¿Cuáles son los beneficios para la salud, usos y efectos secundarios de las máquinas de electroestimulación TENS?

La electroestimulación nerviosa transcutánea (TENS) es una de las mejores terapias en cuanto a alivio de dolor en lesiones se refiere. Este método lleva años siendo explotado al máximo por deportistas de élite, pero desde hace algún tiempo también se ha puesto al alcance de los aficionados de los deportes de alto impacto.

Esto ocurre en gran medida gracias a las máquinas TENS, que tienen un precio accesible y aportan la misma calidad de estimulación que los equipos profesionales. Hoy conocerás a detalle cuáles son los principales usos, beneficios y efectos secundarios de estas máquinas.

¿Qué son las máquinas de electroestimulación transcutánea y cómo funcionan?

¿Qué son las máquinas de electroestimulación transcutánea y cómo funcionan?

Se trata de máquinas que se usan para emitir corriente de baja frecuencia por la piel para estimular los nervios e inhibir la transmisión de los impulsos nerviosos responsables de comunicar dolor al cerebro. La clave en su funcionamiento está en la intensidad de los impulsos eléctricos que emite, que son suficientes para generar cambios en la comunicación nerviosa natural del cuerpo, pero sin llegar a dañar su funcionamiento y causar efectos secundarios.

Además, no solo se basan en su capacidad de bloquear el sistema de transmisión de señales nerviosas que comunican el dolor al cerebro, sino también en estimular la generación de endorfinas y mejorar el flujo de la sangre. El hecho de que puedan afectar el sistema de transmisión de dolor no significa que lo altere por completo, aún sentirás un poco de dolencia, pero son estas dos últimas características las que potencian el efecto analgésico que se busca al realizar estas terapias.

Sin embargo, es importante saber que las máquinas TENS no son curativas, sino analgésicas. Es decir, estas no son una forma de curar el dolor, sino de aliviarlo cuando este aparece. Si bien son usadas en procesos de recuperación, su función en ellas no es la de acelerarla, sino de ayudar a hacer el proceso más placentero. En el campo de la electroestimulación, las usadas para curar y acelerar la recuperación de lesiones son métodos como la estimulación eléctrica muscular o la corriente interferencial.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de usar máquinas TENS?

Las máquinas de electroestimulación TENS tienen tres beneficios principales que son los que a su vez hacen que puedan ser utilizadas para tratar una gran diversidad de dolencias.

Dichos beneficios son los siguientes:

  • Bloquea los transmisores de dolor: la ligera frecuencia de esta corriente genera cambios en las señales nerviosas encargadas de la transmisión de dolor. Si bien esto no significa que se genere una insensibilidad total en cuanto a la dolencia se refiere, si ayuda a generar una sensación de alivio reconfortante.
  • Aumento de endorfinas: la frecuencia de la terapia de estimulación transcutánea también estimula en el cerebro la generación de endorfinas. No se sabe bien los motivos de esto, se cree que puede deberse al hecho de que al estimular los músculos ligeramente estos se relajan y automáticamente el cerebro comienza a producirla más, pero la realidad es que varios estudios confirman un aumento de esta luego de sesiones TENS.
  • Mejora la circulación sanguínea: la corriente de baja frecuencia hace que los músculos se contraigan y relajen de forma constante, lo que ejerce un efecto de bombeo que dilata los vasos sanguíneos y aumenta la circulación sanguínea de forma natural.

¿Para qué sirve la electroestimulación TENS y qué usos se le puede dar en fisioterapia?

¿Para qué sirve la electroestimulación TENS y qué usos se le puede dar en fisioterapia?

La electroestimulación TENS es una de las terapias más utilizadas a día de hoy en pacientes en proceso de rehabilitación de lesiones. Su principal utilidad es la de hacer más fácil el proceso de recuperación para deportistas profesionales y aficionados en lesiones musculares y articulares.

Entre sus principales usos podemos destacar los siguientes:

Alivio dolor por artrosis

Los pacientes que padecen artrosis o artritis reumatoide sufren un intenso dolor como consecuencia del roce de los huesos que han perdido su revestimiento cartilaginoso. Esto también les ocasiona rigidez articular e inestabilidad en las mismas. Se ha comprobado según varios estudios que estos síntomas pueden solventarse con la aplicación de electroestimulación TENS.

Gracias a que esta terapia bloquea los inhibidores de dolor, se consigue un efecto analgésico que aliviara los dolores en la articulación afectada. Esto también es un efecto válido para otros tipos de desgastes en el cartílago articular como la artrosis. Además, se consigue reducir la reincidencia del dolor ya que también se mejora la circulación de la sangre y se producen más endorfinas para una sensación de alivio constante.

Alivio del dolor de lumbago

Los lumbagos ocasionados por distensiones de músculos o ligamentos en la espalda baja pueden llegar a ser muy dolorosos y recurrentes si no se consigue tratar su origen de buena manera. Para aliviar el dolor, la terapia TENS es la más recomendada por especialistas en todo el mundo, en especial durante procesos de recuperación que incluyen masajes que pueden llegar a ser algo dolorosos.

Lo que se debe hacer es usar la máquina TENS a una frecuencia de entre 1 y 4 Hz, y mantenerla activa por al menos 40 minutos y poco a poco se irá sintiendo una sensación de alivio que se extenderá durante todo el día. Esto se puede aplicar también en dolor lumbar por ciática o hernia discal.

Aliviar dolores musculares crónicos

La fibromialgia o el síndrome de dolor miofascial son enfermedades crónicas que generan un fuerte dolor que tiene su origen en la acumulación de tensión en los tejidos más profundos de los músculos. Este dolor se puede tratar con la ayuda de la estimulación TENS al usar estas máquinas de forma constante todos los días ya que su efecto analgésico es muy efectivo en estos casos en los que la afección se origina en tejidos blandos.

Además, al mejorar también la circulación de la sangre se consigue también una mayor oxigenación en estos tejidos que hará que los dolores sean menos recurrentes. Lo ideal en estos casos sería acompañar la terapia TENS con liberación miofascial con Foam Roller u otros productos de terapia de masaje profunda.

Liberar tensión muscular

Si bien la frecuencias que se manejan son tan bajas que apenas pueden sentirse, la terapia TENS sigue siendo una electroestimulación, lo que significa que además de los nervios también tiene un ligero efecto sobre los músculos y ligamentos. En concreto, la corriente transcutánea hace que los músculos se contraigan, lo que hace que se relajen luego de unos 20 o 30 minutos de sesión.

Esto a su vez genera una liberación de tensión acumulada en ellos, lo que los relaja y facilita en gran medida que posteriormente, entrados en los 45 minutos de sesión se sienta el alivio que se buscar. Es por ello que en ocasiones se realizan sesiones cortas de TENS para relajar los hombros, piernas y demás músculos después del entrenamiento.

¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios de utilizar máquinas de electroestimulación transcutánea?

La electroestimulación nerviosa transcutánea se conoce alrededor del mundo por ser una terapia muy segura. El único riesgo real estaría relacionado con una falla en la máquina que se utilice; un corto circuito o error de configuración que genere un aumento de voltaje y frecuencia en la corriente utilizada.

Lo que si se sabe es que se desaconseja su utilización en casos como los siguientes:

  • Pacientes con marcapasos: en estos casos, al ser un aparato que reacciona incluso ante las frecuencias más bajas, se recomienda evitar la TENS y cualquier otra forma de electroestimulación, en especial en las zonas cercanas a la ubicación del marcapasos.
  • Etapa inicial y avanzada del embarazo: la electroestimulación es usada en ocasiones para aliviar los dolores de espalda de mujeres embarazadas entre la semana 20 y 30 de gestación. Sin embargo, al ser potencialmente relajante, algunos especialistas desaconsejan su uso pasadas las 31 semanas de embarazo por riesgo de inducir el parto, ni en las primeras 15 semanas por riesgo de aborto espontáneo, aunque no existen ningún estudio que confirme dicho temor.
  • Problemas nerviosos severos: se han realizado estudios que arrojan resultados desfavorables para pacientes que sufran de epilepsia o incluso con problemas cardiacos severos como arritmias.
  • En piel anestesiada o lesionada: el motivo por el que no se debe realizar en estos casos es por que existe riesgo de que se agrave la lesión en la piel en caso de algún error de la máquina de electroestimulación TENS.
  • No usar cerca de la arteria carótida en ningún caso: se debe evitar a toda costa usar la TENS en el trayecto de la arteria carótida ya que algunos estudios indican que existe riesgo elevado de generar ictus isquémico.

¿Cuáles son las diferencias entre la electroestimulación TENS y la electroestimulación PENS?

¿Cuáles son las diferencias entre la electroestimulación TENS y la electroestimulación PENS?

La electroestimulación nerviosa percutánea es otra terapia de estimulación muy conocida. Esta consiste en la estimulación de un nervio de forma directa, lo que genera cambios más específicos en el comportamiento del mismo. Para esto se procede a insertar electrodos bajo la piel de forma quirúrgica, o con la inserción de agujas similares a la acupuntura que se encargarán de transmitir la corriente estimulante.

La principal diferencia con la TENS es precisamente el método de aplicación. Mientras la estimulación transcutánea se limita a transmitir la estimulación por la piel, la PENS es más invasiva e implica la inserción de material externo en la piel del paciente.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00