Quienes somos

Somos un pequeño grupo de jóvenes emprendedores que quiere aportar lo mejor de cada uno de nosotros para mejorar la vida de las personas. Feel Recovery nace con un único y principal objetivo, mejorar la calidad de vida de las personas mediante la reducción y eliminación del dolor, ya sea para personas con dolores crónicos o causados por lesiones deportivas o laborales. Para ello diseñamos productos de alta calidad pensados en aportar alivio del dolor, recuperación o prevención de decenas de dolencias producidos por el desgaste diario en el ámbito laboral o la práctica deportiva.

Todos los productos de la marca Feel Recovery se basan en la aplicación de terapias no invasivas que han sido demostradas por estudios científicos que funcionan en la mejora de la salud de las personas y/o aumentan el rendimiento deportivo sin tener que recurrir a intervenciones quirúrgicas o tratamientos dolorosos e invasivos.

Nuestro equipo de colaboradores

Para garantizar que el sitio web de Feel Recovery proporciona contenido preciso y completo, trabajamos con autores cuidadosamente seleccionados que tienen experiencia en el ámbito de la salud. Nuestros contenidos están revisados ​​por profesionales de la salud, desde fisioterapeutas, médicos, entrenadores deportivos etc. El contenido se revisa y actualiza periódicamente para mantener la precisión y reflejar las últimas investigaciones al respecto.

Uso de terapias alternativas basadas en la ciencia

Creamos contenido de valor para dar la mejor información en el ámbito de la salud, desde el conocimiento de los tipos de lesiones por cada parte del cuerpo y como prevenirlas, mejorar nuestro rendimiento deportivo y evitar las temidas lesiones en el deporte, como aliviar cualquier tipo de dolor o conocer cuales son las dolencias más habituales que podemos sufrir. Para ello contamos con un equipo de colaboradores que da fe y certifica toda esta información y así, aportar a nuestros lectores contenido informativo, eso sí, nunca sustituyendo el diagnóstico de un especialista cualificado.

Nos hemos especializado en las siguientes terapias con evidencia científica para aliviar el dolor y prevenir todo tipo de lesiones:

Crioterapia:

La crioterapia es la aplicación de frío en nuestro cuerpo con fines beneficiosos. El concepto se forma con el prefijo crio-, que significa, literalmente, frío, o también helado, y con la raíz -terapia, que consiste en el tratamiento completo de un problema. Así, podemos decir que resulta un método eficaz para tratar ciertos problemas y afecciones usando la baja temperatura como recurso para ello.

Electroterapia:

Esta es una técnica que busca alivio a dolores y algunas dolencias físicas mediante la aplicación de energía eléctrica y electromagnética, entre otras variantes, a través de la piel con el uso de almohadillas conductoras llamadas electrodos. Es un tipo de terapia segura y que debe ser aplicada por un fisioterapeuta especializado en la manipulación de electricidad para abordar algunas clases de dolencias.

Electroestimulación (EMS):

Estimulación Eléctrica Muscular es la respuesta a la contracción muscular utilizando impulsos eléctricos de baja y media frecuencia. Dichos impulsos son generados por un electroestimulador y se transmiten a los músculos mediante electrodos situados estratégicamente para generar una contracción muscular natural. Gracias a los últimos avances en los campos de la electroestimulación y la neurociencia, se ha desarrollado un nuevo y revolucionario concepto: La electroestimulación integral activa.

Método RICE:

El método R.I.C.E puede que, por estas siglas, desconocido aún para ti, es un protocolo médico que nos ayuda, con sencillos pasos, a recuperarnos después de una lesión. En este texto te explicamos a fondo en qué consiste, punto a punto, y sus ventajas. También conocerás ante qué tipo de lesiones podemos usar el método RICE y, por supuesto, te hablaremos de otros protocolos similares, pues es posible que en tu caso necesites beneficiarte de algún otro como el PRICE, POLICE, el RICER, o el MEAT.

Terapia de acupresión:

La acupresión es una de las múltiples técnicas usadas en la Milenaria Medicina Tradicional China. Es similar a otras terapias que ya llevan tiempo implantadas en Occidente como por ejemplo la acupuntura aunque, por supuesto, no igual. En este caso, lo que se busca es el fluir la energía llamada Chi en nuestro interior para lograr su equilibrio y que, con ello, nuestro estado sea saludable, beneficiándonos de aspectos como alivios, reducciones, eliminaciones, calmas y otras formas de tratamiento contra el dolor.

Terapia de compresión:

La finalidad es mejorar la velocidad de la circulación de la sangre y evitar el estancamiento gracias a la actuación de la compresión sobre las paredes venosas, lo cual supone otras muchas mejoras como que la pared vascular funcione correctamente, que se desinflamen las zonas afectadas o que el metabolismo de un tejido mejore favoreciendo la recuperación.

Terapia de frío y calor:

Se basa en el contraste de temperatura al que nos exponemos con intenciones diversas. Generalmente, los objetivos están relacionados con la mejora de lesiones, reducción del dolor, con la prevención de maltrato de una zona o incluso se está utilizando como método de relax o en cosmética. La terapia frío/calor consiste en aplicar uno y otro en momentos diferentes, según corresponda y según en el momento en el que se encuentre nuestro sistema nervioso, muscular o nuestra lesión.

Terapia de liberación miofascial:

La terapia funciona al liberar toda la tensión acumulada en una zona del tejido miofascial, que es una de las principales causas de dolor, así como estirar los tejidos para que se relajen y la dolencia se diluya, generando alivio. Sin embargo, esta puede no ser una cura total para la lesión, ya que llegados a este punto es posible que el problema se haya vuelto crónico.

Terapia de masaje:

La terapia del masaje o, simplemente, el masaje, es un tratamiento sobre los tejidos blandos de nuestro cuerpo (músculos, tejidos conectivos, piel, etc) para tratar todo tipo de patologías, lesiones o malestar en los músculos, los huesos, en el aparato circulatorio, en el sistema nervioso o incluso alteraciones psicológicas.

Terapia de percusión:

La terapia de percusión es el tratamiento del tejido muscular y fascia profundo, utilizando movimientos rápidos y verticales dentro de las adherencias musculares, cuasando así una respuesta neuromuscular. El uso profesional de esta terapia combina la ciencia de nuestra amplitud, frecuencia y torque.

Terapia de puntos gatillo:

Los puntos de dolor miofascial o puntos gatillo son nudos que se crean en los tejidos musculares más profundos, causando un intenso dolor. El mismo no siempre se manifiesta justo en la zona en la que se desarrolla el punto, sino que es referido a zonas cercanas que aparentemente no parecen estar relacionadas. De hecho se estima que más del 80% del dolor se manifiesta en otras partes del cuerpo.

Termoterapia:

La definición más sencilla de la termoterapia es el tratamiento de dolencias mediante la aplicación de calor. Pero en la actualidad, esta terapia también se usa con fines estéticos. En cualquier caso, el procedimiento es similar: recibir calor en una zona concreta o de manera general para conseguir un beneficio para nuestra salud. Existen infinidad de beneficios como por ejemplo la simple ayuda para que nos sea más fácil dormir hasta, mejorar la capacidad de volver a caminar tras un accidente.

Item added to cart.
0 items - $0.00