Guía de compra: ¿Cómo elegir los mejores Foam Roller para alivio del dolo muscular? Lista 2021

Uno de los productos más versátiles y efectivos es el rodillo masajeador o Foam Roller. Sus distintos materiales de fabricación y texturas hacen que satisfaga las necesidades de recuperación y masaje en personas tanto en casa como en atletas profesionales.

Su más comprobada utilidad está en aliviar las tensiones y liberar los tejidos miofasciales en la zona lumbar y músculos más densos como los isquiotibiales y cuádriceps, así que es aquí donde habrá una mayor cantidad y calidad de beneficios.

¿Cuáles son los beneficios de utilizar un Foam Roller?

¿Cuáles son los beneficios de utilizar un Foam Roller?

Con este producto logras tener en casa un masaje profesional, como si un fisioterapeuta aplicara en ti sus mejores técnicas a un precio más accesible y con resultados similares ¿Conoces sus beneficios?.

  • Liberación miofascial: esta es la principal fortaleza del rodillo masajeador, su función es eliminar los nudos y tensiones en el sistema miofascial, que es una especie de segunda piel que cubre todos los órganos del cuerpo, incluso los músculos. Como su función es alimentar las fibras musculares y favorecer la flexibilidad, es importante que la fascia esté en óptimas condiciones.
  • Controla la rigidez: una de las grandes ventajas de este producto es que puedes controlar la rigidez de forma localizada, puedes trabajar con presión y deslizamientos para reducir el estrés del día y evitar que haya nudos musculares que puedan complicarse hasta limitar la movilidad de las personas.
  • Fácil utilización: el uso de los rodillos miofasciales son intuitivos, solo necesitas definir la zona donde vas a trabajar y comenzar a hacer suaves pasadas mientras tengas alivio en las dolencias y la piel tolere este tipo de estimulación sensorial. Si eres sensible a los masajes, puedes regular la presión con tu peso corporal y optar por productos más blandos.
  • Mejora la circulación sanguínea: los constantes masajes aumentan la temperatura corporal y mejoran la irrigación de la sangre, ambas características hacen que más nutrientes y oxígeno lleguen a las fibras musculares, lo que favorece la recuperación de lesiones.
  • Corrige posturas: estar sentado y de pie muchas horas al día, hace que inconscientemente tomes posturas corporales incorrectas. Los rodillos miofasciales te hacen una persona más consciente de tu cuerpo y el correcto funcionamiento que debe tener. El Foam Roller repara desequilibrios musculares generados por contracturas.
  • Mejora el rango de movimiento: mantener la flexibilidad y elasticidad es otro de los grandes beneficios del rodillo masajeador, al realizar masajes garantizas que desaparezcan los nudos y que las articulaciones tengan un mejor funcionamiento pese a que no debes realizar presión directamente sobre los huesos ni las articulaciones.
  • Reduce el estrés mental: como el cuerpo y la mente están más conectados de lo que crees, cuando te sientes estresado tu cuerpo reacciona con tensión muscular lo que ocasiona dolor en muchas ocasiones. Al ofrecer masajes, haces que tanto la estructura muscular como miofascial funcionen correctamente y se liberen de tensiones, esto genera una sensación de bienestar para la mente.
  • Prepara los músculos: en toda actividad deportiva debe haber un calentamiento y un enfriamiento del cuerpo para reducir la probabilidad de tener lesiones musculares. Con suaves pasadas durante un minuto, haces que el cuerpo se active sin llegar a agotarlo, en cambio, después de entrenar puedes hacer presión con el rodillo para aliviar la tensión en grupos musculares que quedaron tensos y sensibles.

¿Qué tipos de Foam Roller existen y cuál es bueno para mi?

¿Qué tipos de Foam Roller existen y cuál es bueno para mi?

En el mercado hay una gran variedad de productos con tamaños, texturas y tecnología que van a ser útiles para una correcta liberación miofascial. La elección de un buen Foam Roller va a depender del uso que le vayas a dar:

Por densidad de material

  • Normales: estos modelos constituyen el estándar más reconocido en el mundo, se utilizan tanto a modo de iniciación en la práctica de masajes mediante el Foam Roller como en la estimulación de tejidos profundos, solo que las personas necesitan hacer una mayor presión corporal sobre este producto.
  • Suaves: este modelo de rodillo tiene una mayor amortiguación pese a la intensa presión que las personas puedan dar en las rutinas, su utilización se limita a personas que apenas experimentan con este producto y a quienes solo buscan una relajación general mediante masajes superficiales. También son los más recomendados para personas con alta sensibilidad.
  • Duros: son los productos más recomendados para deportistas profesionales, fisioterapeutas y personas con más experiencia en la aplicación de masajes miofasciales. Provee de estimulaciones más profundas e intensas en las que se buscan activar los puntos gatillos, además son resistentes y la mayoría tiene estrías o protuberancias que simulan las yemas de los dedos.

Por tamaño

  • Cortos: estos rodillos suelen ser de 12 y 18 pulgadas (30-40 cm), un poco más pequeños que los modelos estándares para hacerlos portátiles y de fácil aplicación en partes como las pantorrillas, las bandas conectivas en la pelvis y los glúteos. Estos modelos suelen ser blandos y están dirigidos a un uso más doméstico, por parte de personas con menos experiencia.
  • Largos: llamados también de tamaño completo, es el tipo de rodillo que la mayoría de las personas utiliza porque son los más recomendados para aliviar dolores en la espalda. En promedio, miden 36 pulgadas (90 cm) de largo con un diámetro de 6 pulgadas (15 cm). La dureza de estos modelos es normal y dura, orientada a personas con una mayor experiencia en la realización de masajes miofasciales.
  • De gran diámetro: son rodillos más grandes para el uso de personas con frecuentes dolores en la espalda y las piernas, donde se concentran los músculos más densos del cuerpo humano. Se utilizan si la persona desea concentrar todo su esfuerzo en esas zonas y conseguir alivio a los síntomas de lumbalgia y ciática.
  • De pequeño diámetro: si prefieres ser más cauteloso y convencional en el uso de los rodillos, este modelo es el ideal para ti. Tienen en promedio 4 pulgadas (10 cm) de diámetro y significa que están más cerca del suelo, lo que brinda una mayor estabilidad a las personas que apenas comienzan a conocer los beneficios de utilizar un rodillo masajeador.

Por material de fabricación

  • Poliuretano proyectado: este tipo de material es más flexible por lo que suele perder su forma si el rodillo está fabricado en dos piezas. Debes asegurarte de adquirir un rodillo de una sola pieza que es resistente y no cederá ante la constante presión corporal al hacer las rutinas miofasciales.
  • Polipropileno (EPP): los mejores rodillos están fabricados de este material, aunque su costo es más elevado vale la pena porque está dirigido para personas que le darán un uso intensivo. Los fabricantes garantizan una larga duración del rodillo con este material que ha comenzado a ser utilizado recientemente siendo rígido y ligero.
  • Goma EVA: los rodillos hechos de acetato de vinilo son los más frecuentes y es común que los productos estándares vengan con este material que tiene una resistencia ideal para soportar la carga intermedia de personas que no requieren realizar rutinas intensas. Al tocarlo, es como si tocaras espuma por su suavidad, aunque también hay modelos más firmes.

Por forma

  • Lisos: aunque cuando comenzaron a darse a conocer los rodillos masajeadores la mayoría de ellos eran lisos, ahora estos modelos se utilizan a modo de iniciación, en personas sin experiencia y en personas con alta sensibilidad. Los nuevos diseños son más blandos que el estándar y sirven para preparar los músculos para una rutina más profunda.
  • Con texturas: hay rodillos con puntas, círculos, cilindros y todo tipo de formas perfectamente diseñadas para simular las yemas de los dedos y las palmas de las manos, es como si la persona recibiera un masaje profesional de un fisioterapeuta. Estos rodillos son más duros y de material más resistentes para soportar el alto impacto en las rutinas.
  • Con forma cilíndrica: su función es la misma que un Foam Roller estándar, solo que tiene en el medio un espacio vacío que hace al producto más liviano y transportable. Es ideal para personas que viven realizando ejercicios y requieren de esta herramienta para preparar la musculatura antes de los entrenamientos.
  • Con base plana: su función se centra en permitir facilitar el trabajo del equilibrio central al ser plano de un lado y redondeado por el otro, así no habrá desplazamientos mientras las personas reposan su espalda sobre este producto. Es un modelo altamente utilizado en personas que practican yoga y pilates, son rodillos ligeros y que pueden provocar liberación miofascial en partes como los gemelos, los cuádriceps y glúteos.

Por tecnología

  • Eléctricos: los rodillos son eléctricos porque ofrecen vibraciones en distintas intensidades para llegar mejor a tejidos más profundos. La gran ventaja con ellos se basa en que las personas pueden preparar el cuerpo con pasadas y presiones para luego ofrecer estimulaciones mediante vibraciones. También es común que este producto se utilice para dar masajes superficiales y relajantes, sin necesidad de llegar a puntos gatillos de difícil acceso.
  • Manuales: en esta categoría se engloban la mayoría de los rodillos, son los productos que requieren del peso corporal para hacer presión y de deslizamientos para lograr una liberación miofascial.

¿Qué alternativas al Foam Roller son útiles para aliviar dolores y liberar el tejido miofascial?

¿Qué alternativas al Foam Roller son útiles para aliviar dolores y liberar el tejido miofascial?

Revisa esta completa lista de los mejores productos que hay en el mercado para conseguir liberación miofascial alternativos a los rodillos de espuma que pueden ser de utilidad y como complemento a este fantástico producto de automasaje.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00