Bolsa de Gel Frío/Calor Reutilizable Rodillas con Cinta Elástica de Compresión

$24.00

Envío en solo 24-48H
Compra Segura
Garantía de 2 años
Devolución Asegurada
Atención Especializada

Los clientes que vieron este producto también compraron

Características de la bolsa de gel fría para dolor de rodilla




¿Qué usos y beneficios tiene la bolsa de gel frío para la rodilla?

¿Para qué sirve?

En frío:

  • Rotura de ligamentos
  • Dolor
  • Inflamaciones
  • Lesión de meniscos
  • Esguinces
  • Fatiga articular
  • Desgarros
  • Traumatismos

En calor:

  • Desgaste de cartílago
  • Osteoartritis
  • Artrosis
  • Dificultades vasculares
  • Dolor (sin inflamación)
  • Gota
  • Apoyo postoperatorio
  • Contracturas y calambres

¿Qué beneficios tiene?

  • Alivio del dolor: la transferencia de frío al cuerpo hará que los receptores de dolor bajen su umbral para que haya un alivio en las personas que han sufrido lesiones nuevas. Mientras más leve sea la lesión, mejor será el efecto que el hielo y el calor tendrán debido a sus componentes diseñados para evitar quemaduras y generar protección adicional a la piel. El frío funciona como analgésico y antiinflamatorio por eso es utilizado en el mundo deportivo.
  • Reducir la inflamación: cuando los tejidos blandos se dañan, comienzan a liberar un compuesto químico para dividir las células y comenzar su recuperación ante lesiones físicas y de tejidos como músculos, tendones y ligamentos. Aunque la inflamación es un proceso natural, se debe ayudar a que la hinchazón no se expanda y el frío es ideal para evitar este crecimiento inflamatorio, que también ocasiona mayor dolor localizado en la zona afectada.
  • Acelera la recuperación: como esta bolsa de gel también puede transferir calor, puedes utilizarla en caso de que tengas lesiones crónicas que no hayas podido superar en el tiempo y a las que estés acostumbrado a lidiar. Hay lesiones deportivas y otras dolencias ocasionadas por enfermedades degenerativas que dejan molestias articulares y en los ligamentos, el calor mantendrá protegida el área afectada para que sigas con tu actividad diaria.
  • Prevención de lesiones: como te indicamos, el hielo tiene propiedades para reducir la inflamación y el dolor, pero también hará que las articulaciones aguanten mejor las incidencias de las actividades físicas. La bolsa de gel cubre la rodilla y evita el desgaste muscular y articular, que cuando avanza compromete el funcionamiento de los tendones y ligamentos. Para usar correctamente el frío, debes seguir algunas recomendaciones que verás más adelante.
  • Compresión: otro plus que tiene esta bolsa de gel es que cuenta con una cinta de velcro que sirve como cierre y funciona para ofrecer compresión en la rodilla, así la protege de posibles lesiones por desgaste y desgarros cuando realizas un cambio en la intensidad deportiva o cuando haces un trabajo atípico como subir escaleras cuando se daña el ascensor para llegar a tu piso. La compresión tiene múltiples beneficios en la rodilla.
  • Mejora el rendimiento deportivo: cuando tomas las previsiones necesarias y evitas tener una lesión, podrás estar más tiempo activo, en entrenamiento, en el trabajo y en casa si sobre ti recae muchas responsabilidades. Pese a que la rodilla es fuerte, su rango de movimiento es limitado y puede tener lesiones cuando los tejidos se estiran de más y cuando levantas un peso y la rodilla se desbalancea. Las torsiones bruscas dejan daños que en la mayoría de los casos se controlan con esta bolsa de gel.
  • Mejora la circulación sanguínea: ante problemas como várices y úlceras, ambas con un origen en dificultades vasculares, la bolsa térmica funciona perfecto para realizar terapias de contraste y mejorar el aparato circulatorio hasta lograr alivio del dolor y bajar la hinchazón en las piernas. Al mejorar la circulación, la sangre tiene un mejor retorno hacia arriba, pero es recomendable que el cuerpo esté de pie y activo. La bolsa se ajusta perfectamente a la rodilla y deja que sigas en movimiento.
  • Activación celular: una forma de activar las células es relajando los músculos dañados con el frío, con esta bolsa logras que las fibras se desagrupen e inicie la recuperación del tejido afectado en lesiones físicas. Además, cuando son lesiones pasadas y aún hay dolor, sin inflamación, el calor llevará los nutrientes que el cuerpo requiere para atender el dolor y las molestias asociadas a lesiones articulares que siguen presentes en la rodilla.
  • Moretones: no se necesita de un fuerte golpe para que aparezca un moretón, que en realidad es una hemorragia dentro de la piel que ocasiona manchas de varias tonalidades y visibles en el exterior. La bolsa de gel al ser utilizada con frío hará que se controle la expansión del moretón y evita que haya más dolor en la rodilla. Tras un golpe directo y caídas, es recomendable aplicar esta bolsa y reducir las probabilidades de que tengas esta molesta marca en la piel por varias semanas.

¿Cuándo usar?

Terapia de frío

  • ¿Cuándo aplicar frío?: la rodilla tiene muchas formas de decir que algo no va bien en su funcionamiento. Puede que tenga una deformación, que sientas dolor al caminar, al torcer el tronco mientras el pie está fijo y mientras intentas recoger algo del suelo. Siempre debes estar atento a estas señales y más cuando sufriste un golpe o caída recientes, a veces los síntomas no son claros en el momento. Evitar aplicar frío si hay una herida abierta en la rodilla, tampoco debes usar frío si tienes alguna reacción alérgica ni cuando hay dolor sin inflamación, puesto que se trata de otro tipo de lesiones en las que el calor tendrá un mejor efecto. Toma en cuenta que, si practicas deporte, debes tenerla a la mano y te será útil para lograr alivio inmediato cuando sea requerida, es un producto reutilizable y resistente a los cambios de temperatura.
  • ¿Cómo usar en frío?: pensarás que el frío no tiene riesgos en el cuerpo, pero no es así. Es probable que haya quemaduras en la piel si usas esta bolsa térmica durante más de 20 minutos continuos. Siempre es recomendable comenzar con una aplicación de 15 y 20 minutos para dar paso a la piel y a los receptores de dolor adaptarse al cambio de temperatura. La bolsa de gel tiene una tela que protege la piel, pero funciona mejor solo si respetas el tiempo de uso. Coloca la bolsa dentro del congelador durante dos horas antes de su uso. Siempre debes permitir que repose antes de colocarla en la rodilla, después de que pasen 20-25 minutos, retira la bolsa para que los tejidos descansen otros 10 minutos y después vuelve a usar el frío. Este ciclo puedes repetirlo una vez por hora, en algunos casos se permite tres o cuatro veces al día.

Terapia de calor

  • ¿Cuándo aplicar calor?: el uso de calor es un poco más complejo porque debes conocer bien qué tipo de lesión estás abordando, por lo general es mejor contar con la orientación de un médico especialista o un fisioterapeuta, pues ellos te darán las pautas principales por las que debes regirte para obtener el resultado que buscas en la rodilla. El calor sirve de vasodilatador, estimula el flujo sanguíneo, activa la multiplicación de células y mantiene los tejidos a una temperatura saludable para evitar rigidez. Si sientes que la rodilla está dormida o sientes hormigueo, es mejor no aplicar calor y buscar el apoyo de un médico. Toma en cuenta que altas temperaturas también queman la piel, si no cuidas el lapso que debes usarlo.
  • ¿Cómo usar en calor?: coloca la bolsa de gel dentro de un baño de maría o un microondas durante varios minutos. Retira con cuidado la bolsa y con las manos debes distribuir mejor el calor que transmite el gel, para eso debes mover el gel sin quemar tus manos. Solo se recomienda utilizar este producto durante 15-20 minutos, después debes dar un descanso en la rodilla. Es recomendable que estés sentado o recostado para aplicar calor en la articulación. Este ciclo debes repetirlo entre tres y cuatro veces al día.

Terapia de contraste

  • ¿Cuándo aplicar frío y calor?: esta es una terapia poco común y que siempre debe estar supervisada por un fisioterapeuta, a menos que ya estés acostumbrado a los baños de contraste que tienen el mismo efecto que esta bolsa cuando se emplea de forma combinada el frío y el calor. Esta terapia se utiliza ante lesiones crónicas y que requieran de la regulación de nutrientes a través del torrente sanguíneo. En personas con problemas vasculares como varices y úlceras, resulta de gran utilidad porque calma el dolor al entrenar nuevamente las venas y vasos para que haya un mejor retorno venoso. Con frecuencia es una terapia rápida que busca resultados a corto plazo, pero siempre debes tener en cuenta un descanso en los tejidos para evitar saturarlos de cambios bruscos de temperatura.
  • ¿Cómo usar en frío y calor?: las terapias combinadas van a tener un tiempo distinto dependiendo de la parte de la rodilla en la que desees aliviar el dolor y la inflamación. Primero debes comenzar con el uso del calor durante 15-20 minutos y posteriormente dar un reposo a los tejidos de 2-3 minutos, mientras preparas la bolsa para aplicar frío. Si tienes dos bolsas en vez de una, es mejor porque aumenta la efectividad del tratamiento de contraste en la articulación. Cuando uses el frío, recuerda que no debes pasar los 20 minutos en su utilización para evitar adormecer la rodilla, además bajas la probabilidad de tener quemaduras, aunque este modelo de bolsa de gel tiene una tela protectora.

F.A.Q: Preguntas frecuentes

¿Existen contraindicaciones en el uso de bolsas de gel reutilizables para la rodilla?

Hay varias condiciones que debes tomar en cuenta antes de utilizar esta prenda. Siempre debes tener cuidado de no quemar tus manos al calentar la bolsa de gel, además requieres de mover el gel para evitar afectar la dermis.

Este es un producto completamente seguro, pero hay algunos factores de riesgo a considerar para reducir los factores de riesgo que tiene el uso de calor y frío excesivos en la piel.

  • No aplicar en una herida abierta o que se ha infectado.
  • No aplicar en pacientes con trastornos vasculares, salvo supervisión médica.
  • No aplicar si padeces algún trastorno circulatorio o nervioso, salvo supervisión que un médico.
  • No aplicar sobre una zona donde la piel sea sensible o esté irritada.

¿Qué riesgos existen al usar compresas rellenas de gel de frío y calor para rodillas?

Es importante aclarar algunas dudas básicas que de seguro debes tener si nunca habías utilizado este tipo de bolsas de gel para el tratamiento con frío y calor en el cuerpo. Lo primero que debes saber es que necesitas tener claro cuándo usar cada tipo de terapia.

Sin embargo, dejamos un par de preguntas clave que son importantes que tengas a la mano, a modo de que tengas algunas medidas de seguridad.

  • ¿Pueden quemar tu piel?: si, pese a que la bolsa está fabricada para evitarlo, el uso que le das va a ser determinante para que haya alivio en la rodilla sin necesidad de que tengas quemaduras. Usa las manos con precaución para estar seguro de que la bolsa no está muy caliente y si eres sensible al frío, notarás que la bolsa te molesta.
  • ¿Pueden ser tóxicas?: hasta ahora, no hay registro de daños en la piel de la rodilla por intoxicación o reacciones alérgicas al material con el que las bolsas como estas son fabricadas. Pero te sugerimos no aplicar lociones ni geles en la piel antes de colocar la bolsa, debido a que no sabes si tendrán alguna reacción alérgica ante el frío y calor propios de este producto.

¿Cómo saber si la bolsa de gel fría para dolor de rodilla es buena para mi?

Si sueles tener lesiones físicas en casa, el trabajo en la práctica deportiva, entonces este producto es para ti. Solo necesitas tener claro los posibles usos y el tiempo de aplicación para lograr los resultados que buscas en el alivio del dolor y la inflamación. Si al leer las recomendaciones a lo largo de este artículo tienes más dudas, entonces es recomendable acudir a un médico para que tengas claro cómo sacar el máximo provecho de la bolsa de gel frío/calor según tu caso particular.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.