Guía de compra: ¿Cómo elegir las mejores rodilleras deportivas de compresión para gimnasia? Lista 2021

La gimnasia es una disciplina deportiva muy exigente, y debido a esto, su práctica, así como el calentamiento de las extremidades corporales de forma inadecuada suelen ocasionar muchas lesiones, especialmente en la rodilla, hombros, tobillos y pies.

Es necesario tratar correctamente estos traumatismos para evitar daños mayores en las partes afectadas y seguir practicando la gimnasia o cualquier disciplina. En este post podrás encontrar información sobre las lesiones más comunes en la rodilla al practicar dicho deporte, las mejores rodilleras y cintas de compresión para tratar estas lesiones, sus características y su efectividad en la recuperación.

¿Cuáles son las lesiones de rodilla más comunes cuando practicamos gimnasia deportiva?

La gimnasia deportiva o artística se caracteriza por mezclar la creación de coreografías (habitual en la gimnasia rítmica), con acrobacias y maniobras propias de la tradicional. Los deportistas de esta disciplina requieren de fuerza, velocidad y coordinación para realizar los movimientos requeridos. Las lesiones más comunes en la rodilla están relacionadas con inflamaciones, desgarros y en casos más graves, esguinces o fracturas.

A continuación explicaremos en qué consisten algunos de estos traumatismos y sus síntomas más notables:

Desgarro en el ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior (LCA) es uno de los cuatro ligamentos de la rodilla que unen a la tibia con el fémur y ayuda a que esta se mantenga estable. En la gimnasia y en otras disciplinas como el fútbol o el baloncesto, ocurre dicho desgarro por un excesivo estiramiento de la articulación o un golpe fuerte en los costados de la rodilla.

Algunos de los síntomas derivados del desgarro del LCA son: fuerte dolor en la rodilla, dificultad para estirarla e inflamación en la zona afectada, lo que impide la realización de movimientos necesarios en la gimnasia. En algunos casos, requiere de cirugía, también es necesaria una rehabilitación y el uso de rodilleras para evitar que se produzca nuevamente.

Desgarro de menisco

El menisco es una especie de cartílago que sirve como amortiguador de la rodilla. Con el paso de los años,  se vuelve más frágil y es más propenso a desgarrarse, sin embargo, las lesiones en dicho fibrocartílago pueden suceder a cualquier edad y con mayor probabilidad si se practica algún deporte que requiera de saltos o movimientos bruscos, como es el caso de la gimnasia deportiva.

El desgarro del menisco puede ser leve, moderado o grave. Los de menor medida, sólo ocasionan dolor e hinchazón en la zona afectada y suelen recuperarse en una o dos semanas.  Los moderados generan un fuerte dolor en la rodilla y una inflamación que empeora con el transcurso de los días. Por su parte, los graves requieren de atención médica urgente  porque el menisco suele desprender fragmentos que quedan en las articulaciones y obstaculizan el buen funcionamiento de la rodilla.

Bursitis de la rodilla

Es la inflamación de una bolsa que contienen líquidos que permiten la lubricación de la articulación y facilitan su movimiento. La bursitis de rodilla se causa generalmente en los gimnastas deportivos por desplazamientos inadecuados o repetidos en exceso, por una presión constante en las articulaciones, sobrecarga muscular, un golpe considerable y directo en la rodilla, o el estrés. En algunos casos también se debe a una infección.

Esta es una lesión que se caracteriza por ser muy incómoda y sus síntomas son inflamación, hipersensibilidad y constante dolor en la rodilla a pesar de mantenerla en descanso. Si no se atiende la bursitis, los síntomas empeoran y el movimiento de la rodilla se limita aún más.

Tendinitis rotuliana

La tendinitis es la inflamación de uno o varios tendones. En la rodilla, comúnmente se da la inflamación del tendón  patelar, que une a la rótula con la tibia. Al igual que en el desgarro de ligamento cruzado, esta es una lesión habitual en gimnastas, debido a que se requieren de muchos saltos para poder desempeñar el deporte.

No es una lesión severa, pero se debe tratar con atención para evitar complicaciones a largo plazo. Sus síntomas varían desde un dolor constante, dificultad para el movimiento de las rodillas y debilidad en las piernas. En la gimnasia deportiva existen algunas recomendaciones para no sufrir estas molestias como: evitar la excesiva repetición de movimientos, la recepción con las rodillas sobrepasando el nivel de los pies y darle descansos al cuerpo por intervalos en los entrenamientos.

Subluxación patelar

La subluxación patelar ocurre cuando la rótula hace un mínimo de deslizamiento fuera de su posición natural. Si regresa a su lugar por sí sola, se considera una subluxación, pero si debe ser acomodada por especialistas, es una dislocación. Por lo general, ambas generan mucho dolor y hasta que no se recuperen totalmente, será muy difícil caminar.

En los gimnastas, suele presentarse con finalizaciones inadecuadas de las maniobras o fuertes golpes o caídas que ocasionen la subluxación. En el periodo de recuperación de este tipo de lesiones, es fundamental la inmovilización de la parte afectada. Si no tienes una protección adecuada, corres el riesgo de que ocurra nuevamente.

Fractura de rótula

También conocido como fractura patelar. Es una de las lesiones más severas en la rodilla, debido a su tiempo de recuperación y también porque la mayoría de casos, requiere de una cirugía. Dicha fractura puede identificarse fácilmente por la incapacidad para mover la rodilla y un dolor agudo.

Las causas más comunes en la gimnasia deportiva se deben a golpes ocasionados por caídas bruscas o aterrizajes inadecuados. Esto se presenta, por lo general, en personas que están comenzando a ejercer dicha disciplina ya que, aún no poseen los requisitos que exige el cuerpo para hacer tales movimientos.

Se puede describir en menor medida a una sobrecarga pero, las fracturas son problemas mucho más serios que puede conllevar al fin de su carrera. Por lo tanto, se recomienda utilizar prendas protectoras que te ayudarán a evitar estas situaciones tan lamentables.

¿Qué tipo de rodilleras y cintas de compresión son las mejores para lesiones en gimnastas?

Existen diversas rodilleras y cintas de compresión con múltiples funciones, por lo que es necesario encontrar y utilizar una que sea efectiva con respecto a la lesión a tratar ya que de lo contrario, podrías perjudicar más la zona afectada.

A continuación los tipos de rodilleras y cintas de compresión más recomendados:

Cinta para tendinitis rotuliana

Como su nombre lo indica, es una cinta de comprensión ideal para tratar la tendinitis rotuliana. Es efectiva al realizar la inmovilización del tendón. Además, ayudan en la recuperación de lesiones similares en los meniscos. Al inmovilizar las zonas afectadas, impiden que éstas se rocen con otras zonas de la articulación y disminuyen casi por completo el dolor.

Rodillera deportiva de comprensión

Este tipo de rodilleras son de uso principalmente preventivo. Son inmovilizadoras y eso evita que la rodilla realice movimientos que le ocasionen una fractura o un desgarro grave. Algunas cuentan con extensores de resortes y almohadillas para que su uso sea más cómodo.

Las rodilleras deportivas son utilizadas generalmente en los entrenamientos de gimnasia y en algunas modalidades su uso es obligatorio, ya que también protege de golpes que generen heridas o raspones en esa zona. Y, además de evitar cualquier lesión, también podrás tratarlas si son leves, según lo que indique tu médico.

Rodilleras post-operatorias

A diferencia de las rodilleras deportivas de comprensión, este tipo son aplicadas luego de operaciones quirúrgicas en la rodilla.  Sirven para proporcionar estabilidad y aliviar los dolores de la cirugía mientras mantiene alineados los ligamentos y tendones para facilitar la recuperación.

¿Qué características debes tener en cuenta antes de elegir la mejor rodillera deportiva para practicar la gimnasia rítmica?

¿Qué características debes tener en cuenta antes de elegir la mejor rodillera deportiva para practicar la gimnasia rítmica?

La gimnasia es una disciplina que requiere de mucho entrenamiento y un estilo de vida adecuado a esta práctica, además es necesario estar siempre protegido para evitar cualquier accidente que suelen ser recurrentes y, sobre todo, en  jóvenes que están comenzando a ejercerla. Por lo tanto, aquí te ayudaremos a escoger la rodillera deportiva que más se adapte a ti, ya que, más que una prenda protectora, es una pieza moderna utilizada en casi todo los deportes del mundo.

A continuación sus distintas características para que realices una correcta elección:

Según su función

  • Rodilleras para el dolor: Estas prendas son muy buenas para tratar todo tipo de dolor en esa zona del cuerpo. Gracias a la presión que ejerce, tendrás una muy buena circulación sanguínea lo que es beneficioso para tratar inflamaciones, heridas y hasta dolencias que son recurrentes en la gimnasia por movimientos bruscos, rápidos y hasta por caídas.
  • Rodilleras para la protección: Nada más ventajoso para un gimnasta que estar prevenido de cualquier lesión que podría perjudicar su carrera por el resto de su vida. Por ende, lo más recomendable es utilizar la rodillera deportiva para protegerse caídas u otros accidentes que puedan ocurrir. Se debe destacar que esta pieza mantiene en su lugar toda la articulación de la rodilla por lo tanto, sus efectos tan positivos.
  • Rodilleras abiertas: Es abierta en el área delantera para la contención rotuliana, lo cual es un apoyo para evitar movimientos bruscos y disminuirle el trabajo de la movilización. A pesar de esta ventaja, tendrás que consultar con tu entrenador para verificar si es la más adecuada para tu entrenamiento, ya que no protege de golpes en la zona de en frente.
  • Rodilleras cerradas: Al ser completamente cerrada, se convierte en el favorito de los deportistas debido a toda la protección que genera en cada área de la rodilla. En la mayoría de los casos vienen incorporados con otros materiales como silicona para realizar su trabajo de protección y estabilización de forma efectiva.

Material de fabricación

Una buena cinta o rodillera también depende del material con el que está hecho. Hoy en día la mayoría de estas prendas están creadas con neopreno, un material fresco que permite la transpiración y suele ser hipoalergénico, también pueden fabricarse con materiales o componentes derivados del carbono, que se destacan por su flexibilidad y comodidad.

En un principio se fabricaban con fibras como el nylon, por su resistencia, transpirabilidad, ligereza y más. Pero, hoy en día el material más utilizado es el neopreno, debido su gran capacidad de soporte, movilidad y protección pero, tiene muy poca transpiración, por lo tanto siempre es confeccionado con spandex o nylon.

Tipo de sujeción

Generalmente, las rodilleras deportivas tienen un sistema de sujeción compuesto de velcro, para que puedan ajustarse cómodamente a la rodilla. Otras, en cambio, tienen bandas metálicas que se unen con el contacto y sirven como cierre. Ambos sistemas de sujeción son ideales para aquellas personas que practican disciplinas con mucho movimiento como la gimnasia deportiva.

  • Rodilleras con Velcro: Es uno de los sistemas de sujeción más cómodos utilizados por los gimnastas deportivos. Está compuesto de unas cintas adhesivas que se adhieren casi automáticamente entre sí al tener un leve contacto, sujetando firmemente la zona de la rodilla proporcionando presión y confort a la vez.
  • Rodilleras con gel antideslizante: Algunas rodilleras incluyen un gel que impide que la prenda se mueva de su posición adecuada sin importar los movimientos que el gimnasta realice. Esto es beneficioso para dichos deportistas que necesiten moverse mucho.
  • Rodilleras de neopreno: Es un material recomendado en la gimnasia deportiva por su resistencia, que protege a los atletas de golpes y posibles cortes pero sin perder la flexibilidad. También se caracteriza por ser un material hipoalergénico y absorbe el sudor con facilidad, evitando que la rodillera se vuelva resbaladiza.

Talla

Estas prendas deben quedar justas en la rodilla, con un margen de espacio para que la articulación pueda moverse libremente. Unas rodilleras muy apretadas pueden cortar la circulación de la sangre y producir calambres, mientras que una muy holgada no cumple con las funciones de tensión e inmovilización requeridas para evitar o tratar las lesiones.

Diseño

El diseño de estos complementos es una característica subjetiva. Anteriormente, las rodilleras tenían modelos muy coloridos y llamativos, en concordancia con la moda de la época. En la actualidad, predominan los minimalistas y unicolores, con algunos detalles fluorescentes,  pero también es posible encontrar prendas con diseños personalizados mediante fábricas especializadas en esta parte de la creación de vestimentas deportivas.

Esto lo convierte en una excelente opción para los gimnastas que quieran lucir más llamativos y hasta con más estilo, por la variedad de opciones que tienen para escoger y que se adecuen a la persona. De esta forma, no sólo sentirás comodidad exterior, también tendrás la protección y el cuidado que tu rodilla necesita para evitar todo tipo de lesiones.

Precio

El costo de las rodilleras deportivas, están adecuadas a sus materiales y todo el diseño que lo compone, para poder ejercer los beneficios terapéuticos que necesitas en la articulación, sin necesidad de comprar en corto tiempo otro tipo de prenda, ya que garantiza durabilidad y resistencia.

Así que protege bien tu rodilla y no inviertas tu dinero en productos que no genere compresión, transpirabilidad o un adecuado soporte, ya que simplemente será un gasto innecesario. Recuerda que es mejor realizar una compra con un precio más elevado, pero que sí pueda realmente cubrir tus necesidades, y no seguir exponiendo las rodillas a la práctica del gimnasio.

¿Funcionan realmente las rodilleras de compresión para gimnasia?

¿Funcionan realmente las rodilleras de compresión para gimnasia?

Varios estudios científicos han comprobado que las rodilleras de compresión sí funcionan en la gimnasia. Aunque, es importante destacar que su uso también debe ir acompañado de rutinas de ejercicios con descansos y buenas sesiones de calentamiento antes de realizar maniobras.

Las terapias de comprensión ayudan a la recuperación y fortalecimiento de los tejidos musculares, haciéndolos menos propensos a sufrir lesiones, especialmente las fracturas que suelen ser un gran obstáculo en la gimnasia deportiva. También, trata y evita delicadas afecciones como lo son el linfedema, várices y otros problemas relacionados con la circulación sanguínea.

Debido a su recomendación terapéutica comprobada por distintos estudios, atletas profesionales están utilizando a menudo este tipo de terapias para tratar las lesiones de una manera más rápida. Aseguran no presentar efectos adversos, por lo que es recomendable y confiable la aplicación de dichas terapias compresivas en disciplinas deportivas como la gimnasia.

Item added to cart.
0 items - $0.00