que, según la longitud de las medias compresivas, se conocen los siguientes diseños:

  • Calcetines (únicamente revisten el pie)
  • Medias cortas (van desde el tobillo hasta la rodilla)
  • Medias largas (situadas por encima de la rodilla hasta la mitad del muslo)

Normalmente, los futbolistas usan las medias cortas o pantorrilleras.

Precio

El coste de las medias de compresión varía según su marca, diseño y función. No obstante, en promedio, las medias cortas y largas de fútbol tienen un precio por encima de los 30 euros, mientras que, los calcetines de compresión pueden costar entre 20 y 30 euros. Es apropiado adquirir medias de una marca reconocida para asegurar su originalidad, ya que las imitaciones son de mala calidad y su efectividad resulta pobre.

¿Funcionan realmente las medias de compresión para mejorar el rendimiento y recuperación en fútbol?

¿Funcionan realmente las medias de compresión para mejorar el rendimiento y recuperación en fútbol?

Si, las medias compresivas son recomendables para jugar fútbol. Gracias a que, estimulan un óptimo riego sanguíneo y esto, ayuda a regar la sangre de vuelta al corazón para evitar que se detenga en los pies mientras el deportista corre durante los 90 minutos que dura el partido. Lo cual, también eleva el rendimiento del deportista.

Adicionalmente, fomentan la recuperación de los músculos en un menor tiempo y como consecuencia, permiten acelerar el restablecimiento de las extremidades del atleta después del ejercicio. Así como, previenen las molestias (dolor o inflamación) que pueden generarse en el postentrenamiento.

Las medias deportivas de compresión para jugar al fútbol, son la mejor prenda para aumentar el rendimiento deportivo, y si tienes una lesión, podrás lograr una rápida cura con el uso de la terapia compresiva, cuyo trabajo es eficaz en el mejoramiento de los componentes internos del pie y pantorrilla.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00