🎁 10% Dcto. en tu 1º compra! ⏩ !CLICK AQUÍ!

Lesiones deportivas de hombro en la escalada

La escalada es una práctica deportiva que exige usar todo tu cuerpo y una concentración mental alta. Hoy queremos hablarte de las lesiones deportivas de hombro en la escalada, causadas principalmente por usar el hombro en exceso o durante un giro del cuerpo mal efectuado.

Si quieres saber cuáles son los tipos de lesiones de hombros más comunes en la escalada y cómo tratarlas con el método RICE, echa un vistazo a lo que sigue.

¿Cuáles son los tipos de lesiones de hombro más comunes cuando hacemos escalada?

¿Cuáles son los tipos de lesiones de hombro más comunes cuando hacemos escalada?

En general, las lesiones en la escalada se generan por sobrecarga o descompensación de músculos y articulaciones. También, por sobreuso de algunos gestos en concreto con rasgo de movimiento limitado. Esto, a consecuencia de malas prácticas en la técnica y entrenamiento inadecuado.

El hombro es la parte del cuerpo más vulnerable a sufrir lesiones en escaladores, por ser la articulación con más movilidad del cuerpo. Entre los principales factores de riesgo están la posición de bloqueo de hombros, sobrecarga, compensaciones, y entrenamiento inadecuado, que aumentan con la frecuencia y dificultad.

A continuación, te diremos cuáles son los tipos de lesiones de hombro más comunes y cómo se producen en la escalada:

Lesiones SLAP

La lesión SLAP en su acrónimo en inglés significa “Desgarro del labrum superior de anterior a posterior”. Es decir, un desgarro que se genera a nivel superior del labrum, desde el frente y hacia la zona posterior al hombro. Esta patología se asocia con mucha frecuencia a la práctica de la escalada.

Los factores de riesgo, además de las caídas y traumatismos, se encuentra el sobreuso o movimientos repetitivos del hombro mientras escalamos. Esto genera un estrés en la parte delantera del hombro por la posición ejercida sobre el tendón del bíceps. Aunque, en algunos casos también es posible desarrollar este desgarro por uso excesivo gradual, sin que exista un trauma claro.

Lesiones del manguito rotador

Las lesiones del manguito rotador o tendinitis se generan por la inflamación de los tendones del manguito rotador. En escalada, estos desgarros se producen por las grandes sobrecargas en el hombro ocasionadas por movimientos repetitivos o sobreuso. El escalador experimentará dolor en la región anterior del hombro, que podría extenderse hacia el brazo. También, podría experimentar sonido o chasquido al mover el brazo, debilidad de hombro y codo, equimosis, entre otros.

Dislocación de hombro

La dislocación de hombro o luxaciones en la escalada se generan por mecanismos que exigen rotación forzada con el brazo en abducción. También, por caídas sobre el hombro en elevación, producida por fuerza directa aplicada en la cara posterior del húmero. En consecuencia, la cabeza del húmero se sale de la cavidad glenoidea, generando una inestabilidad en la articulación. Esta puede ser parcial, conocida como subluxación, y total, llamada luxación de hombro.

Bursitis en hombro

La bursitis en hombro o bursitis subacromial corresponde a la inflamación de la bursa. Es decir, la región ubicada debajo del acromion que cubre los tendones en el manguito rotador del hombro. La etiología de esta afección se asocia a un daño secundario del tendón del manguito rotador. Aunque, también podría producirse por microtraumatismos que causan segregación de líquido sinovial, aumentando su tamaño. En consecuencia, se experimentará dolor leve, que irá aumentado por la abducción o elevación del brazo.

Mejores productos para la recuperación de lesiones de hombro en la escalada y deportes de montaña

Más vendidos

¿Cómo aplicar el método RICE para tratar las lesiones de hombros en la escalada?

Una nueva actualización del protocolo RICE, se conoce como método PRICE. Se diferencia del primero por incluir una fase inicial llamada Protección (P). Aunque no es muy conocida, hoy queremos hablarte sobre ella para que la apliques en casa ante lesiones de hombro en escalada:

  • Protección: Esta primera fase consiste en proteger el hombro para evitar que la lesión empeore. También, ayuda a la aceleración de la curación de la zona lesionada. Para lograrlo se necesita suspender la actividad física y proteger la zona utilizando vendaje neuromuscular para hombros.
  • Reposo: Combinada con la protección, es importante descansar el hombro de 24 a 48 horas de haberse generado la lesión. Es importante suspender cualquier actividad física que genere molestias.
  • Hielo: Aplicar compresas de gel frío está indicado como una terapia muy efectiva ante lesiones agudas. Esto ayudará a disminuir la inflamación y el dolor, si se aplica en las primeras 72 horas de haberse generado la lesión. Realiza descansos de 1 a 2 horas y repite este proceso por al menos 3 días.
  • Compresión: Los vendajes elásticos para hombros forman parte de los productos para la recuperación de lesiones de hombros. Sin embargo, evita apretar demasiado para evitar hinchazón debajo del área lesionada. Si sientes la piel fría, hormigueo o entumecimiento, consulta a tu médico de inmediato.
  • Elevación: La elevación corresponde a mantener la zona lesionada elevada por encima del nivel del corazón, siempre que la lesión sea en miembros inferiores y superiores. En el caso del hombro, debemos omitir este paso.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00