¿Qué rodillera es mejor para mi? Rodilleras ortopédicas vs rodilleras de compresión

Si bien, es bastante conocida la existencia de rodilleras que buscan mantener la salud de dicha articulación en buen estado, no todos somos capaces de hacer la diferencia entre lo que es una ortopédica y una de compresión, que por cierto, presentan muchas divergencias.

De manera que a continuación estaremos detallando información útil y valiosa acerca del uso de estas prendas de compresión, responderemos a la pregunta sobre cuáles son las diferencias entre rodilleras ortopédicas y las de compresión, sus respectivos usos, e indicaremos cuál de cada una es la más indicada para las personas de acuerdo a sus necesidades.

¿Cuáles son las diferencias entre rodilleras ortopédicas y rodilleras de compresión deportiva?

¿Cuáles son las diferencias entre rodilleras ortopédicas y rodilleras de compresión deportiva?

En el diálogo común y diario entre personas, resulta habitual que cada vez que surja algún tópico sobre deportes y/o salud fisioterapéutica que involucre a las rodillas, cuando se llega al punto de las rodilleras como piezas para solucionar posibles problemáticas en esta zona, no se haga una clara distinción entre lo que son las  ortopédicas y las de compresión; de manera que, se termina utilizando ambos términos de forma indistinta. Esto es algo muy común y por lo que no ha de sentirse mal quien haya cometido tal hecho, sucede por simple economía mental.

Sin embargo, y para que todos seamos capaces de hacer las diferenciaciones entre una rodillera y la otra, te explicamos de manera breve y concisa de qué va cada una:

  • Rodilleras de compresión: Este tipo de rodilleras se tratan de piezas que se colocan fácilmente siendo deslizadas por la pantorrilla hasta ubicarla en la articulación. Trabajan sirviendo de compresores y también de soporte para prevenir lesiones y para mejorar el flujo sanguíneo por esta vía. Así mismo, las rodilleras compresoras vienen en modelos y diseños un tanto más discretos que las ortopédicas, a modo de que sean cómodas para la persona que ejercita y que al mismo tiempo puedan ser usadas debajo de la ropa.
  • Rodilleras ortopédicas: Por otra parte, las ortopédicas lo que hacen es que cumplen la función de inmovilizadores y de rehabilitadores del movimiento de las rodillas, razón por la cual, son recetadas por los médicos para mejorar y fortalecer el proceso de recuperación para los casos de lesiones de mayor gravedad en las rodillas. A diferencia de las anteriores, éstas son más vistosas, algunas tienen bisagras, para darle mayor soporte mecánico, estabilidad y protección.

¿Cuáles son los beneficios de usar una rodillera de compresión?

El uso de las rodilleras resulta de suma importancia de acuerdo a diferentes casos, unos más relevantes que otros, de los cuales podemos destacar: personas deportistas o que realicen alguna actividad física con frecuencia que requiera del uso de esta articulación, de edades avanzadas, niños que se hayan lesionado, individuos con sobrepeso o con obesidad.

Independientemente del caso, son complementos muy útiles que funcionan bien sea para prevenir, como para ayudar a mejorar traumatismos leves o muy graves. La idea central de las rodilleras y de su uso, es que trabajen en conjunto con la estructura naturalmente innata de las rodillas, así como también con su anatomía biológica, de manera que se pueda reducir el dolor en esta zona del cuerpo, y que al mismo tiempo le brinden una fuente extra de estabilidad sin que dicha articulación se vea perjudicada.

A continuación una lista de los beneficios principales del uso de las rodilleras:

  • Le brindan a la rodilla un soporte de apoyo en casos de dolencias o de que la persona esté recuperándose de una lesión mayor y amerite una inmovilización parcial de la zona.
  • Sirven como compresores que aprietan las rodillas en cada una de sus partes lo que facilita y agiliza el proceso de recuperación.
  • Ayudan a prevenir lesiones y dolores indeseados.
  • Le brindan la estabilidad necesaria a los ligamentos.
  • Previenen de sufrir de artritis o de osteoartritis de rodilla.
  • Así como también trabajan en la prevención de la aparición de derrames articulares, bien sea nuevo o ya recurrentes.
  • Protege muy bien el estado de los meniscos.
  • Pueden ser utilizados por personas de todas las edades, incluidos niños y niñas.
  • Cada una de las rodilleras existentes en el mercado están fabricadas pensando en su adecuación respecto a lo que la rodilla necesite.
  • Puedes conseguir el diseño que más te guste o que mejor se ajuste a tus gustos.
  • Proporcionan calor a las rodillas, aspecto indispensable para las personas que practican deportes.
  • Son cómodas de usar, ligeras y permiten la transpiración natural de las rodillas.
  • Actúan impulsando y facilitando el flujo sanguíneo,
  • No intervienen de manera negativa en el movimiento natural de la rodilla, a menos que sean rodilleras ortopédicas que necesariamente han de realizar esto mismo.
  • Reducen y previenen a la rodilla de padecer de estrés muscular.
  • Igualmente, trabajan reduciendo y previniendo hinchazones.
  • Utilizar rodilleras ortopédicas es muy beneficioso para el tratamiento de casos con tendinitis en la rodilla.
  • Las prendas ortopédicas sirven de amortiguadores de movimientos de impacto y de vibración.
  • Las rodilleras de compresión previenen dolencias y lesiones a nivel de la rótula.
  • De igual forma, estas piezas compresión actúan apoyando la rodilla anterior y la rótula.

Tabla comparativa entre las rodilleras ortopédicas y las rodilleras deportivas de compresión

Ahora bien, hemos visto qué es una rodillera ortopédica y también que son las rodilleras de compresión, pero puede que aún no hayan quedado claro ciertos aspectos de importancia, sobre todo aquellos relacionados a los que son sus características más resaltantes, la apariencia física que tienen y los diseños que puedan presentar uno u otro.

En este apartado nos abocaremos a explicarte a detalle las diferencias concretas entre las rodilleras compresoras y las utilizadas para fines ortopédicos, para que de esta forma puedas ser capaz de reconocerlos tú mismo y también, saber cuáles son los aspectos en los que difieren el uno del otro, así podrás darles los usos particulares y específicos de cada uno dependiendo de lo que necesites.

Comparativa Rodilleras de compresión Rodilleras ortopédicas
Diseño Los diseños más comunes son aquellos que se pueden deslizar por la pierna. Ya que necesitan de un mayor soporte e inmovilización, tienden a tener sujeciones de bisagras.
También existen algunos en el mercado que tienen sujeciones de velcro, de pletinas, o de gancho. Algunas presentan unas láminas de hierro a los lados a modo de inmovilizar mucho mejor la rodilla.
Los diseños de las rodilleras de compresión son más divertidas, algunas son coloridas, estampados, figuras y más. Estéticamente no son muy atractivas ya que, como tienen fines únicamente médicos, sus diseños son más sobrios.
Tienen diversidad de colores como: negro, blanco, beige, azul metálico. Muchas veces fusionan los colores con: verde, amarillo, etc. Sus colores tienden a ser apagados, y sobre todo negros.
Características Son rodilleras de soporte para evitar lesiones. Estas se encargan más de la parte médica y de recuperación de las traumatismos graves.
Están dirigidas más que todo a las personas que practican un deporte o realizan ejercicio con frecuencia. Ameritan una prescripción médica para poder ser utilizadas por todo tipo de personas.
Previene a las rodillas de padecer lesiones leves para que no se conviertan en graves. Protegen a las rodillas de padecer lesiones graves de nuevo.
Los efectos de la rodillera se sientan durante y después de realizar actividades físicas. Los efectos de la rodillera son sentidos por el paciente luego de que se ha recuperado por completo de la lesión, cuando la rodilla retoma tu estado de salud.
Aspecto La rodillera de compresión no se compone de partes acolchadas, de manera que los ligamentos no se ven comprimidos como el resto de la rodilla. Se componen de una parte acolchada que está diseñada para proteger la zona anterior de la rodilla y la rotula.
A simple vista se ven como rodilleras muy sencillas y para nada complicadas de poner. Las rodilleras ortopédicas tienen todo un sistema de cierre y abertura especiales, enfocados en inmovilizar lo más que puedan todas las partes de la articulación.
Normalmente no son tan gruesas, aunque si varían según las necesidades del deportista. Suelen ser lo suficientemente gruesas como para mantener los músculos apretados y bien contraídos, de forma que ayuden naturalmente a la prenda a conservar todos los elementos de la rodilla en su lugar.
Pueden ser utilizadas debajo de la ropa y no se notará. Son muy vistosas y a diferencia de las rodilleras compresoras, es muy probable que se noten encima y por debajo de la ropa.

¿Qué rodillera es mejor para mi según el uso que le vaya a dar?

¿Qué rodillera es mejor para mi según el uso que le vaya a dar?

Dependiendo de distintas características, ya sea el uso que le vayamos a dar, el material, el diseño o el precio, elegiremos un tipo u otro de rodillera, a continuación trataremos de despejar todas estas dudas.

¿Cuándo usar rodilleras de compresión?

Las rodilleras de compresión son las aliadas de todo aquel o aquella que realice ejercicio con frecuencia o que practique alguna disciplina o deporte que demande del funcionamiento de las rodillas. Siendo éstas, unas de las zonas más propensas a padecer o sufrir algún tipo de lesión. De manera que las prendas compresivas actúan un paso delante de la lesión, previniendo que se produzcan y sirviéndole de soporte natural y cómodo a dicha articulación, sin llegar a ser un estorbo o resultar difícil.

Por lo tanto, se podría afirmar que las rodilleras de compresión son más aptas para su uso regular en actividades atléticas y deportivas. Igualmente, puede que la persona sufra de algún tipo de lesión, pero al tener puesta estas rodilleras estará ayudando a que el nivel de gravedad de dicho traumatismo no se torne mayor a lo que ya es.

Aquí te dejamos con una lista de cuáles son sus usos principales, así podrás tener una noción sobre si éstas rodilleras son las que se adaptan a tu situación:

  • Usa las rodilleras de compresión si eres una persona que practica algún deporte de fuerza, de levantamiento de peso, de resistencia, u otro que le demande a las rodillas un esfuerzo extra.
  • Aprovecha las propiedades compresoras que tiene, de manera que protejas la salud de cada una de las partes de tus rodillas a nivel interno y externo.
  • Utilízalas sobre todo para tus sesiones de calentamiento, puesto que sirven muy bien para calentar los músculos de las rodillas, al tiempo que promueve la lubricación natural de las mismas a nivel interno.
  • Ligado con el punto anterior y aprovechando mencionadas bondades, podrás utilizar las rodilleras compresoras para preparar muy bien tus músculos para antes, durante y después del ejercicio, de manera que prevengas cualquier tipo de lesión.
  • Colócatelas para cuando vayas a realizar ejercicios donde necesites correr, saltar, o llevar a cabo un levantamiento de pesa muy pesado en el que el foco de estabilidad se ubique en las rodillas.
  • También habrás de usarla cuando realices sentadillas demandantes.

¿Cuándo usar rodilleras ortopédicas?

Como bien hemos venido contando, las rodillas ortopédicas son las más indicadas para aquellos casos en que la persona ha sufrido de una lesión de rodilla grave tanto en menor, como en mayor medida. incluso para aquellas otras que hayan pasado por un proceso quirúrgico de esta zona y ameriten luego de una inmovilización de la misma para que ésta pueda continuar recuperándose.

Los casos donde se necesita usar rodilleras de tipo ortopédicas se caracterizarían principalmente por el estado de la rodilla. Es decir, dicha articulación se encuentra en un estado mucho más delicado de lo que pudiese estar cuando únicamente está adolorido, tal como en el caso anterior, por ejemplo. Es aquí cuando se realiza una identificación precisa sobre el uso que hay que darle a la rodillera ortopédica en tanto se recuerda el por qué y el para qué de las mismas.

Sin más, te dejamos con una lista explicativa donde se puede entrever perfectamente cuándo, dónde, por qué y para qué del uso de estas prendas ortopédicas:

  • Utilice rodilleras ortopédicas cuando ha pasado por un proceso de intervención quirúrgica de la rodilla como una pieza que le ayudará a mejorarse de esta zona.
  • Puede optar por las rodilleras articuladas que son las utilizadas con mayor frecuencia en casos de post-operatorios, sobre todo de lesiones de LCA.
  • Úselos también para inmovilizar la rodilla en casos de esguinces de 2° o 3° grado.
  • Son muchos los doctores los que recomiendan su uso para ayudar al paciente a reincorporación a sus actividades deportivas habituales.
  • Si es de las personas que practica deporte, pero que constantemente está padeciendo de dolores de LCA, puede utilizar este tipo de rodilleras que le evitarán todo tipo de dolor.
  • También puede optar por ellas en casos que necesite de estabilidad.
  • Son recetadas médicamente en casos de:
    • Lesiones o roturas de ligamentos (LCA, LCP).
    • Roturas parciales de los ligamentos.
    • Torceduras de rodilla.
    • Lesiones de menisco graves.
Item added to cart.
0 items - $0.00