🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Contracturas musculares en el gemelo y pantorrillas

La aparición de síntomas y signos asociados con las contracturas musculares en gemelos y piernas se dan como consecuencia de una tensión involuntaria en esta parte de la estructura muscular. Por tal motivo, hemos preparado este artículo para ti en el que podrás encontrar todos los datos relacionados con este tipo de distensión muscular.

Continúa leyendo hasta el final porque vas a encontrar toda la información relacionada con las causas que originan esta dolencia y los tratamientos que se pueden aplicar para su remisión. Por último, te daremos una lista con los mejores consejos para evitar estos tirones musculares en las piernas.

¿Qué son las contracturas musculares en los gemelos y pantorrillas?

Cuando se realiza una actividad física o cualquier tipo de movimiento, los gemelos y pantorrillas trabajan generando metabolitos que deben ser expulsados por el torrente sanguíneo. En caso de que exista una imposibilidad de la sangre de intercambiar oxígeno y líquidos con los músculos genera que las moléculas con desechos queden alojadas en esta parte de la pierna y surjan los temidos tirones musculares.

Esta anomalía origina una distensión muscular o contractura involuntaria de la persona. Lo cual hacer aparecer una rigidez en la musculatura, dolor, aparición de nódulos e inflamación. Las fibras musculares dejarán de estar en esta situación disfuncional con el transcurso de las semanas. Pero para ello es necesario recurrir al médico para que aplique diferentes tratamientos, los cuales te mencionaremos en los siguientes párrafos.

¿Cuáles son las causas que originan contracturas musculares en el gemelo?

Mira a continuación las diferentes razones o factores que influyen en la aparición de lesiones que provocan tensión muscular en los gemelos y pantorrillas: 

  • Preocupaciones laborales o personales: El estrés y la depresión pueden ser causales de la aparición de tirones musculares en el sóleo y gemelos. Esto se debe a la gran cantidad de desechos que se encuentran en las fibras de los tejidos y no son eliminados por el flujo sanguíneo.
  • Personas mayores: La edad es otro factor que puede provocar la aparición de tirones musculares en los gemelos. Esto se relaciona con la pérdida de flexibilidad que sufre la estructura muscular.
  • Falta de hidratación: El agua es fundamental para los tejidos blandos del cuerpo, en especial para los músculos. Por tal motivo, no tomar la cantidad suficiente de líquidos puede producir una distensión muscular en las piernas. Esto también ocurre con la mala alimentación.
  • Calzado inapropiados: Los calzados apretados y con tacones altos provocan que los músculos de la pierna tengan que hacer un esfuerzo excesivo para mantener el equilibrio del cuerpo. Además, los gemelos deben realizar mayor fuerza que la normal para levantar el pie al caminar.
  • Temperaturas gélidas: El frío puede provocar aparición distensiones musculares en la pantorrilla y gemelos, ya que es posible mantener contraído de forma involuntaria los músculos de esta zona del cuerpo.
  • Práctica de actividades físicas exigentes: Llevar adelante acciones que requieran de la exigencia extrema de los músculos de las extremidades inferiores pueden generar un alto contenido de ácido láctico. Esto se debe a la imposibilidad de que tiene la sangre de intercambiar nutrientes y oxígeno con los músculos. Además, es posible aumentar las probabilidades de una lesión si la pantorrilla y gemelo no cuentan con un descanso considerable para la relajación.
  • Sedentarismo: Las personas que no realizan actividades de forma frecuente son más propensas a sufrir lesiones de contracturas musculares en las piernas. Esto está provocado por el nivel de rigidez que tienen los músculos en esta zona afectada, los cuales al hacer cualquier tipo de tarea se sobre exigen al no estar acostumbrados a realizar actividad.
  • Bajos niveles de potasio: Los nutrientes como el potasio, magnesio y sodio son importantes para mantener la flexibilidad en la musculatura. Por tal motivo, ante la falta de alguno de estos elementos en el cuerpo provocan tirones musculares.
  • Falta de flexibilidad: Tanto el estiramiento como el calentamiento previo son necesarios para mantener en buen estado los músculos gemelos y de la pantorrilla. Si no se realiza este tipo de actividades de forma previa a cualquier práctica deportiva o de trabajo las posibilidades de una contractura muscular aumentan.
  • Movimientos repetitivos: La práctica de actividades o tareas que requieran mover de forma reiterada y por un largo tiempo la pantorrilla y el gemelo pueden ocasionar una lesión en los mismos. Esto originará una contractura muscular en esta parte del cuerpo.

Mejores productos para contracturas en gemelos

Más vendidos

Principales signos y síntomas asociados a las contracturas en los gemelos y piernas

Principales signos y síntomas asociados a las contracturas en los gemelos y piernas

Presta atención a la siguiente lista porque te mostraremos cuáles son los principales síntomas que podrían estar relacionados con la aparición de una contractura muscular en pantorrillas y gemelos: 

  • Dolor al mover la pierna: La contractura en los gemelos y en el sóleo provoca un dolor intenso cuando la persona intenta caminar o mover la extremidad inferior. Esto se genera debido a la gran cantidad de metabolitos que se encuentran en las fibras musculares, creando una tensión involuntaria extrema.
  • Movilidad reducida: El dolor puede extenderse a las rodillas y a los tobillos provocando que ambas articulaciones no trabajen de forma correcta. La dificultad para caminar o saltar también es un síntoma común en este tipo de lesiones.
  • Nódulos: En algunos casos es probable la aparición de bultos en la estructura muscular, provocando dolor al tacto.
  • Perdida de sensibilidad: La parestesia es un síntoma común que tienen las personas que sufren este tipo de lesión provocada por la falta de dilatación de los vasos capilares evitando que la sangre circule de forma normal.
  • Inflamación: La contractura en gemelos y el sóleo puede provocar hinchazón en la zona debido a la acumulación de moléculas residuales que no pueden ser eliminadas por el torrente sanguíneo.

¿Cómo aliviar el dolor y mejorar los síntomas por contracturas musculares del gemelo?

Las contracturas musculares en gemelos y pantorrillas provocan dolor e inflamación. Por tal motivo, para disminuir esta sintomatología es necesario recurrir a algunos de los tratamientos te presentamos a continuación.

Terapias alternativas y complementarias

Es posible disminuir los síntomas de una distensión en el gemelo y sóleo aplicando alguno de los siguientes métodos complementarios:

  • Terapia de frío y calor: Para que el frío no tense los músculos de los gemelos y pantorrillas es necesario aplicar a una temperatura que no esté helada. Esto ayudará a obtener todos los beneficios desinflamatorios que tiene este tipo de temperatura. Al utilizar el calor es posible mejorar la dilatación de los vasos ubicados en la zona, lo cual permite desinflamar los tejidos blandos y descomprimir los nervios originando así la disminución del dolor. La práctica de esta terapia debe ser dirigida por un profesional y no tiene que superar los 15 a 20 minutos. Hay que tener presente que cada temperatura debe estar expuesta en el cuerpo no más de 5 minutos, por lo que hay que comenzar con el calor.
  • Terapia de compresión: Este tratamiento tiene por objetivo presionar de forma constante la estructura muscular en la cual se ha sufrido una distensión para estimular las paredes capilares de los tejidos. De esta manera es posible aumentar el torrente sanguíneo en el gemelo y en la pantorrilla para que las moléculas residuales que se encuentran en las fibras se puedan eliminar por medio de la sangre. El uso de calcetines de compresión ayudará a la disminución del dolor e inflamación logrando que el paciente mejore sus movimientos.
  • Terapia de masaje: Este tipo de terapia puede ir acompañado con los demás tratamientos, ya que se considera una técnica no invasiva que ayuda a mejorar los síntomas de las contracturas musculares en los gemelos pantorrillas de forma rápida y efectiva. Se pueden utilizar diferentes técnicas para aplicar el calor por medio de la flotación o pequeños golpes en la zona afectada. Hay que tener cuidado en no romper las paredes de los capilares para que las vénulas y las arteriolas puedan conectarse para lograr que los músculos consigan recibir los líquidos y gases de la sangre.
  • Terapia de acupresión: Los tirones musculares que se producen en el gemelo y la pantorrilla puede ser tratado con esta terapia oriental. Pero hay que tener en cuenta que el objetivo de esta medicina es buscar un equilibrio mental del paciente para que disminuya la tensión general de la estructura muscular. De esta manera se ayuda a la persona que encuentre armonía para afrontar los dolores en las extremidades, originando así el estímulo de los nervios ubicados en este sector del cuerpo y del torrente sanguíneo.
  • Termoterapia: Este es otro de los tratamientos más utilizados en las elecciones de contractura muscular en gemelos y pantorrillas. Con la termoterapia se busca que la red conformada por las venas y arterias pequeñas que se encuentran en las fibras musculares se conecten entre sí por medio de los vasos capilares. Esto permite que la sangre pueda trabajar mejor eliminando a los metabolitos o moléculas de desechos que se encuentran en el tejido blando. Por lo tanto, con este tipo de tratamiento complementario se mejoran los síntomas del dolor y de la inflamación.
  • Remedios naturales con uso de plantas: La terapia alternativa basada en plantas naturales tiene por objetivo aprovechar las propiedades relajantes y antiinflamatorias que tienen estas hierbas. De esta manera es posible desinflamar y disminuir el dolor en las pantorrillas y gemelos por medio de infusiones y baños con agua tibia. Las sesiones dependerán del grado de complejidad de la lesión, por lo que es necesario recurrir al doctor para que el mismo apruebe el uso de este tratamiento. Es posible hallar en esta terapia el uso de las frutas cítricas, jengibre, salvia y laurel.
  • Hábitos de vida saludable: La reeducación del paciente es fundamental para evitar nuevas contracturas en el gemelo y la pantorrilla. Por tal motivo, el médico actuante de extra al paciente la importancia de incluir en las acciones cotidianas diferentes hábitos que ayudarán a la salud. De esta manera, es posible que el doctor trate temas relacionados con el esfuerzo excesivo, uso de calzados adecuados, alimentación sana y descanso necesario, entre otras cosas.

Suplementos alimenticios

Es posible disminuir la tensión involuntaria en las pantorrillas y gemelos por medio de la incorporación de nutrientes suplementarios. De esta manera se añaden al organismo vitaminas, minerales y proteínas, aunque lo más frecuente es encontrar en estos polvos, jarabes o líquidos el magnesio y potasio. Además, este tipo de terapia trae un beneficio extra y es evitar la aparición de lesiones futuras en este sector del cuerpo.

Tratamientos de fisioterapia

En la contractura muscular de las pantorrillas y gemelos es posible disminuir los síntomas de dolor, inflamación y limitación de la movilidad. Esto se lo puede hacer por medio de la fisioterapia que utiliza diferentes procedimientos para emitir calor en las paredes capilares.

El resultado que tiene este tratamiento complementario es la estimulación de la circulación de la sangre para que elimine el ácido láctico ubicado en esta parte del cuerpo. De esta manera los metabolitos desaparecen en el intercambio de nutrientes y oxígeno que se producen entre el torrente sanguíneo y los músculos.

Medicamentos

Los analgésicos opiáceos, los antiinflamatorios no esteroides (AINE), los miorrelajantes y los antiinflamatorios son los medicamentos más utilizados en esta terapia farmacológica. Debes tener presente que la prescripción y administración de este tratamiento deben estar dirigidas por el médico.

Por lo que nunca debes automedicarte, ya que esta acción puede traer severas complicaciones musculares, hepáticas y gastrointestinales, entre otras cosas.

¿Qué métodos de prevención para los tirones musculares de gemelos y pantorrillas son los más efectivos?

¿Qué métodos de prevención para los tirones musculares de gemelos y pantorrillas son los más efectivos?

Te mostraremos a continuación los diferentes factores que debes tener en cuenta para evitar una contractura muscular en los gemelos y piernas:

  • Aprende técnicas de respiración y relajación: Estas terapias te ayudarán a mantener la estructura muscular con el nivel de tensión adecuado, provocando que el estrés baje de forma considerable. La meditación es un buen recurso que puedes emplear para disminuir la aparición de contracturas en los gemelos y las pantorrillas.
  • Mantén una alimentación sana: Tanto la dieta como la hidratación son componentes importantes para proteger los músculos de las piernas. Esto te ayudará a evitar tirones en los gemelos gracias a la buena cantidad de nutrientes que tienen los tejidos.
  • Evita el frío: Las temperaturas heladas tienden a provocar contracturas musculares, por lo que será necesario que evites el contacto con el frío para bajar las probabilidades de sufrir tirones en las pantorrillas.
  • No practiques actividades exigentes: Tanto los deportes como los trabajos en los que se necesita mantener la estructura muscular al límite no son recomendables. Además, los movimientos repetitivos y prolongados pueden provocar distensiones.
  • Ten una postura correcta y descansa el tiempo necesario: Afrontar las actividades diarias por medio de movimientos correctos ayudará a evitar la aparición de tirones musculares por causa de fuerzas realizadas de manera excesiva. También es importante ayudar a los músculos de las piernas por medio del reposo adecuado.
  • Mantente en movimiento: Practicar actividades físicas te ayudarán a evitar la fatiga muscular por sedentarismo. Debes tener en cuenta que este tipo de acciones las debes realizar de forma progresiva para evitar contracturas. Por otro lado, no te olvides de elongar y calentar los músculos de forma previa.
  • Incorpora suplementos alimenticios: Luego de consultar al médico puedes elegir suplementos que contengan vitaminas del grupo B, minerales y proteínas que te ayudarán a mantener la tensión correcta en los músculos de esta parte del cuerpo.
  • Evita los calzados apretados y con tacones demasiado altos: Este tipo de zapatos exigen de forma considerable el funcionamiento de la pantorrilla y gemelo, pudiendo provocar contractura muscular en estos músculos.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00