Guía de compra: ¿Cómo elegir los mejores calcetines y medias deportivas de compresión para ciclismo? Lista 2021

Uno de los deportes con mayor expansión en el mundo es el ciclismo. El cual, se puede realizar en diferentes tipos de terrenos y además, también se caracteriza por ofrecer numerosos beneficios para la salud: optimiza el tono muscular, mejora las articulaciones, incrementa el calcio de los huesos, eleva la capacidad pulmonar, etc.

Sin embargo, los ciclistas no están exentos de sufrir una lesión durante su vida deportiva. Sobre todo, si no utilizan el equipo de protección adecuado. Por ello, detallaremos cuales son las patologías más comunes provocadas por el ciclismo y destacamos la importancia de usar medias compresivas para este deporte.

¿Cuáles son las lesiones más comunes cuando practicamos ciclismo?

Por naturaleza, el ciclismo exige a los atletas mantener un pedaleo constante durante varias horas consecutivas en las que, así como se requiere suficiencia por parte de las piernas, también debe intervenir una incesante sucesión de flexión y extensión de las articulaciones del tobillo, la rodilla y la cadera.

Al igual que, la estabilidad de la zona lumbar, la región del tronco y el abdomen e incluso, movimientos correctos del cuello en extensión y acciones de amortiguación pertinentes en el brazo y la muñeca. Es decir que, demanda una serie de estructuras corporales para mostrar el mejor rendimiento.

En consecuencia, dado que el ciclismo se interpone en la mayor parte del cuerpo, puede generar diferentes lesiones por la repetitividad de todos los gestos asociados al pedaleo. De la misma forma, por las posturas que el deportista adopte sobre la bicicleta, la superficie sobre la cual realiza las prácticas (montaña o asfalto) y la velocidad a la que recorre la distancia objetivo.

Sin más preámbulos, mencionamos cuáles son las patologías más frecuentes que declinan el bienestar del ciclista y causan frustraciones en él:

Tendinitis rotuliana

Es un tipo de lesión sobre el tendón que conecta la rótula con la tibia. El cual, es conocido como “tendón rotuliano” y funciona con los músculos situados en la parte frontal del muslo para poder extender la rodilla. Dicha afección, normalmente, es causada por un pedaleo intenso, una posición incorrecta en la configuración del sillín de la bicicleta, cambios de ritmo súbitos y pedaleos con grandes desarrollos durante largos trayectos.

Como consecuencia, genera fuerte dolor e inflamación del tendón rotuliano, así como también una notable sobrecarga en la zona de las rodillas. Esto, le impide al deportista realizar movimientos tales como: seguir pedaleando o subir escalones, por ejemplo. Para tratar esta lesión, se prescriben medicamentos y ejercicios de fisioterapia, estiramientos y métodos de cuidado para restablecer el funcionamiento del tendón.

Condromalacia rotuliana

Se distingue como una de las lesiones más comunes entre la mayoría de ciclistas y básicamente, es una afección que interviene en el cartílago ubicado debajo de la rótula (el cual, funciona como un amortiguador natural). En este deporte, frecuentemente, se presenta condromalacia rotuliana por pedalear durante desarrollos largos o por cadencias muy bajas, así como también por conservar una altura baja del asiento ejerciendo mayor presión entre el fémur y la rodilla.

Por su parte, en cuanto a los principales síntomas de esta patología, destacamos que, provoca intensos dolores por la parte anterior de la rodilla, dificultad para extenderla completamente y una sensación de rigidez en la zona. Es por ello que, si el paciente anda en bicicleta, baja escaleras o realiza sentadillas, el dolor puede incrementar de manera aguda.

Tendinitis en el tendón de Aquiles

Consiste en un desgarro que se manifiesta en el tendón de Aquiles, fijado para unir el hueso del talón con el músculo de la pantorrilla. Entre sus signos y síntomas más comunes, concretamos que empieza con un dolor latente en la parte posterior de la pierna o la parte superior del tobillo y este, durante la práctica del ciclismo, se agudiza exponencialmente. Además, provoca rigidez en la zona del tobillo y molestias al caminar, saltar o subir escaleras.

Ahora bien, en referencia a sus causas, mayormente, este tipo de lesión se desencadena por el sobreesfuerzo en el tendón, es decir, cuando el atleta permanece durante muchas horas montado en su bicicleta y todos sus entrenamiento son de esa forma. Sumado a ello, otros móviles son: el asiento muy alto, una mala posición del pie en el pedal o un ajuste incorrecto de las calas de la zapatilla, tienden a ocasionar una tendinitis en el tendón de Aquiles.

Lumbalgia

Las molestias en la región lumbar del cuerpo, también aparecen debido a las prácticas de ciclismo realizadas erróneamente. Estas, en general, se diagnostican por provocar un fuerte dolor en la zona más baja de la espalda o bien, lo que se conoce como “área lumbar”. Casi siempre, las lumbalgias en los ciclistas son producidas por situar el sillín en una posición muy alta que genera una hiperextensión de la parte lumbar.

Encima de esto, los dolores lumbares también se manifiestan por una mala postura sobre la bicicleta, una configuración inadecuada del sillín-manillar, una talla de la bicicleta contraindicada para las medidas corporales del deportista, las bielas sumamente largas, la utilización de desarrollos largos que causan alteración en el golpe del pedal y una posición erecta que provoca compresión de los discos intervertebrales. Incluso, en ocasiones, por factores genéticos (como la disimetría).

Cervicalgia

Otra de las lesiones más habituales en los ciclistas, son las cervicalgias que afectan el cuello del paciente directamente, causando un dolor severo. En consecuencia, la diagnosis de un un dolor cervical se puede obtener por la tensión y sobrecarga excesiva en la zona del cuello que, en especial, compromete los nervios, las vértebras y los músculos de la parte cervical del cuerpo.

En la mayoría de los casos, la cervicalgia aparece a causa de un ajuste erróneo entre en sillín y el manillar, así como también por una postura incorrecta del ciclista sobre la bicicleta. No obstante, también se distingue otros factores que afectan la región cervical y producen esta lesión, los cuales son: una altura del sillín contraindicada, una longitud inadecuada del manillar, una distribución anómala de los pesos por tener el sillín adelantado, etc.

¿Cuáles son los beneficios de las medias y pantorrilleras de compresión para ciclistas?

¿Cuáles son los beneficios de las medias y pantorrilleras de compresión para ciclistas?

Para eludir las diferentes lesiones que se manifiestan debido a la práctica del ciclismo, se han diseñado prendas de compresión que, así como garantizan protección, ayudan a mejorar el rendimiento si se utilizan con constancia. En especial, las medias, calcetines y pantorrilleras compresivas que son elementos que llegan hasta la rodilla o la cadera para ejercer una fuerza controlada sobre las piernas.

Son numerosos los ciclistas que se han sumado a emplear este tipo de prendas durante sus prácticas y competencias para así adquirir los siguientes pros:

  • Optimizan la oxigenación muscular.
  • Contribuyen a regular la circulación de la sangre.
  • Mejoran el rendimiento del ciclista.
  • Reducen los dolores musculares.
  • Minimizan la vibración que se registra durante una ruta en los gemelos.
  • Previenen diferentes lesiones que afectan las extremidades inferiores.
  • Aceleran el tiempo de recuperación.
  • Evitan la pérdida de calor en la zona.
  • Aportan una notable comodidad.
  • Disminuyen la acumulación de ácido láctico.

¿Qué características debes tener en cuenta antes de elegir la mejor media compresiva para ciclismo?

En vista de que, las medias de compresión no están dirigidas a personas que practican ciclismo únicamente, es importante que los atletas dedicados a ejercer esta destreza sepan cómo elegir las medias compresivas más indicadas para su deporte. Por lo cual, destacamos los aspectos más relevantes a tener en cuenta a la hora de comprar una media de compresión para obtener su máximo provecho posible en esta disciplina:

Según su función

Los calcetines de compresión para ciclistas, pueden cumplir con diferentes funciones en torno a la condición o necesidad de cada deportista:

  • Favorecer el retorno venoso y eludir problemas circulatorios.
  • Liberar a los músculos de cargas excesivas.
  • Ayudar a la recuperación de la zona.
  • Aliviar los posibles dolores o molestias.

Material de fabricación

Es ideal usar medias de compresión que transpiren sin acumular el sudor en el área. Por ende, lo más indicado es comprar aquellas que han sido fabricadas con nylon, poliéster o elastano. Pues, estos son materiales sintéticos que simplifican la transpirabilidad del área. No es recomendable que tengan costuras.

Tipo de compresión

Aparte de la función y del material de fabricación, también es primordial valorar el tipo de compresión que ofrece la media compresiva. Ya que, la mayoría de marcas manejan diferentes grados de sujeción y esto es importante para obtener los beneficios deseados. Así, en líneas generales, se recomienda un calcetín que ejerza una presión de entre 15 y 30 mmHg.

Talla

Asegúrate de comprar una talla adecuada, ya sea S, M, L o XL. Tomando en cuenta que, una media muy pequeña puede generar estrangulamiento, frenado o detención del flujo sanguíneo, mientras que, una media muy grande no efectuará una compresión correcta. Asimismo, no es ideal usar este tipo de prendas en talla única.

Como recomendación, para saber cuál es tu talla exactamente, puedes medir el perímetro de tu gemelo o calcular una relación entre tu altura y tu peso, dependiendo de los parámetros que indique el fabricante.

Diseño

En función de la longitud, el diseño de la media puede variar para cumplir con un cometido específico a fin de cubrir la piel hasta cierta altura. Entre estos, se destacan:

  • Los calcetines que únicamente incluyen el pie y los pantys.
  • La media corta (o pantorrillera) que va desde el tobillo hasta debajo de la rodilla.
  • La media larga que se sitúa por encima de la rodilla hasta la mitad del muslo.
  • Las mallas de compresión que se colocan desde los pies hasta la cintura.

Precio

De manera global, los precios de las medias de compresión para ciclismo fluctúan entre 25 a 50 euros, dependiendo de la marca, el diseño y la función. Aunque para algunos deportistas puede resultar costoso, lo cierto es que no es apropiado usar medias falsificadas o imitaciones. Dado que, estas últimas son fabricadas con un material de poca calidad y por ello, su efectividad puede ser pobre.

¿Funcionan realmente las medias de compresión para mejorar el rendimiento y recuperación en ciclistas?

¿Funcionan realmente las medias de compresión para mejorar el rendimiento y recuperación en ciclistas?

Si, completamente. Ya que, este tipo de prenda de compresión favorece el riego sanguíneo que consiste en la cantidad de sangre eyectada por el corazón en la aorta por minuto. Además, fomenta la recuperación de los músculos en un menor tiempo, en vista de que contribuye a que llegue más oxígeno a ellos.

Por si fuera poco, tienen la capacidad de eludir diferentes lesiones comunes en el ciclismo, ofrecen comodidad y soporte muscular, al igual que, garantizan una función termorreguladora ideal para elevar el rendimiento del deportista durante sus competencias a largas distancias y por lapsos de tiempo prolongados.

De modo que las medias deportivas de compresión para ciclistas, son la mejor alternativa para aumentar el rendimiento deportivo, y si tienes una lesión, podrás lograr una rápida cura con el uso de la terapia compresiva, cuyo trabajo es eficaz en el mejoramiento de los componentes internos del pie y pantorrilla.

Item added to cart.
0 items - $0.00