¿Cómo usar las bolsas de gel para frío y calor para aliviar el dolor e hinchazón de los tendones por tendinitis?

Usar bolsas de gel para frío y calor para aliviar el dolor e hinchazón de los tendones por tendinitis resulta muy efectiva dentro de los primeros 3 días. Gracias a esta terapia de frío podrás controlar el dolor y la inflamación del tendón lesionado.

Sin embargo, antes de aplicar este remedio casero es importante que conozcas cuáles son las causas y origen del dolor e hinchazón de los tendones para que no lo repitas. También, hablaremos sobre las ventajas de aplicar frío en la zona lesionada y cómo hacerlo correctamente. ¡vamos allá!

¿Cuáles son las causas y origen del dolor e hinchazón de los tendones por tendinitis?

El tendón es una banda de tejido fibroso que conecta al músculo con el hueso, transmitiendo fuerza y acción sobre el músculo. El origen de la tendinitis es la inflamación de un tendón, generando dolor agudo en o alrededor del mismo.

Esta afección genera dolor y sensibilidad fuera de la articulación producto de la inflamación e irritación del tendón. Generalmente, esta inflamación se produce por la flexión, estiramiento y torsión excesiva del tendón, generando lesiones traumáticas.

Generalmente, estos daños mejoran alrededor de 2 a 4 semanas. Sin embargo, en la mayoría de los casos se convierte en un problema crónico por uso continuo de la articulación, tardando hasta más de 6 semanas en curarse.

Entre las manifestaciones de tendinitis más comunes tenemos la tendinopatía de Aquiles del tobillo muy presente en corredores. También, la tendinitis del manguito rotador del hombro, epicondilitis lateral o codo de tenista, codo de golfista, hombro del lanzador, hombro de nadador y rodilla de saltador.

Para que lo tengas en cuenta, ahora te hablaremos de qué causa la tendinitis:

  • Sobrecarga de cualquier actividad física: Esta situación genera cambios degenerativos crónicos en los tendones.
  • Ejercicio esporádico: Los atletas de fin de semana que realizan ejercicios de forma esporádica suelen desarrollar dolor en los tendones.
  • Estrés repetitivo: La causa más común de desarrollar tendinitis por usar las mismas articulaciones en los mismos movimientos, generando una lesión sobrevenida. Algunos deportes que exigen este tipo de esfuerzos son: Basquetbol, Bolos, Golf, Tenis, Correr, Natación y Beisbol.
  • Malas condiciones laborales y otras situaciones: Algunos trabajos de oficina y otras situaciones que exijan movimientos repetitivos, posiciones incómodas, alcanzar lugares por encima de la cabeza, vibraciones, entre otras malas condiciones podría causar daño en los tendones. Algunos de ellos por usar maquinaria y equipamiento inadecuado, calzados viejos, entre otros.
  • Enfermedades generalizadas (sistémicas): La diabetes, la gota, psoriasis, enfermedades de tiroides, artritis reumatoide, entre otras patologías podrían desencadenar degeneración del tendón.
  • Edad: El envejecimiento trae consigo pérdida de elasticidad, por lo que aumenta la vulnerabilidad a sufrir lesiones del tendón.
  • Reacción a algunos fármacos: Como efecto secundario de algún tratamiento podría generar pérdida de elasticidad y, en consecuencia, mayor vulnerabilidad a lesiones.
  • Piernas de distinta longitud: Quienes nacen con esta condición requieren un mayor esfuerzo físico al caminar, por lo que podría generar un desgaste en el tendón.

¿Cuáles son las ventajas de aplicar frío para reducir el dolor por tendinitis?

¿Cuáles son las ventajas de aplicar frío para reducir el dolor por tendinitis?

Aplicar frío para reducir el dolor e inflamación por tendinitis es uno de los tratamientos naturales efectivos para estirar y fortalecer el músculo y el tendón.

Por eso, queremos hablarte sobre las muchas ventajas que ofrece el uso de la terapia de frío para tratar la inflamación del tendón:

  • La aplicación de frío sobre la zona afectada por tendinitis aumenta el poder natural de recuperación de la lesión. Debe usarse de inmediato para tratar nuevas lesiones o lesiones de tejidos blandos. De esta manera, se ralentiza el proceso de daño en el tejido, disminuyendo la hinchazón.
  • Ante el dolor, el frío actúa como un adormecedor de los nervios dentro y alrededor de los isquiotibiales, reduciendo el dolor. De allí que, actúe como un analgésico natral y orgánico que trata el dolor justo en el origen de la lesión.
  • Minimiza el tiempo de recuperación a largo plazo, y permite una incorporación oportuna a las actividades cotidianas.
  • Reduce la posibilidad de recaer en una próxima lesión del tendón.
  • Disminuye la posibilidad de que se ocasione una tendinitis a largo plazo que se convierta en crónica.
  • Podrás controlar tu tratamiento y curación en casa.
  • Minimiza el coste en fármacos antiinflamatorios (píldoras, inyecciones, visitas al hospital, entre otros).
  • Se trata de un método de curación comprobado y efectivo que se ha utilizado por siglos para controlar el dolor y la inflamación por tendinitis.
  • Una alternativa 100% natural, efectiva y muy económica que puedes aplicar por ti mismo.

¿Cómo usar las bolsas rellenas de gel frío y reducir la inflamación por tendinitis de las articulaciones?

¿Cómo usar las bolsas rellenas de gel frío y reducir la inflamación por tendinitis de las articulaciones?

Ante una lesión por tendinitis las bolsas rellenas de gel frío son una excelente opción si se aplica durante las primeras 72 horas de presentar dolor e inflamación. La zona lesionada se adormecerá, se minimiza el daño tisular, aliviando el dolor y la sensibilidad. Además, los vasos sanguíneos se contraerán haciendo que la hinchazón e inflamación disminuya.

Sin embargo, es importante saber cómo aplicar correctamente las compresas de gel frío para tratar tendinitis de las articulaciones, y, a continuación, te lo contamos:

  1. Congelar las bolsas rellenas de gel en el congelador o frigorífico por mínimo 2 horas.
  2. Una vez que tenga la temperatura adecuada, colocar directamente en la zona lesionada. No tendrás que preocuparte por usar un paño o tela para evitar el contacto directo con la piel, ya que nuestros productos incluyen una funda agradable al tacto.
  3. El tiempo de aplicación del frío debe limitarse de 15 a 20 minutos. Las sesiones pueden realizarse cada 4 a 6 horas durante 3 días consecutivos.
  4. Supervisar el área lesionada cada 5 minutos mientras está en contacto con el frío para evitar daños a la piel.
  5. Finalizada la sesión debe devolver la compresa de gel frío al frigorífico o congelador para que adquiera la temperatura adecuada para volver a usar.
  6. Luego de estos 3 días de la lesión se recomienda aplicar calor, ya que ofrece un mayor beneficio al dolor e inflamación en tendinitis crónicas. Sobre todo, si el tejido ya está tenso y constreñido, donde el frío solo generará más tensión durante el movimiento. Tampoco está indicado el frío en casos de sufrir calambres o espasmos, o personas con síndrome de Raynaud, ya que aumentará el dolor.
  7. También, se recomienda combinar las compresas rellenas de gel frío con descanso. Es decir, que se debe evitar el movimiento del tendón al menos por 3 días. Esto incluye las actividades que generen esfuerzo físico como levantar objetos pesados, girar o sujetar con fuerza o practicar deportes.
  8. Usar apoyo ortopédico como rodilleras, tobilleras, muletas, cabestrillos ayudará a proteger al tendón inflamado para minimizar el esfuerzo físico. Si optas por vendas, estas cuentan con un diseño especial que se adaptará a cualquier parte del cuerpo y podrás llevarla contigo a cualquier lado.
  9. En la fase crónica se recomienda combinar con ejercicios de rehabilitación. Estos deben hacerse con reposos intercalados entre el estiramiento y el ejercicio.
Item added to cart.
0 items - $0.00