¿Cuáles son las diferencias entre un Foam Roller eléctrico y un rodillo de masaje normal?

El uso del Foam Roller, bien sea eléctrico o manual, se ha masificado en los últimos 10 años entre deportistas profesionales y fisioterapeutas, quienes hacen un uso diario de este producto para obtener múltiples beneficios musculares y articulares.

Aunque el rodillo manual fue el primero en darse a conocer, el modelo con vibraciones ha ganado terreno entre personas que dan un uso puntual y quienes apenas buscan momentos de relajación luego de un día estresante. Sea cual sea el motivo por el que acudes a este aparato, te mostramos todo lo que requieres saber sobre el rodillo masajeador.

¿Qué es un Foam Roller eléctrico y qué tipo de lesiones se pueden tratar con uno?

¿Qué es un Foam Roller eléctrico y qué tipo de lesiones se pueden tratar con uno?

Muchos catalogan este producto como algo “milagroso”, que ofrece alivio a dolores musculares y tensión miofascial desde la primera aplicación, pero gran parte de los beneficios se debe al uso consciente que dan las personas a su uso.

El Foam Roller es un aparato de auto masaje, fabricado en una sola pieza, normalmente de plástico ABS que es resistentes a golpes y presión corporal, debe serlo ya que sobre él debe recaer gran parte del peso de quien lo usa. Funciona para permitir un regreso a la calma de los músculos y el tejido fascial, que recubre todos los órganos del cuerpo, incluso las fibras musculares.

Actualmente, encuentras este rodillo en un modelo clásico, o manual y un modelo eléctrico, o con vibraciones, que va a amplificar los beneficios.

Estas son algunas de las lesiones que se pueden tratar:

  • Fascitis plantar: distintos estudios aseguran que el rodillo puede mejorar en un 9% los diversos síntomas que las personas tienen cuando sufren de fascitis plantar, que incluye irritación, inflamación y hasta desgarro de esta membrana ubicada en la planta del pie. La ventaja con este producto es que no se requiere de complejas rutinas para comenzar a sentir alivio.
  • Dolor de cabeza: aunque el rodillo no se utiliza directamente sobre el cráneo, al estimular los tejidos en el cuello, los hombros y la espalda permites que se reduzcan los dolores de cabeza que a menudo ataca a las personas. Se trata de un mal desencadenado con frecuencia por lesiones leves en los tejidos cervicales.
  • Inflamación en las piernas: hay varias razones por las que se presenta inflamación en las extremidades inferiores, pero el rodillo masajeador logra mejoras cuando se trata de retención de líquidos por dificultades circulatorias y linfáticas. Este producto crea puentes entre los canales obstruidos en ambos sistemas, así se logra una mejor irrigación y se reducen las hinchazones que afectan en gran medida a adultos mayores.
  • Lumbalgia o dolor de espalda: se trata de un mal que afecta a personas entre 30 y 60 años, así que no se debe descartar que se tengan dolores generalizados en la zona lumbar a cualquier edad, incluso si se realiza o no alguna disciplina deportiva. Los masajes eliminan los nudos musculares, las molestias por elongaciones y la fatiga durante un día intenso de trabajo. No se requiere mucha presión para que desaparezca la molestia debido a esta causa.
  • Cervicalgia o dolor de cuello: a menudo, las posiciones corporales incorrectas hacen que duelan los ligamentos, tendones y sufran los discos vertebrales que a la larga dejarán dolencias permanentes en la nuca y la cabeza. La mejor forma de evitar una cervicalgia es ofrecer masajes con alta frecuencia con el rodillo masajeador, que ayuda a liberar los nudos musculares y los tejidos miofasciales.
  • Contracturas musculares: son bastante frecuentes en los deportistas y en personas que levantan peso o caminan mucho en sus trabajos. Se debe a un cambio en la intensidad de la actividad física que hará fatigar los músculos hasta que cedan ante altas tensiones. Para lograr un mejor efecto de placer, los rodillos eléctricos resultan una mejor opción.
  • Reducción de edemas: pese a que en los pies suele haber mayor retención de líquidos, también es posible que aparezcan en las manos y los brazos, por lo que el Foam Roller también va a tener un efecto positivo en el sistema linfático para evitar las inflamaciones en estas partes del cuerpo. Al igual que los dolores en el cuello, se debe tener en cuenta comenzar con suavidad cuando se requiera reducir un edema en las manos.

¿Cuáles son las diferencias entre un foam roller eléctrico y un rodillo masajeador normal?

¿Cuáles son las diferencias entre un foam roller eléctrico y un rodillo masajeador normal?

Los masajes neuromusculares, como los que ofrece el Foam Roller, pueden darse tanto con estimulaciones vía percusión y estimulaciones vía fricción, que es la forma más común entre los rodillos de masaje convencionales.

Tipo de masaje

A pesar de que son productos casi idénticos, la cualidad eléctrica del rodillo hace que se añada el masaje por percusión a las rutinas de deslizamientos y presiones que deben hacer las personas si desean conseguir alivio a sus males.

  • Foam Roller eléctrico: ofrece la posibilidad de ser utilizado por cualquier tipo de persona, siempre que tenga consciencia de que los masajes tienen un tiempo sugerido de uso y una frecuencia que se debe respetar para evitar una sobre estimulación. Las vibraciones son una forma de estimulación que buscan relajar las tensiones tanto en los músculos como en la fascia.
  • Foam Roller convencional: por el contrario, los rodillos convencionales utilizan los masajes por fricción para generar una correcta liberación miofascial, que se logra cuando las personas realizan rutinas de movimientos y presión corporal sobre el producto para que haya un aumento de la movilidad articular o ROM, según sus siglas en inglés.

Modo y dificultad de uso

Si lo deseas, con ambos productos puedes hacer movimientos y ejercer presión de la misma forma. La única diferencia va a estar en que los nuevos modelos ofrecen distintas intensidades en las vibraciones para que uses el rodillo con o sin deslizamientos.

Utilizar el producto con vibración antes de hacer las rutinas es una de las técnicas más recomendadas para preparar los tejidos de cara a los masajes más intensos que logras cuando aplicas presión corporal. Y si eres deportista, las vibraciones permiten que la musculatura regrese a la calma, depurando el organismo de desechos y evitando contracturas posteriores.

Efectividad del masaje

Te preguntarás cuál es el mejor rodillo para ti. Sin duda, esta respuesta la conocerás cuando aclares qué tipo de uso le darás y cuál es el objetivo que deseas alcanzar.

Cuando eres un atleta profesional, instructor de yoga o pilates y un fisioterapeuta, sin duda el mejor rodillo es el convencional porque tienes en tus manos la posibilidad de darle usos puntuales según las zonas del cuerpo para lograr calmar dolores y proteger las articulaciones.

Si eres una persona más ocupada por el trabajo, entonces la opción más recomendada es el rodillo eléctrico porque con las vibraciones alcanzarás la relajación que buscas y, a la vez, podrás hacer rutinas profesionales con desplazamientos y vibraciones a la vez.

Tipos de dolencias a tratar

Un dato que debe quedar claro, es que con ambos productos obtienes los mismos beneficios en el tejido miofascial y los músculos. También consigues regular la temperatura corporal, aumentar la irrigación sanguínea y calmar el estrés.

Recuerda que con el Foam Roller tratas lesiones físicas leves y de tejidos blandos, por lo que queda descartado usar este producto directamente sobre estructuras óseas, como las articulaciones y las vértebras, esto puede alterar el rango de movilidad en estas partes puntuales de las personas.

Contraindicaciones

Muchos de los problemas circulatorios se deben a enfermedades como aneurisma, arteriosclerosis y coágulos sanguíneos, estas son condiciones que no deben ser tratadas con el rodillo masajeador, a menos que sea recomendado por un médico especialista.

Esta es una lista de algunas contraindicaciones a las que debes prestar atención:

  • Lesiones recientes e intensas.
  • Heridas en la piel.
  • Fracturas, esguinces y luxaciones.
  • Fibromialgia y condiciones de dolor crónico.
  • Embarazos de alto riesgo.
  • Con infecciones en la piel.
  • Con protuberancias óseas.
  • Tumores.
  • Estados de fiebre o malestar general intenso.

El uso del rodillo masajeador va a hacer que el cuerpo se agote, lo que resulta conveniente si la persona está saludable, pero si los pacientes tienen algunas de estas condiciones, no es recomendado someterse a este tipo de masajes.

Precio

Según las marcas, el tamaño, los materiales y si es eléctrico o no el rodillo, el precio de estos productos masajeadores va a variar según todos estos valores, que definirán el modelo perfecto para ti.

Pagar un producto de segunda mano, solo es garantía de que al poco tiempo tendrás que invertir en un rodillo nuevo y a la altura de tus necesidades y exigencias, por lo que es recomendable que hagas una inversión inteligente, que sea de uso para toda la vida a menos que desees tener un rodillo más nuevo.

Un Foam Roller de calidad no debe ser flexible, ni debe curvarse ante el peso del cuerpo, estos son detalles que debes saber antes de hacer la compra definitiva del producto.

Mejores rodillo de masaje eléctricos

¿Cuáles son las principales alternativas a los rodillos de masaje eléctricos y manuales para aliviar dolores?

Bien si deseas relajar tu cuerpo, lograr una liberación miofascial y eliminar los nudos musculares, el Foam Roller es un producto excelente, pero no es el único. Revisa esta lista de los masajeadores eléctricos y manuales con los que cuentas en esta web.

  • Masajeador eléctrico para pies: a diferencia de los rodillos, el punto fuerte de estos masajeadores no es la liberación miofascial, pero se logra un buen descanso mediante aumento de la temperatura y fricciones de cabezales que giran para estimular la planta de los pies.
  • Masajeador eléctrico para cuello y hombros: se trata de un masajeador que utiliza el calor y cabezales giratorios para que los tejidos en el cuello y la espalda no se tensen y generan dolencias en la cervical y la cabeza. Vienen con una función que controla el tiempo de masaje.
  • Gancho masajeador: es un producto de plástico de uso manual, que cuenta con entre nueve y once puntas estimuladoras que llegan directamente a los puntos gatillos más frecuentes donde haya molestias musculares. Puedes usarlo en la espalda, el cuello, las piernas y la zona lumbar en especial.
  • Bolas masajeadoras: al igual que el rodillo, este producto viene con un modelo manual y clásico, y un modelo que ofrece vibraciones en varias intensidades. Para que haya una correcta estimulación, se requiere de rutinas con deslizamientos y presión corporal. Las pelotas masajeadoras llegan a puntos de difícil acceso como la espalda y la cara posterior de los muslos.
  • Masajeador manual Roll On: este es un producto de uso para personas con poca experiencia en las liberaciones miofasciales, cuenta con varios niveles de vibraciones para calibrar la profundidad de la estimulación según la parte del cuerpo donde haya mayor o menor sensibilidad. Cabe en la palma de la mano para que ubiques este producto donde requieras atención.
  • Pistola de percusión: este también es un producto que viene en dos tamaños, el más pequeño es de uso doméstico y el grande es de uso profesional con cabezales intercambiables, necesario para que logres estimular la espalda sin que toques las vértebras, que no pueden recibir masajes. La principal ventaja de la pistola es que elimina el dolor muscular en poco tiempo.
  • Esterilla de acupresión: la alfombrilla se convierte en hora herramienta de masajes cuando practicas yoga o pilates sobre ella, cuentas con miles de flores de loto de plástico hipoalergénico, que en realidad son estimuladores que aumentan la irrigación de la sangre y controlan la dilatación de los vasos y las venas.
  • Silla masajeadora: se trata de un masajeador que puedes colocar en el sofá, una silla común y en el asiento de tu coche. Podrás recibir masajes relajantes mientras realizas otras actividades. Es uno de los productos más solicitados por personas que requieren mantenerse activos, sin tiempo para ir al gimnasio o realizar sesiones masajeadoras en casa.
  • Cojín masajeador: es un complemento perfecto para quienes suelen tener dolencias musculares en el cuello, lo que desencadenan migrañas y problemas para dormir. A diferencia de lo que crees, no es recomendable que te quedes dormido usando este cojín, en forma de almohadilla, porque habría una estimulación adicional innecesaria.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00