¿Cómo usar las bolsas de gel para frío y calor para aliviar el dolor por hemorroides hinchadas?

El dolor por hemorroides hinchadas suele ser muy común en la mayoría de las personas. Por lo general, no se trata de un problema de salud grave, pero si genera mucha molestias y dolor. Como muy pocas veces se acude al médico para ser diagnosticadas y tratadas tienden a evolucionar y aumentar de tamaño.

Aunque existen muchas opciones de tratamientos para mejorarlas, suelen responder muy bien a las terapias de frío con bolsa de gel. Si quieres conocer más sobre estas terapias para aliviar el dolor por hemorroides hinchadas no dejes de leer la siguiente información.

¿Cuáles son las causas y origen del dolor por hemorroides inflamadas?

¿Cuáles son las causas y origen del dolor por hemorroides inflamadas?

Las hemorroides son un grupo de venas que forman parte de la circulación de la zona del recto y el ano. La inflamación de las mismas da origen a la enfermedad hemorroidal y comúnmente se les suele llamar “almorranas”.

La enfermedad hemorroidal se caracteriza por producir congestión, inflamación, desplazamiento y prolapso de estas venas hacia el exterior del ano. Es una patología muy frecuente y a pesar de no ser un trastorno grave, genera mucha molestia y dolor. Suelen afectar con igual frecuencia a los hombres y a las mujeres entre los 40 y 60 años. Sin embargo, en las mujeres embarazadas aumenta la tasa de aparición por la mala circulación propia del embarazo.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes suelen ser:

  • Molestias y dolor: Es el síntoma característico de las hemorroides, se presenta como un dolor agudo en el canal del recto y ano. Se presenta mayormente durante las evacuaciones o posterior a ellas. Cuando existe una inflamación severa el dolor puede presentarse en cualquier momento y persistir en el tiempo.
  • Prurito anal: Es otra de los síntomas que suelen referir las personas que lo padecen. Por lo general se suele confundir con parasitosis intestinal, pero su distinción es que puede aparecer en cualquier momento del día. En cambio, algunos parásitos que ocasionan prurito anal generan molestias nocturnas.
  • Sangrado por el ano o rectorragia: El sangrado es uno de los síntomas que suele generar preocupación. Puede ser visible en el papel al limpiarse o mucho más abundante en forma de gotas en el inodoro.
  • Salida o prolapso de las hemorroides: se presentan como un bulto doloroso alrededor del ano. Tienen gran contenido de sangre y si no se reducen a tiempo pueden producir trombos.

Si no se recibe el tratamiento adecuado paras las hemorroides inflamadas puede generar otras patologías como:

  • Anemia: Es producto del sangrado constante y excesivo durante un tiempo prolongado.
  • Infecciones: Como ya es bien sabido la zona del año y recto tienen una flora bacteriana. Si existe una ruptura de las hemorroides las bacterias pueden ingresar y generar infecciones.
  • Fistulas anales: puede generarse posterior a una infección en esa zona, creando una abertura desde la parte interna hacia el exterior.

Las hemorroides inflamadas o almorranas suelen clasificarse en internas y externas. Las hemorroides internas son las que se producen en las venas que se encuentran en el interior del ano. Son las más frecuentes y se encuentran de 2 a 4 cm por encima del ano.

Ellas pueden inflamarse, sangrar, doler posterior a las deposiciones y prolapsarse. Las hemorroides externas se generan alrededor del ano y suelen acompañar a las hemorroides internas y pueden generar hemorroides trombosadas.

Según la gravedad se pueden clasificar en cuatro grados:

  • Grado I: En esta fase de la enfermedad las hemorroides pueden inflamarse levemente en su interior. No son visibles a la exploración.
  • Grado II: Existe un grado mayor de inflamación pero las hemorroides permanecen internas todavía. En algunas ocasiones pueden salirse externamente pero vuelven a recogerse de forma espontánea.
  • Grado III: Se trata de las hemorroides que se prolapsan, sobre todo con las defecaciones. En este caso requiere que se introduzcan nuevamente y suele ser muy fácil hacerlo.
  • Grado IV: En esta fase las hemorroides se prolapsan a tal punto que permanecen afuera del ano. Suelen ser hemorroides muy grandes y dolorosas.

La principal causa de las hemorroides es el aumento de la presión en el ano y la parte terminal del recto. Este aumento de presión genera una dilatación que provoca que se inflamen y sobresalgan hacia abajo y externamente. Entre las causas más frecuentes encontramos:

  • Esfuerzos excesivos al defecar: Realizar esfuerzos repetidos al defecar puede genera una presión a nivel del ano que favorezca la aparición de hemorroides inflamadas.
  • Estreñimiento crónico: El padecer estreñimiento crónico puede condicionar la aparición de las almorranas. Se generan por la presión interna que produce el bolo fecal endurecido y el excesivo esfuerzo al defecar. Este esfuerzo aumenta la probabilidad de inflamar las hemorroides.
  • Diarreas crónicas: El aumento de las deposiciones puede ocasionar aumento de la presión en la región anal y también irritar a las hemorroides.
  • Estar mucho tiempo de pie o sentados: Las posturas inadecuadas de permanecer mucho tiempo sentados o de pie predisponen a un retorno venoso lento. Esto genera mala circulación en las venas periféricas y de la región anorectal.
  • Embarazo: El peso del feto genera mayor presión en las venas intraabdominales y pélvicas que favorecen la aparición de hemorroides inflamadas. El pujo excesivo del parto también las inflaman.
  • Levantar mucho peso: realizar actividades que involucren levantar mucho peso condicionan mayor presión en la zona rectal y a la aparición de hemorroides inflamadas.

¿Cuáles son las ventajas de aplicar frío para reducir el dolor por hemorroides hinchadas?

¿Cuáles son las ventajas de aplicar frío para reducir el dolor por hemorroides hinchadas?

En esencia las almorranas son venas dilatadas, inflamadas y muy dolorosas. Entonces para contrarrestar se requiere del frío que produce efectos fisiológicos contrarios muy beneficiosos.

La crioterapia es un tratamiento muy sencillo. Consiste en la aplicación de frío en la zona de las hemorroides para aliviar el dolor e inflamación. Es uno de los métodos menos invasivos, a diferencia de las cirugías que generan más incomodidades y complicaciones.

Entre los beneficios que genera aplica frío sobre la zona del ano podemos resaltar:

  • Vasoconstricción y reducción de inflamación: La vasoconstricción que provoca el frío genera una reducción del flujo sanguíneo en la zona del ano. Como consecuencia de esto se genera una pérdida de calor en la piel y los tejidos profundos. Esto se traduce en una mejoría de la inflamación y el edema.
  • Reducción del dolor y el picor: al aplicar frío en la región del ano se genera una liberación de mediadores químicos. Uno de ellos es la histamina que contribuye a que se reduzca considerablemente el dolor y el prurito. Además, el frío interrumpe el ciclo dolor-espasmo-dolor produciendo una relajación de los músculos y del tejido adyacente.
  • Disminución del tamaño de las almorranas: La vasoconstricción que genera el frío reduce considerablemente el tamaño de las hemorroides.
  • Procedimiento sencillo, práctico y económico: la aplicación de frío es uno de los métodos más sencillos. Lo puedes aplicar desde la comodidad del hogar y si es aplicado correctamente no genera ningún efecto secundario. Además no es invasivo y no requiere gastos en tratamientos costosos.

¿Cómo usar las bolsas rellenas de gel frío para reducir la inflamación en hemorroides?

La aplicación de crioterapia puede realizarse mediante la colocación de bolsas de gel frío, compresas, baños de asiento, y paquetes de gel frío. Las compresas se realizan humedeciendo un paño o toalla e introduciéndolas en el frigorífico o congelador. Al estar frío se saca de la bolsa y se coloca en una silla para que la personas pueda sentarse sobre ella.

Los baños de asiento pueden realizarse colocando agua fría en un recipiente que permita que la persona pueda sentarse sobre él unos minutos. Puede añadírsele hielo al agua para ayudar a mantener la temperatura fría durante 15 minutos. También, pueden usarse los paquetes de gel frío para hemorroides. Ellos se enfrían en el congelador o el frigorífico y se colocan en la parte posterior de la ropa interior. De esta forma, se tiene mayor contacto con la zona del recto y ano.

Sin embargo, debemos aclarar que nuestras bolsas de gel no están diseñadas para sentarse sobre ellas. Por esto, se deben seguir estas recomendaciones puedes dar un uso correcto y satisfactorio a las mismas:

  1. Enfriar las bolsas de gel: Sólo deben ser colocadas dentro del congelador o frigorífico durante mínimo 2 horas. Pasado este tiempo es necesario que se verifique la temperatura correcta al tacto.
  2. Colocar la bolsa en la zona afectada: Como nuestras bolsas no permiten sentarse sobre ellas entonces la persona puede acostarse boca abajo y colocarla en la región glútea. Nuestras bolsas no requieren el uso de fundas protectoras o de paños para uso, pueden usarse directamente sobre la zona. Esto se debe al tejido protector y suave que presentan en una de sus caras.
  3. Realizar tiempos de exposición: Las bolsas de gel pueden ser colocadas por un lapso de 15 a 20 minutos cada 1 a 2 horas. La terapia puede ser realizada por  72 horas para ayudar a reducir los síntomas de inflamación. Recuerda siempre no exceder los tiempos de exposición porque pueden generar quemaduras y otras complicaciones en la piel.
  4. Vigilar la condición de la piel: Mientras se esté realizando el tiempo de exposición recuerda estar vigilante de las condiciones de la piel. Si notas algún cambio en la coloración de la piel suspéndela inmediatamente.
  5. Vuelve a enfriar la bolsa de gel: Al culminar la terapia de frío con la bolsa de gel devuélvela al congelador o frigorífico. Es importante que la bolsa de gel recupere su temperatura para el nuevo tiempo de exposición.
Item added to cart.
0 items - $0.00