¿Cómo usar las bolsas de gel para frío y calor para aliviar el dolor de piernas cansadas?

¿Te has preguntado por qué al final del día te duelen tanto las piernas? Si es así, seguramente estás sufriendo del síndrome llamado “piernas cansadas”. Este síndrome está asociado a un conjunto de patologías, y es mucho más frecuente en mujeres.

Aunque no se trata de un padecimiento grave, suele generar muchas molestias y pesadez al caminar, moverlas o estar de pie, afectando la calidad de vida. En dependencia de la patología que se encuentre asociada existe un amplio arsenal de tratamientos. Hoy te hablaremos de las bolsas de gel para frío y calor para aliviar el dolor de las piernas cansadas. ¡comencemos!

¿Cuáles son las causas y origen del dolor e inflamación por piernas cansadas?

¿Cuáles son las causas y origen del dolor e inflamación por piernas cansadas?

El síndrome de las piernas cansadas se caracteriza por generar dolor y pesadez a nivel de las piernas. Por lo general, viene precedido de un día intenso en actividades que termina generando un dolor inespecífico, calambres, pesadez e hinchazón.

La hinchazón y el dolor, por lo general suelen empeorar al mantenerse mucho tiempo de pie o sentados. Las piernas cansadas no implican en muchos casos una patología en concreto o de gran relevancia. Pero, involucra a la circulación venosa de las piernas por una insuficiencia venosa periférica.

Esta insuficiencia venosa periférica puede estar generada por muchos factores entre los que podemos mencionar:

  • Variaciones hormonales: Las hormonas juegan un papel importante en el sistema linfático. Durante los cambios hormonales que generan el ciclo menstrual se pueden generar una mayor retención de líquidos. Esa retención de líquido puede acumularse en los sitios declives del cuerpo como en las piernas.
  • Herencia y la edad: La herencia juega un papel muy importante en muchas patologías y en la insuficiencia venosa también es así. Mientras existan familiares directos que la padezcan existen más probabilidades que de desarrolle en el transcurso de la vida. Además, con los años los tejidos se debilitan y existe más probabilidades de desarrollar patologías vasculares.
  • Sedentarismo: No realizar actividades físicas o deportivas condicionan que los músculos de las piernas no ejerzan su función de coadyuvar en la circulación. Caminar, trotar o practicar cualquier deporte favorece el retorno venoso aliviando la pesadez de las piernas.
  • Alimentación y malos hábitos: Los malos hábitos en general pueden generar problemas cardiovasculares y esto favorecer la insuficiencia venosa periférica. Una mala alimentación facilita la aparición de la obesidad y el sobrepeso. Soportar más peso del adecuado para la estatura siempre va a generar un síndrome de piernas cansadas.
  • Tabaquismo: El tabaco o cigarrillo contienen sustancias que son toxicas y deterioran las paredes de las venas. Estas sustancias afectan las válvulas de las venas a mediano y largo plazo impactando directamente el flujo sanguíneo de las piernas.
  • Exceso de sodio y falta de potasio: Esto se genera por una alimentación con alto consumo de sal y poco potasio. Esto se traduce en mayor retención de líquidos como mecanismo compensatorio del cuerpo de mantener un equilibrio hidroelectrolítico.
  • Temperaturas ambientales altas: Las altas temperaturas ambientales provoca una dilatación de los vasos sanguíneos, incluyendo las venas de las piernas. Esto permite mayor acumulación de sangre y líquidos en los miembros inferiores y se traduce en más pesadez e hinchazón.

¿Qué es mejor para recuperar las piernas cansadas, frío o calor?

¿Qué es mejor para recuperar las piernas cansadas, frío o calor?

El síndrome de piernas cansadas se puede manejar de diversas maneras para ayudar a mejorar los síntomas. Lo primero, es evitar permanecer mucho tiempo de pie o sentado, sobre todo en la temporada de verano por el exceso de calor. Es importante iniciar la práctica de deportes como caminar para ayudar a los músculos a bombear el exceso de líquidos y sangre.

Quienes tengan un grado de insuficiencia venosa periférica avanzado, pueden ayudarse con el uso de medias compresivas. Son también llamadas medias de descanso porque disminuye la hinchazón y mejoran el retorno venoso. Para mantener un adecuado funcionamiento de los músculos y las venas se debe evitar el uso de ropa muy ajustada. En algunos casos son necesarios los tratamientos farmacológicos que mejoran la circulación de los miembros inferiores.

Sin embargo, también existen alternativas de tratamientos muy útiles y fáciles de aplicar como las terapias de frío y calor. El frío y el calor son dos temperaturas que ejercen funciones muy interesantes sobre el organismo que favorecen la circulación. Se ha comprobado que una combinación de ambas produce un efecto sinérgico que mejora considerablemente las piernas cansadas.

Pero antes, conoce los beneficios de ambas por separado:

Beneficios de aplicar frío

El frío es un excelente antiinflamatorio y calmante del dolor, su uso está destinado a los procesos inflamatorios agudos. Sin embargo, a pesar de eso si se usa en combinación con la termoterapia se pueden aprovechar al máximo sus beneficios:

  • Calmante del dolor: La colocación de compresas o bolsas de gel frío en las piernas provoca un bloqueo en las terminaciones nerviosas periféricas. De esta forma se impide que se transmitan los impulsos dolorosos y por consiguiente se genera una disminución del dolor.
  • Potente antiinflamatorio: Colocar frío localmente genera una constricción de los vasos sanguíneos de esa zona y por consiguiente una reducción del flujo sanguíneo. De esta forma se impide la liberación de sustancias proinflamatorias y el daño de los tejidos adyacentes.
  • Recuperación de tejidos: Cuando existe una mala circulación de los miembros inferiores a largo plazo se genera un daño a nivel de los tejidos. El frío evita el daño celular, la invasión de células reparadoras que incrementan la inflamación y permite recuperar los tejidos blandos.

Beneficios de aplicar calor

El calor por su parte también aporta muy buenos beneficios para mejorar la circulación de los miembros inferiores. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Vasodilatación: El calor provoca un efecto de vasodilatación en las venas de las piernas. Esto aumenta el flujo sanguíneo favoreciendo un mayor aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos blandos adyacentes.
  • Efecto relajante: La termoterapia es una excelente opción para relajar los músculos de los miembros inferiores. Esto es muy importante sobre todo cuando hay tensión muscular por cansancio.
  • Analgésico: Como existe un mejor oxigenación de los tejidos y a su vez un efecto relajante eso permite una rápida mejoría del dolor.
  • Mayor bienestar: El uso del calor sobre los músculos de las piernas produce un efecto relajante que se traduce en mayor bienestar. Además que la termoterapia reduce los niveles de estrés.

¿Cómo usar las bolsas rellenas de gel frío/calor para reducir la inflamación de las piernas?

Las bolsas rellenas de gel son una excelente opción para realizar la combinación de las terapias de frío y calor. Estas terapias de combinación son conocidas como las terapias de contraste, que se realizan con agua en cubetas. Como no todas las partes del cuerpo favorecen el uso de las cubetas se han ideado nuevas alternativas como las bolsas de gel. Para esto, es necesario tener dos bolsas rellenas de gel, una para calentarla y otra para enfriarla.

Proceso de calentamiento

El proceso de calentamiento de las bolsas de gel es muy sencillo, puedes utilizar microondas o un baño de María. Debes tener especial cuidado al momento de calentarlas porque las nuestras no están diseñadas para ser usadas en caliente. Sin embargo.

Siguiendo estos consejos podrás calentarlas con éxito:

  • En caso de calentarse en un microondas, se coloca la potencia en 800W durante 30 segundos.
  • Es necesario verificar la temperatura al tacto y masajear la bolsa para que el calor se distribuya uniformemente.
  • Lo ideal es lograr una temperatura entre los 38 y 44 grados centígrados. Es  la temperatura perfecta para calentar los tejidos pero sin llegar al punto de quemarnos.
  • En caso de no estar lo suficientemente caliente, puedes devolver la bolsa de gel al microondas y calentar por 10 segundos más.
  • Si llegase a calentarse de más, entonces lo mejor es dejarla unos minutos a temperatura ambiente. Al llegar a la temperatura ideal está preparada para ser usada.
  • Si no se cuenta con microondas puede calentarse en baño de María colocando a hervir 3,5 litro de agua en una olla.
  • Cuando haya hervido, apaga la estufa y coloca la bolsa de gel.
  • Espera un lapso de tiempo de 8 a 10 minutos y retira la bolsa del agua caliente. Utiliza una pinza que no tenga filo para que no dañe a la bolsa de gel.
  • Seca muy bien la bolsa de gel para que pueda ser usada.

Proceso de enfriamiento

Este proceso es también muy sencillo, estas son las recomendaciones para enfriar la bolsa de gel de forma correcta:

  • Se debe colocar la bolsa de gel en el congelador o frigorífico durante al menos 2 horas de anticipación.
  • La temperatura óptima de la bolsa debe estar entre los 10 y 20 grados centígrados para que funcione adecuadamente la terapia.
  • Luego de trascurrido las 2 horas se saca la bolsa de gel del congelador para ser usada.

Terapia de contraste con bolsa de gel

La forma correcta de esta terapia es alternar las temperaturas para lograr una correcta activación sistema cardiovascular. Al colocar calor y posteriormente frío se provoca una vasodilatación y vasoconstricción que mejora la circulación sanguínea y linfática. Esto reduce sustancialmente el dolor, la inflamación y el edema.

La forma correcta de realizar la terapia de contraste es la siguiente:

  • Se inicia colocando la bolsa de gel caliente sobre las piernas por un lapso de aproximadamente entre 5 y 8 minutos.
  • Posteriormente se coloca la bolsa de gel fría sobre las piernas por un lapso de 2 a 3 minutos.
  • Volvemos a colocar la bolsa de gel caliente sobre las piernas para repetir el ciclo. Pueden realizarse entre 3 o 4 ciclos de cambios de temperaturas en la terapia.

Estas terapias de contraste pueden repetirse diariamente para ofrecerle una recuperación y mejoría a las piernas cansadas. Son muy útiles sobre todo esos días donde ha sido extenuante la jornada laboral.

Item added to cart.
0 items - $0.00