Guía de compra: ¿Cómo elegir las mejores tobilleras de compresión para esguinces de tobillo? Lista 2021

Los ligamentos tienen la función de estabilizar las articulaciones para evitar que se produzca un movimiento inesperado. Sin embargo, por diversas eventualidades, es probable que estos tejidos excedan su límite máximo de elongación y como resultado, se origine la rotura parcial o total de la porción ligamentosa.

En efecto, se desencadena un esguince o torcedura del tobillo que manifiesta un cuadro sintomatológico particular. Uno de los tipos de esguinces más comunes, es aquel que ocurre en la zona de los tobillos (especialmente en el lado externo) y dada su frecuencia, es importante saber cómo se puede tratar con la ayuda de una tobillera de compresión.

¿Cuáles son los síntomas de un esguince de tobillo?

¿Cuáles son los síntomas de un esguince de tobillo?

Un esguince de tobillo se define como la lesión que se manifiesta sobre las bandas de tejido encargadas de ayudar a mantener unidos los huesos del tobillo, es decir, los ligamentos situados en dicha parte de la extremidad inferior. En general, este tipo de torcedura ocurre cuando el paciente dobla, tuerce o gira la articulación bruscamente mientras camina o corre y en consecuencia, estira los ligamentos del tobillo más allá de su límite regular hasta producir un desgarro.

El esguince de tobillo se distingue como una afección súbita que representa alrededor del 25% de todas las lesiones relacionadas con el deporte. Tomando en cuenta que, a la hora de diagnosticar esta patología en la cual los ligamentos se fuerzan más allá de su amplitud normal de movimiento, es imprescindible definir el nivel de gravedad de la lesión para poder tratarla de manera pertinente.

La gravedad de un esguince tiene la siguiente clasificación:

  • Esguince de grado 1: Se basa en una ligera distensión de los ligamentos que estabilizan los fragmentos óseos del tobillo. Gracias a esto, el dolor y la inflamación que se presenta es tenue, aparte de que no existe laxitud articular asociada ni ningún tipo de rotura en dichos ligamentos.
  • Esguince de grado 2: En este caso, se manifiesta la rotura parcial de la porción ligamentosa del tobillo. En efecto, el dolor es más intenso, el proceso inflamatorio es más evidente, también aparece una deformación y cambio de color en la piel (hematomas). Sumado a esto, existe una ligera inestabilidad articular.
  • Esguince de grado 3: Es el esguince de tobillo más agudo de todos. Dado que, genera la rotura total del tejido ligamentoso (o más del 50%) y por ello, tanto el dolor como la inflamación, equimosis y deformidad son más acentuadas. Aparte de esto, el tobillo afectado presenta gran inestabilidad y se observa impotencia funcional de la articulación.

Las causas y factores de riesgo que motivan la manifestación de un esguince en el maléolo son:

  • Sufrir una caída repentina que produzca la torsión del tobillo.
  • Caer erróneamente después de girar o saltar.
  • Recibir un golpe directo.
  • Experimentar un fuerte pisotón por parte de otra persona.
  • Caminar sobre una superficie irregular o un campo en malas condiciones.
  • Practicar ciertas destrezas deportivas (fútbol, baloncesto, tenis, running, etc.).
  • Usar un calzado inadecuado (de tacón alto, con desgaste, una talla incorrecta, etc.).
  • Tener sobrepeso u obesidad.
  • Tener déficit de fuerza o flexibilidad en los tobillos.

Esta lesión presenta los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor prominente en la articulación afectada: El cual, incrementa cuando el paciente soporta su peso corporal sobre el pie.
  • Sensibilidad a la presión y al tacto: Es decir que, también se presenta molestia o incomodidad cuando se presiona o toca el tobillo.
  • Inflamación o hinchazón: Tanto en el tobillo lesionado como en la parte lateral, se puede observar una tumefacción notable.
  • Hematomas o cambio de color en la piel: Es posible que haya enrojecimiento de la zona o cierta equimosis.
  • Limitación del rango de amplitud de movimiento: Lo cual, restringe la actividad hacia la parte externa del maléolo.
  • Inestabilidad articular: Esto, aumenta la dificultad para mantener estable el tobillo lesionado y por ende, no es posible apoyarlo sobre cualquier superficie ni caminar con normalidad.
  • Chasquido o crujido de la articulación: Normalmente, se produce en el instante que ocurre el esguince de tobillo.
  • Otros síntomas: Dolor crónico en el tobillo, inestabilidad articular permanente y artritis en la zona.

¿Cuáles son los beneficios de usar una tobillera de compresión para tratar el esguince de tobillo?

Tras diagnosticar el esguince de tobillo en base a su causa, su grado de gravedad y sus síntomas, el médico especialista podrá establecer un tratamiento adaptado a cada paciente para acelerar el proceso de recuperación en el menor tiempo posible.

Para fomentar una recuperación más rápida, el profesional de la salud recomendará someterse a un tratamiento de fisioterapia para recobrar la movilidad. Entre estos tipos de ayudas, una de las mejores terapias alternativas consiste en la terapia de compresión.

Las tobilleras ajustables o de compresión son prendas elásticas que cuentan con un diseño ergonómico y terapéutico para favorecer el tratamiento de las dolencias o molestias persistentes en esta zona de las extremidades inferiores.

Estas prendas se caracterizan por tener los siguientes beneficios:

  • Alivian el dolor de forma instantánea.
  • Reducen la inflamación gracias a la sujeción que aplican.
  • Mejoran la circulación sanguínea para proveer una rápida recuperación.
  • Protegen el tobillo para evitar la manifestación de una lesión más aguda.
  • Minimizan la fatiga muscular en la zona afectada.
  • Ofrecen mayor estabilidad y comodidad en el tobillo.
  • Transfieren calor y evitan el frío en la región afligida para producir un efecto sedante.
  • Ayudan a limitar el movimiento del tobillo con el objetivo de prevenir la acentuación de la dolencia.

¿Qué tipo de tobilleras deportivas son las mejores para mejorar el esguince de tobillo?

En el caso de los esguinces de tobillo, se recomienda elegir una tobillera deportiva específica que garantice todos los beneficios de la terapia de compresión. Aunque es primordial seleccionar una tobillera en función del nivel de gravedad de la torcedura para inmovilizar el tobillo en menor o mayor grado, lo cierto es que existe un modelo apto para agilizar el proceso de recuperación independientemente del grado del esguince en el área.

La cual, es conocida como “tobillera deportiva de compresión” y se caracteriza por su elasticidad pensada para favorecer las prácticas deportivas (gracias a su movilidad) y para reforzar la articulación del tobillo, en caso de esguinces o desgarros. La tobillera deportiva está confeccionada con un material compresivo transpirable y sin costuras de gran calidad que muestra la capacidad de descargar, estabilizar y dar sujeción al tobillo, tras sufrir una lesión.

Sus principales ventajas son las siguientes:

  • Produce una mejora en la circulación sanguínea.
  • Ejerce un masaje compresivo continuo para brindar alivio.
  • Elimina la fatiga muscular.
  • Entrega mayor estabilidad a la articulación del tobillo.
  • Garantiza comodidad y seguridad para el quehacer diario y/o las rutinas de ejercicio.
  • Proporciona una notable protección en el tobillo y sus partes adyacentes.
  • Previene la manifestación de las molestias después de la lesión.
  • Favorece la absorción de la humedad para evitar los malos olores.
Item added to cart.
0 items - $0.00